COMENTARISTAS

viernes, 24 de marzo de 2017

Besos de libro #141 El retorno (II)



No tenía ningún autocontrol.
Besar a Josie era lo último que debería estar haciendo, pero estaba cansado de luchar contra lo que ella quería. ¿Habíamos estado dirigiéndonos a aquello? ¿Estaba engañándome a mí mismo cada noche viniendo aquí, tocándola, y luego dejándola, pensando que no estaba construyendo algo entre nosotros?
Sí, era un tonto.
Pero mi boca estaba sobre la de ella, y la acción parecía haberla cogido por sorpresa; su cuerpo estaba rígido, pero yo insistí. A medida que mis labios se movieron sobre los suyos, algo se despertó, algo salvaje y eléctrico, y necesitaba más que eso… un gesto inocente. Tenía que ir más allá. Necesitaba saborearla.
Inclinando la cabeza, cogí su labio inferior entre mis dientes, mordiéndolo suavemente. Sus manos aterrizaron sobre mi pecho y sus dedos se agarraron a la camiseta que llevaba puesta.
Pasé mi lengua por su labio inferior, antes de adentrarme en su boca; un jadeo escapó de su boca. En el fondo de mi cabeza, pude sentir que no tenía experiencia, que debía contenerme, pero cuando sus labios se abrieron, profundicé de lleno, acariciando con mi lengua la de ella, saboreándola por primera vez. Y menuda mierda, el sabor fue directo a mis terminaciones nerviosas. Dejé caer mi mano por su espalda, apartando la delgada barrera húmeda que era su camiseta. Contuvo el aliento. La quería para mí. La agarré, profundizando el beso, hasta que uno de sus brazos se acercó, curvándose alrededor de mi cuello. Segundo a segundo, su cuerpo se relajaba contra el mío, y un sonido profundo y posesivo se levantó dentro de mí.
Aquello era una puta locura.
Pero no podía parar.
Saborear su boca, sentir sus labios contra los míos… lo había querido con tanta fuerza. La quería a ella. Tiré de su cuerpo acercándolo al mío, deslizando sus rodillas sobre la alfombra, encajando sus caderas donde yo quería que estuvieran. El sonido entrecortado que hizo en mi boca fue directo a mi polla y ella lo notó. No lo escondía, quería que lo sintiera.
Me agarró del pelo, tirando de mi cuello, y mordisqueé sus labios antes de levantar la cabeza y mirarla fijamente. Esas pestañas sedosas se abrieron. Nuestras miradas se encontraron. Tenía los ojos de un azul profundo; del color del cielo antes de anochecer.
Algo se movió dentro de mí. Me pasé la lengua por el labio inferior, saboreándola.
-Seth -susurró.


El retornoJennifer L. Armentrout 

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 22 de marzo de 2017

Las marcas de la muerte - Veronica Roth



Sinopsis
Hay dones que pueden convertirse en maldiciones. Y hay maldiciones que pueden liberar a todo el universo.
El don de la joven Cyra consiste en provocar dolor. El mismo dolor atroz que ella siente en todo momento. El don de Akos le hace inmune a los dones de los demás, pero ¿bastará para salvar a su familia y a sí mismo de un destino tan injusto como cruel? En un universo en guerra, los dones de Cyra y Akos hacen que sean vulnerables, peones en manos de quienes quieren aprovecharse de su poder. Su única esperanza reside en unir sus fuerzas para luchar contra la injusticia y… Convertir el dolor en poder. La desconfianza en lealtad. El amor en ansia de libertad.
_________________________________________

Este libro no entraba en mis planes de lectura porque después del final de Leal, Veronica Roth me dejó muy tocada y muy enfadada. Cuando me enteré de la publicación de Las marcas de la muerte todavía no se me había pasado.

Pero me llegó el libro tan bien presentado, con una taza a juego con una infusión (que, por cierto, estaba riquísima) que me picó la curiosidad y me decidí a empezarlo.

 

Tengo que admitir que desde RBA/Molino han sabido darle al libro un formato de lo más llamativo. Ese color azul intenso con las letras del título en relieve ya me tenían ganada por completo. Y lo que esconde en el interior es mejor todavía.

Al empezar a leer el libro, me topé con una sociedad nueva. Ya no tenemos facciones sino planetas alrededor de una asamblea que a su vez están dentro de un flujo de corriente. Contado así parece de lo más lioso, que es lo que me pasó a mí en las primeras 30-40 páginas del libro pero una vez pasados los capítulos iniciales, me metí de lleno en la historia y me tuvo enganchada todo el tiempo.

