COMENTARISTAS

viernes, 24 de abril de 2015

Besos de libro #55 Te esperaré (I)



La boca de Cam descendió por mi cara y su nariz rozó la mía. Su cálido aliento olía a chocolate caliente. ¿Sabría igual? La curiosidad me inundó y le puse las manos en los hombros.
—¿Avery?
Cerré los ojos.
—¿Qué?
—Nunca te han besado, ¿verdad?
El pulso se me aceleró.
—No.
—Solo para que quede claro —me dijo—. Esto no es un beso.
Abrí la boca y sus labios se encontraron con los míos. Una caricia muy dulce, tierna y suave, que se acabó demasiado pronto.
—Me has besado —me quejé, pero mis manos se aferraban a su jersey.
—Eso no era un beso. —Sus labios rozaban los míos al hablar. Los estremecimientos me recorrían todo el cuerpo—. ¿Recuerdas? Si nos besamos, el venirte a casa conmigo puede implicar algo mucho más serio.
—Ah. Vale.
—Y esto tampoco es un beso.
Presionó sus labios contra los míos una segunda vez y eso me consumió y me despertó al mismo tiempo. En lo único que podía pensar, en lo único que quería pensar era en su boca. Una maravillosa calidez me recorrió el cuello, descendiendo hasta mi pecho y más abajo, entre los muslos. Me besó suavemente, siguiendo el contorno de mis labios con los suyos. Algo dentro de mí se estaba alzando, se estaba despertando, me estaba doliendo. Me aferré a él mientras nos movíamos y de repente estaba tumbada de espaldas.
Cam estaba encima de mí, sus fuertes brazos bajo mis manos. Su boca todavía en la mía. Ninguna otra parte de nuestro cuerpo se estaba tocando y no estaba segura de si me sentía aliviada o decepcionada por ello. Pero sus labios…, ay, Dios, sus labios se estaban moviendo. Empecé a devolverle el beso, lenta y torpe, en contraste con el suyo, lleno de seguridad y de prácticas anteriores. Estaba preocupada por si lo estaba haciendo mal, pero le brotó un gemido, casi un gruñido, e instintivamente supe que era de aprobación. Un escalofrío me recorrió el cuerpo. El anhelo era cada vez más fuerte y daba miedo, de algún modo.
Su beso se hizo más profundo, convenciendo a mis labios para que se abrieran. Estuve a punto de marearme cuando su lengua entró en mi boca, rozando la mía. Me sorprendí ante la sensación, y su lengua penetró todavía más. Me entregué al beso, arqueando el cuello y aferrada a él. Sabía a chocolate y a hombre y yo me estaba volviendo loca mientras la lujuria anidaba en la boca de mi estómago, seguida de una ráfaga de pánico que revoloteaba. Se me pasó cuando su lengua me recorrió la boca entera. Al alzar la cabeza, me mordió levemente el labio inferior y un gemido de placer se escapó de mi boca. Los dos estábamos respirando con dificultad.
—¿Esto tampoco es un beso? —le pregunté.
Cam se sentó y me ayudó a incorporarme. Sus ojos brillaban con ese azul intenso y penetrante. Me sentí enrojecer. Mi pecho se movía cada vez que respiraba. Mis manos todavía en sus hombros. Se acercó a mí y volvió a repasar el contorno de mis labios.
—No, eso no ha sido un beso. —Sus labios me rozaron, tentadores—. Es mi manera de darte las buenas noches.
Te esperaréJ. Lynn

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

15 comentarios:

  1. Hola^^
    Muy buen beso, que ganas de leer el libro >_<
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Tengo el libro pendente y espero sacarlo pronto de la estantería para devorarlo :P

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  3. este lo tengo en pendientes.. a ver cuando me pongo
    un besito

    ResponderEliminar
  4. No sé si me animaré con este libro, pero gracias por compartir. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Holaaaa!
    Aixx menuda escena, mi Cameron es *_*
    El libro me encanto, me enamoro. Se ha convertido en uno de mis libros favoritos.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  6. Me encantó este libro (como todo lo que escribe Jennifer L. Armentrout) estoy a ver si lo puedo comprar en físico ya porque muero por volverlo a leer y llenarlo de post-it de las escenas que más me gustan y releerlo una y otra vez
    Me ha encantado la cita y me ha dado mucha pena porque lo leí hace mucho tiempo y no me acuerdo casi del libro. Perfecto para una relectura
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Neftis interesante forma de dar las buenas noches, y menos mal que no era un beso, poco más y se derrite. Gracias por compartir este beso.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por compartir la historia, genial, como siempre¡¡¡
    Un beso y a ver si leo este libro¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Me encantan estas entradas tuyas, son fragmentos preciosos de libros que pocas veces he leído
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Bonita forma de dar las buenas noches jajaja
    Me encanta *-* Quiero leer este libro!! <3

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que sí probaré el libro :D
    Un beso y gracias por el fragmento ;)

    ResponderEliminar
  12. No quiero leer este beso, ya que este libro no hace más que recomendarmelo mi mejor amiga, así que tengo que ver si lo leo y no, y no quiero spoilearme el beso xD

    Un beso^^

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.