Podría decirse que Las marcas de la muerte es un libro que trata de viajes espaciales, pero básicamente se trata de la guerra entre dos naciones que cohabitan en un mismo planeta y estas dos naciones aseguran que el planeta es suyo y que el otro es quien lo ha invadido.

Y dentro de esta lucha será donde conoceremos a nuestros dos protagonistas. Akos y Cyra. Sobre ellos cae el peso de la narración pero de forma bien distinta. Veronica Roth ha decidido darle voz a Cyra para que sea ella en sus capítulos quien nos cuente lo que está pasando. Y lo hace en pasado.

Pero los capítulos de Akos no nos los cuenta él mismo sino que están narrados en tercera persona y en pasado quizás para darle una visión un poco más global a la historia.

Me han gustado los dos protagonistas porque tanto Akos como Cyra son los anti-personajes. No son los típicos protagonistas ganadores o los héroes de la historia. Cada uno va arrastrando su bagaje a pesar de que son bastante jóvenes pero la vida que han tenido los ha obligado a la supervivencia cada uno en su estilo. Y es como se van acoplando entre ellos y la relación y la química que surge cuando les es impuesta su presencia mutua.


La trama central del libro gira en torno a la lucha entre estos dos pueblos por la supremacía del planeta pero también hay una historia de amor que entre personajes enfrentados que no está para nada forzada en la historia porque tiene su importancia pero no es lo principal del argumento. Queda en un segundo plano.

Las marcas de la muerte es un libro bastante largo, son casi 500 páginas y la letra no es muy grande que digamos, pero no se hace pesado en ningún momento. Es una lectura adictiva que mantiene enganchado al lector en todo momento. Además, en mi caso, con la mosca detrás de la oreja porque ya conocemos a Veronica Roth y lo que le gusta hacernos sufrir.

Hablando de sufrimiento. Se le da muy bien describir las escenas de luchas, peleas, mutilaciones y torturas. Hay escenas realmente crudas y violentas a lo largo del libro. Pero las escenas de besos o algo más tiernas le salen muy descafeinadas. Vale que el libro trata de lo que trata pero un poquito más de chica tampoco le hubiera venido mal.

La nota final del libro, un 3/5, va a depender mucho la lo que ocurra en el segundo libro. He dudado mucho a la hora de puntuar el libro y durante muchas páginas era un 4/5 pero como no me fio de ella le he puesto un 3/5 y si me gusta la segunda parte como esta se la subiré a 4/5.

Las marcas de la muerte ha sido una sorpresa más que agradable. No me esperaba que me fuera a gustar tanto porque no me suelen llamar mucho los libros ambientados en el espacio pero este lo ha hecho y mucho. Espero con ansias la segunda parte porque nos ha dejado con muchos frentes abiertos y con algún que otro plot-twist que espero que nos resuelva en el siguiente libro. Por favor, no nos hagáis esperar mucho tiempo.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 20 de marzo de 2017

23 otoños antes de ti - Alice Kellen


Sinopsis
Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. O al menos eso fue lo que Harriet Gibson pensó tras conseguir casarse allí con Luke Evans, el primer desconocido que se cruzó en su camino. Esos papeles matrimoniales eran todo lo que necesitaba para cobrar la herencia de su padre. Sin embargo, todo se complica cuando, dos años después, él da con su paradero y llega sin avisar al pequeño pueblo donde ella vive. Luke es testarudo y tiene la firme intención de conseguir el divorcio, pero Harriet no tarda en advertir que también es descarado, sexi y divertido; algo que termina siendo un camino tentador pero lleno de problemas. ¿Qué hacer cuando tu corazón toma la dirección equivocada? «A veces, un lugar perdido en medio del mapa puede ser el detonante para encontrarse a uno mismo».
_______________________________________

No lo he podido resistir pero ha sido caer este libro en mis manos y darle fin. Me ha durado dos noches porque era no poder parar de leer. Me ha gustado mucho más que 33 razones para volver a verte porque he empatizado con los dos protagonistas en todo momento, cosa que no me pasó con el libro anterior ya que a Rachel hubo momentos que no la entendí.


En 23 otoños antes de ti tenemos la historia de Luke y Harriet. Esa de la que Alice Kellen nos dio una pincelada en el primer libro y nos dejó con la miel en los labios. Es el turno de conocer a Luke Evans y todo lo que tiene en su interior, cuáles son sus luchas internas y qué le pasa. Porque ya lo conocíamos un poco pero aquí es donde realmente podemos ver como es.

Y me ha encantado como es. Porque siendo directo, llamando las cosas por su nombre y diciendo las cosas como son a la cara y sin pelos en la lengua y sin ningún tipo de filtro se ha convertido en uno de mis personajes favoritos a pesar de los tatuajes y de que con todo lo que larga (porque mira que es hablador) se guarda mucho para el mismo. Y esas luchas internas que tiene, ver su evolución y como va cayendo con Harriet me ha encantado.

«—¿Enamorado? —Sonrió como si la pregunta fuese divertida—. No, joder, no. Por suerte.
—No sé si deberías considerarte afortunado por eso.
—Dame una buena razón para no hacerlo.
—Porque, según dicen, el amor mueve el mundo. El amor nos impulsa a hacer estupideces y a equivocarnos y a arriesgar. Negarte a ello es como querer jugar una partida de póker sin apostar ni un céntimo; así no tiene ninguna gracia. »

Porque Harriet es el otro personaje que hace el tándem de esta historia y que funcione a las mil maravillas. Me ha gustado en todo momento por su sencillez, tímida como ella sola pero sacando las garras cuando es necesario. Me he encariñado con ella  porque es tan bonica que es muy difícil lo contrario.

Otra cosa que me ha gustado es la evolución que van teniendo como pareja. La complicidad que hay entre ellos es tan grande y tan bonita que los capítulos están llenos de escenas preciosas. Es una relación que va creciendo poco a poco y que se va viendo evolucionar con el paso de las páginas. Y esto ha hecho que llene el libro con post-its y porque me he controlado.

Pero no solo son ellos. El libro está lleno de personajes entrañables con los que me lo he pasado bomba. Y un buen ejemplo de ellos, son Angie y Barbara. La relación madre hija que tienen es muy especial y con sus diálogos me he reído un montón.

Si hay algo que no me ha gustado del libro ha sido... nada. Bueno, en realidad sí, que se haya acabado tan pronto pero eso ha sido culpa mía que me entró el ansia por leer y por saber que no dejé de leer hasta que lo terminé. Dos días. A este paso me arruino. No con este libro porque hasta el precio es bueno.

23 otoños antes de ti está dividido en dos partes. En la primera tenemos una sucesión de años por capítulos cortos en la que se nos cuenta la vida de Harriet hasta llegar a la actualidad contados de forma breve. Y la segunda, la novela propiamente dicha, está narrado en tercera persona y en pasado pero siempre teniendo como punto de vista a Luke y a Harriet. De forma que, aunque no sean ellos los que nos cuentan la historia de forma directa, podemos conocerlos muy bien y querer quedárnoslos para siempre.

De momento he leído todo lo que ha sacado Alice Kellen en papel y todo me ha gustado mucho. Solo me falta el que tiene publicado en Amazon y solo en digital por leer pero me quiero esperar a que este en papel. Así que ya sabes Alice, pero sin presión.

23 otoños antes de ti es de esas historias que no te quita la sonrisa de la cara mientras estás leyendo porque la historia es tierna, divertida, adorable aunque también tienen sus partes más duras. Una historia muy sencilla, con personajes sencillos que demuestra que se puede mantener la expectación del lector sin tener que recurrir a protagonistas millonarios con grandes pretensiones. La lectura de este libro deja una sonrisa en la boca y alguna que otra carcajada con las salidas de Luke y eso que también tiene sus partes duras. Me ha gustado mucho, mucho, mucho.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

Otras reseñas de la autora en el blog:


 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

sábado, 18 de marzo de 2017

The cruelty - Scoot Bergstrom


Sinopsis
Gwen siempre ha estado sola. Hija de un diplomático, se ha pasado la vida cambiando de país, de escuela y de amigos. Pero hasta que su padre desaparece de la noche a la mañana y el gobierno se niega a ayudarla, Gwen no se da cuenta de lo que significa estar realmente sola.
Con una nueva identidad y siguiendo la única pista que tiene, viaja por toda Europa adentrándose en el mundo del tráfico de armas y personas hasta llegar al corazón de la familia criminal más temida y peligrosa del mundo.
Gwen descubrirá de inmediato que el único modo de sobrevivir es combatir el fuego con fuego.
______________________________________

Este libro que me llegó sin esperarlo ha sido una sorpresa para mí porque me he encontrado con una historia de espías que me ha enganchado desde la primera página. El libro se publicará en mayo en España y será Montena la encargada de ello.

Empecé el libro sin tener ni idea de lo que me iba a encontrar entre sus páginas porque mi edición del libro es no venal y en la contraportada lo único que aparece es esto



Pero como no suelo leer sinopsis porque más de una vez me he topado con un spoiler de los gordos no investigué y me lancé a la aventura sin red ni paracaídas ni ningún tipo de seguro. Pero eso es justo lo que me encontré, una aventura. La que le toca vivir a Gwen en esta carrera por encontrar a su padre y todo lo que le toca vivir.

En la página interior de la portada viene una advertencia alta y clara y que razón tiene porque es una lectura adictiva que engancha y de qué manera.

The cruelty está narrado en presente y en tercera persona pero siempre teniendo como referencia a Gwen. La seguiremos a lo largo de todas las páginas y veremos hasta donde está dispuesta a llegar para encontrar a su padre y descubrir lo que he la pasado.

Ya he comentado en muchas ocasiones que la narración en presente se me hace un poco cuesta arriba pero en este caso nada que ver porque una vez me metí en la historia se me olvidó todo lo demás.

Además, las más de 400 páginas de que consta el libro están divididas en treinta capítulos que se dividen a su vez en las distintas ciudades por las que irá pasando Gwen en su búsqueda.

Solo ha habido una cosa que me he chirriado un poco, dentro de lo que cabe en esta historia, y es la ‘facilidad’ con que la protagonista pasa de ser una chica víctima del bullying prácticamente a convertirse en lo que haga falta para dar respuesta a las dudas que nadie le quiere solucionar.

Es un libro que puede resultar duro en ciertas partes pero el espionaje no es un juego de niños por mucho que nuestra protagonista tenga diecisiete años. Scott Bergstrom nos muestra un mundo cruel que se mueve por el dinero pero también es cierto que esta misma novela en una editorial que no fuera juvenil, como es el caso de Montena, sería mucho más duro y tendría muchas más escenas de crudeza y un vocabulario mucho más subido de tono que el que nos podemos encontrar en este libro.

Como digo es un libro que me ha gustado mucho y que me deja con muchas ganas de la segunda parte que creo que puede llegar el próximo año. Y con la expectación de la película porque Jerry Bruckheimer ha comprado los derechos del libro para llevarla a la gran pantalla.

The cruelty es un libro que me ha gustado mucho y que será del agrado de todo aquel lector al que le gusten los libros de acción, aventuras, espías, con una protagonista valiente pero a la vez insegura y temerosa de en lo que puede llegar a convertirse.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?

Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 17 de marzo de 2017

Besos de libro #140 Todas las estrellas son para ti (II)



Iba a entrar cuando él lo apostó todo a una sola carta.
No lo había pensado.
De ser así jamás lo habría hecho.
Simplemente tiró de ella y la besó.
La besó.
Ella recibió sus labios con sorpresa, sin saber qué hacer.
Las manos de Pedro se apoyaron en su cintura, pegándola suavemente a su cuerpo, mientras su lengua, lenta y sin descanso, iba abriendo cada capa de su intimidad, a la espera de que ella lo apartara en cualquier momento, lo abofeteara y le dijera que todo había acabado para siempre entre ellos dos.
Pero no fue así.
Inés al principio fue reacia, quizá debido al desconcierto. Pero aquella forma  de  besarla,  de  acariciarla,  encendió  algo  en  ella  que  apenas recordaba. Cuando pasó los brazos por los hombros de Pedro, y su lengua hizo el primer movimiento sobre sus labios, él ahogó un gemido y de una zancada, arrastrándola a ella consigo, entró en la habitación cerrando la puerta a su espalda.
A partir de ahí todo fue una confusión, abrazos, gemidos y besos.
Pedro  le  quitó  la  blusa  para  después  arrancarse  la  camiseta  con  la proeza de apenas dejar de besarla. Ella trasteó con sus pantalones. Él con su sujetador. Los botos volaron por el aire, junto con la ropa interior.
Cuando ella rozó con los dedos su excitación, Pedro creyó volverse loco. Desnudos se abrazaron, recorriendo con las manos, con la lengua, cada recuerdo de sus cuerpos.
–Déjame mirarte –dijo él en algún momento, apartándose para saborear el espectáculo espléndido de su piel.
En la playa apenas lo había vislumbrado. Ahora era solo para él, para devorarlo, para jugar hasta que quedara exhausto. Inés le permitió poco tiempo de descanso, pues se sentía hambrienta de lo que una vez fueron. Se arrojó de nuevo a sus labios, y ambos rodaron sobre la cama.
Lo que Inés había imaginado, lo que había vislumbrado en la arena, lo comprobaron  ahora  sus  dedos.  Pedro  era  más  fuerte  que  antes.  Cada músculo marcado bajo la piel. Había cicatrices que no recordaba, y aquel canal inguinal que tanto le gustaba era ahora más acusado.
Las caricias, los besos, dieron paso a suspiros ahogados que hablaban de  urgencia.  Esta  vez  él  no  le  pidió  permiso,  como  aquella  primera, siendo apenas unos muchachos. Esta vez, tras protegerse, entró en ella con maestría, con experiencia, sabiendo lo que hacía.
Inés lo recibió con un gemido ahogado, excitado, mientras ajustaba las caderas para facilitarle la labor. Era como si su cuerpo recordara, ansiara aquellas manos, aquella manera de amarla, de exprimirle cada gota de placer.
Pasaron los segundos y los minutos. Sus cuerpos se acoplaban de mil maneras,  como  si  recuperaran  poco  a  poco  una  memoria  tan  apagada como anhelada. Un movimiento frenético que se volvía pausado, delicado casi, para volver a encabritarse hasta la extenuación.
Como Pedro había pretendido, ambos llegaron juntos al mismo lugar, un océano de placer que los ahogó dulcemente, como si se mecieran con una nana.
Aun dentro de ella, sudando y tembloroso a causa del orgasmo que acababa de experimentar, Pedro la miró a los ojos, y comprendió que lo que acababan de hacer solo había conseguido una cosa: separarlos.


Todas las estrellas son para tiJ. de la Rosa

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 15 de marzo de 2017

Aquerón - Sherrilyn Kenyon


Sinopsis
Aquerón fue el primer Cazador Oscuro y ahora es líder indiscutible de todos ellos. No responde ante nadie y sus órdenes se acatan sin discusión. Es poderoso. Es enigmático. Es inaccesible. Una leyenda entre las leyendas. Durante milenios, Aquerón ha luchado por la supervivencia de la humanidad al tiempo que ocultaba celosamente sus orígenes y su tormentoso pasado. Por fin, Sherrilyn Kenyon desvela en esta novela, la más larga y ambiciosa de la genial serie de los Cazadores Oscuros, la verdadera historia del personaje que, desde el primer libro, ha atrapado con mayor fuera la imaginación de los lectores. Una historia que comienza once mil años atrás, cuando una diosa oculta a su primogénito entre los humanos...
_______________________________________

Antes de nada quiero advertir que la reseña puede contener y de hecho habrá SPOILERS porque si no es muy difícil explicar los sentimientos que provoca leer este libro. Y también que esta es la resa más larga que he escrito hasta la fecha en el blog. Que Aquerón nos pille confesados 😱

Aquí estamos por fin con este libro que tantas ganas tenia de leer. Porque desde que empecé a leer la saga con las lecturas conjuntas de las Librófilas, Aquerón se convirtió en mi personaje favorito y no veía la hora de llegar a su libro.

Porque Aquerón no es un Cazador oscuro, es EL CAZADOR OSCURO, el primero, el único e irrepetible y leyendo su libro por fin lo podemos conocer plenamente. Al fin descubriremos su pasado y el porqué de su carácter reservado y distante con todo el mundo. Y no es un cazador oscuro propiamente dicho.

De todos los libros que llevamos hasta la fecha este ha sido el más largo con más de 800 páginas pero es que no sobra ni un punto ni una coma. Al contrario de los libros anteriores, no está entero narrado en tercera persona si no que hay una parte narrada en forma de diario por parte de Ryssa, la hermana de Aquerón.

Podemos diferenciar dos partes en este libro. En la primera, nos cuentan la vida del Aquerón humano y por todo lo que tuvo que pasar desde que nace hasta que Apolo lo mata y Artemisa lo resucita atándolo a ella porque necesita de su sangre.

En esta primera parte es donde podremos leer los diarios de Ryssa y ver con sus ojos a través de sus palabras las atrocidades que le hacen a Aquerón porque al nacer tiene los ojos plateados y una vieja que pasaba por allí lo maldice (en muchos sentidos). Solo por el hecho de tener los ojos plateados (y su gemelo los tiene azules) ya deciden que es un monstruo y lo apartan de la familia con un odio tremendo. La única que le demuestra cariño es su hermana mayor Ryssa y será con ella con la que tenga unos pocos momentos de paz.

En esta parte del libro me he enfadado mucho y se me ha encogido el corazón tantas veces con los sufrimientos y los tormentos por los que hacen pasar primero a un niño que no entiende por qué lo tratan así y después a un muchacho al que han despojado de todo, hasta de la voluntad y la dignidad. He sufrido con él en cada paso de página. Estaba deseando que llegara su despertar como el dios que es y les ajustara las cuentas a más de uno. Pero Aquerón no es así.

Una vez terminados los diarios de Ryssa, tenemos un capítulo de más de 300 páginas ya sí, narrado en tercera persona y en pasado como es habitual en la saga en el que se nos cuenta los últimos años en la vida de Aquerón como humano y en los que conocerá a la que será su carcelera en un futuro que no es otra que Artemisa o, como la llama Simi, la diosa vaca. Ya lo he dicho a lo largo de la saga pero lo repito ahora aquí: me encanta Simi. 😚

En este mega capítulo se irá forjando la relación entre Aquerón y Artemisa. El dicho ‘hay amores que matan’ está pensado en esta relación expresamente. Pobre Aquerón lo que tiene que sufrir a manos de esta loca caprichosa que no sabe lo que quiere y siempre le hace pagar al pobre.

Artemisa es una mala pécora (así, sin paños calientes) que solo está interesada en el que dirán y que no defiende ni una vez a Aquerón de los ataques a los que se tiene que enfrentar en su día a día. Si este personaje ya me caía mal de los libros anteriores en este ya ha rematado la faena.

De la ‘familia’ de Aquerón mejor no comentar nada porque no se lo merecen. Y lo entrecomillo porque no es normal lo que le hace un padre a su hijo ni un hermano a otro y más siendo gemelos. Horrible y espantoso.

Es en este capítulo donde las piezas y retazos de la vida de Aquerón que hemos ido viendo a lo largo de los libros anteriores encajan perfectamente creando la historia entera de su vida. Sherrilyn Kenyon tiene una cabeza muy bien amueblada o un croquis de la leche para encajar todas las piezas al milímetro. Y no solo estas porque la saga no termina aquí.

Me está saliendo una reseña muy larga pero es que me tengo que desahogar que han sido muchos sufrimientos en un solo libro aunque algunos ya los conociéramos pero es que no era ni la punta del iceberg.

En fin, que el único apoyo y cariño que tiene Aquerón es por parte de Ryssa y del hijo de esta y van y los matan. Adivinad quien paga el pato. Pues sí. Apolo lo culpa a él de sus muerte y va y lo mata como el … (insértese aquí el insulto que prefiera) y lo mata delante de Artemisa sin que esta … (igual que anteriormente) mueva ni un dedo. Y maldice a los apolitas dando lugar a todo lo que viene después.


Total que lo tienen que resucitar porque si no Apolimia se los carga a ellos y como por el interés te quiero Andrés, Artemisa le da su sangre y lo liga a ella. Y resucita como Apóstolos. Para no alargar esto demasiado, Aquerón se convierte en el que conocemos ya y en el líder de los Cazadores por otro chantaje de Artemisa. Y así llegamos a la época actual… de cuando Sherrilyn Kenyon escribió el libro porque se desarrolla en el año 2008.

Durante la primera parte del libro no me ha gustado ver a un Aquerón tan sumiso, tan despojado de voluntad y sin ninguna esperanza. Era una persona vacía, destruida y sin ningún tipo de voluntad. Estaba deseando que  reaccionara y se revelara. Y tarda en llegar pero menos mal que llega.

En la segunda parte del libro, la historia se centrará más en su relación con Tory, personaje que ya conocíamos de ‘El diablo puede llorar’ pero que yo no recordaba. Me han gustado mucho ellos dos juntos. Con un primer encuentro que no presagia nada bueno pero que irá evolucionado muy favorablemente. La escena del martillo traerá cola y pullas a lo largo de lo que queda de libro.

Me ha gustado sobre todo ir viendo a Aquerón abrirse poco a poco. Ir confiando en Tory para ir contándole cosas y la borrachera que pilla con un sprite. Para ser un dios todo poderoso e omnisciente tiene algunas limitaciones.

Entre ellos va surgiendo una relación de amistad y confianza muy bonita y muchas cosas más que ninguno de los dos quiere ni admitir ni creer. Pero poco a poco van surgiendo las cosas.

Lo que está más que claro y no hace falta este libro para demostrarlo es que Aquerón es una persona muy sabia. A lo largo del libro va soltando perlas como esta:

«La gente juzga muy pronto a los demás sin conocerlos. Juzgan su presente y su pasado, pero muchas veces las sonrisas esconden un gran dolor. Lo que la gente muestra al mundo solo es una minúscula parte del iceberg que se oculta a la vista. Y es mucho más probable que ese iceberg esté lleno de grietas y cicatrices que surjan de lo más hondo del alma. »

Esta segunda parte también está narrada en tercera persona y en pasado. Pero de tal forma que podremos conocer también muy bien a Tory y ver que es la persona adecuada para Aquerón, la que la ayudará a desvincularse de Artemisa y poder ser por fin libre.

A lo largo de esta parte irán apareciendo los Cazadores que ya conocimos en libros anteriores demostrándole a Aquerón que no está solo y que tiene amigos en los que puede confiar. Aunque estos amigos siguen sin saber los secretos que esconde y que tanto lo avergüenzan. También habrá una batalla épica final en la lucha entre el bien y el mal.

El final me ha encantado y me deja con ganas de seguir leyendo la saga porque de seguro estos personajes seguirán apareciendo porque no se pueden olvidar de quienes son y lo que representan y porque la lucha contra Apolimia y los daimons no se ha terminado.

Aquerón ha sido una lectura a la que le tenía muchas ganas y con la que he sufrido horrores al ver todo lo que ha tenido que pasar este personaje a los largo de sus más de 11000 años vagando por este mundo. Y a pesar de todo lo que le hacen sufrir es una persona buena y generosa que mira por todo el mundo antes que por el mismo, lo que lo hace más grande todavía si eso es posible. Pero que, como no podía ser de otra forma, tiene un final que me ha gustado mucho. A pesar de ser un libro tan largo no se hace pesado ni repetitivo en ningún momento, al contrario, hace que quieras seguir leyendo. Podría seguir escribiendo pero lo voy a dejar aquí que creo que ya me he despachado a gusto.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

Reseñas anteriores:
Reseñas de 2016
Atrapando un sueño
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 13 de marzo de 2017

La chica del pelo azul - Laura Sanz



Sinopsis
Álex Carmona poco se podía imaginar que el pergamino que había adquirido en una misteriosa librería la iba a llevar a la Inglaterra medieval. Allí conocerá a Robert FitzStephen, señor de Black Hole Tower, que desde el primer instante la fascinará y le hará cuestionarse todos sus principios. Si bien el destino ha sido el artífice de que sus caminos se crucen, habrán de ser ellos los que decidan sobre su futuro. ¿Son novecientos años realmente una distancia insalvable?
_______________________________

Este libro llegó a mis manos gracias a un sorteo ganado en el blog Mi renconín de lectura que administra Vero. Me lo hizo llegar la propia autora, dedicado y todo. Muchas gracias a las. A Vero por organizar el sorteo y a Laura Sanz por el envío del ejemplar (en papel) y la dedicatoria.

Lo había visto en varios blogs y me llamaba la atención así que cuando me tocó en el sorteo me dio mucha alegría. No lo he dejado reposar mucho en la estantería porque le tenía muchas ganas por lo que fue unas de mis lecturas de enero.

El libro comienza con Alex en el presente cuando se encuentra una foto de una librería misteriosa en el centro de Madrid. Movida por su curiosidad se pone a investigar hasta que la encuentra y se presenta allí. Hasta aquí todo normal. Pero a partir de la visita a esta librería su vida dará un vuelco total ya que un pergamino que allí adquiere la traslada a pleno siglo XII en Inglaterra.

Alex siempre ha sido un culo inquieto y le había gustado viajar pero no creo que este viaje en concreto entrara en sus planes.

El caso es que después de esto, la historia cambia completamente y nos sumergimos en una novela histórica en plena Inglaterra feudal y con un cambio radical para nuestra protagonista que se verá inmersa en una época que no conoce y que no le gusta.

Allí conocerá a Robert, un caballero que la acoge en su castillo después de que salve a su hijo. Robert es un hombre formidable, de los que te quedas mirando por guapo, cosa que no le pasa desapercibida a Alex.

Y hasta aquí voy a contar del argumento para que quien quiera leer este libro vaya descubriendo que más pasa a lo largo de la historia.

En líneas generales me ha gustado bastante aunque hay algunas cosas que me han chirriado un poco como por ejemplo la aceptación por parte de Robert de todas las extravagancias de Alex, que ella haga su voluntad en todo momento cuando en esa época las mujeres eran poco menos que un cero a la izquierda, la facilidad con la que maneja a todos los personajes que se encuentra al aterrizar en esa época y, aunque se queja bastante, la facilidad con la que se adapta a la situación.

La chica del pelo azul está narrado en tercera persona pero con Alex como centro de la narración aunque también tiene su importancia Robert. Será prácticamente a través de los ojos de Alex que vayamos descubriendo lo que pasa en la novela.


Es un libro bastante largo en el que la autora, Laura Sanz, nos mete de lleno en esta época histórica  con las explicaciones justas para hacernos una idea sin que se haga pesado. Me ha gustado esto porque me he metido en la historia sin problemas. Pero también es cierto que algunas partes se me han hecho un poco repetitivas y les ha dado muchas vueltas.

Otra cosa que me ha gustado es que no haya instalove. Los personajes se conocen y se atraen porque los dos son guapos y es normal pero el amor va creciendo poco a poco a lo largo de las páginas.

Pero sobre todo me ha gustado Robert. Me ha parecido un personaje nada normal para la época en la que vive. Es considerado y atento con su hijo, al que quiere con locura. Y mira por el bien de su gente, algo que no era muy común entre los señores feudales.

La chica del pelo azul es una lectura apasionante llena de acción, amor, intriga y aventura. Y si, además, te gustan los viajes en el tiempo de forma misteriosa este es tu libro.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 10 de marzo de 2017

Besos de libro #139 Tiempo de promesas (I)



-¿Estáis hablando de amor? ¿Tan pronto?
-O tan tarde. Depende de cómo se mire. –Su mano le acarició el mentón-. No hablaré de lo que no quieras hablar, ni diré lo que no desees oír, pero he venido a buscarte. Con todas las consecuencias.
Jimena contuvo la respiración. ¿Era así como debía mostrarse para no ofenderle? Sí. Si daba crédito a la insistencia con la que la mantenía en el adarve, soportando el frio…
Bueno, hacía tiempo que ya no sentía el frio. Ni nada que no viniera de él y su contacto.
Habláis de sentimientos con demasiada ligereza –le recrimino, apartándose-. Todavía no conocéis los míos. Aunque es posible que tampoco os interesen.
-Me los estas mostrando ahora mismo. Tu espontaneidad me agrada. Y no has huido ante mi cercanía.
-¿Me permitiríais hacerlo?
-Eres libre –invitó él, extendiendo un brazo en dirección a la torre-. Pero no te olvides de que puedo ver tus rasgos al completo. Sé que la curiosidad hace tiempo que venció al temor.
-¡Oh!
Fue lo máximo que atinó a exclamar antes de fruncir los labios. ¿Cómo podía conocer esa clase de cosas con tanta seguridad? Jimena ni pudo moverse cuando el conde aposentó una mano en su nuca. El contacto le resultaba lo suficiente devastador como para que ella saliera corriendo, pero se quedó allí, con su mirada clavada en la de él.
-Quizá me atreva a averiguar lo demás –le oyó afirmar-, aun a riesgo de que me odies el resto de tu vida.
-P-pero yo no sé… -balbuceó indecisa.
-No te preocupes. Aprenderás a su debido tiempo.
-en ese caso, ¿Cómo pensáis averiguar nada?
-Tentando tu interés –aseguró el conde en un murmullo ronco y atrayente-. Así.
Sintió su aliento antes de que su boca se posara en la de ella, y se quedó rígida. Expectante, pero no asustada. Los labios del conde eran suaves, ligeramente húmedos. Más que agradables. Jimena permaneció con la boca cerrada, tan sorprendida y desconcertada que no supo que hacer.
No podía rechazarle so pena de ser repudiada, aunque ¿quién querría librarse de aquel contacto tan dulce?
Sus labios se entreabrieron un poco cuando sintió que eran recorridos con exhaustividad. Primero el inferior, luego el superior. Supuso que no querría verla pasiva ni remilgada, y le imitó. Pronto la rigidez dio paso a la docilidad más absoluta. Le costó trabajo pensar; ni siquiera intentó razonar. Sintió una progresiva debilidad galopando por el pecho que la impulsaba a respirar más deprisa, como si el aire le faltara, para mantenerse en pie.
El corazón iba a explotarle. ¡Oh, Dios! ¡Si seguía, se desmayaría!
Y el conde lo sabía. Podía sentir cada ráfaga de emoción en Jimena, porque él mismo las estaba sufriendo. Ni en sus sueños más prohibidos hubiera imaginado unos labios más jugosos, una boca más suave o una entrega más absoluta. Inocente y a un tiempo, pecaminosa.


Tiempo de promesasElena Garquin 

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg