COMENTARISTAS

sábado, 30 de junio de 2018

IMM (64) Junio'18



Hola, hola. Aquí estamos cerrando el mes de junio con el IMM correspondiente. Parecía que no iban a ser muchos libros porque hasta mitad de mes más o menos solo tenía un par de libros, pero ya veis como son las cosas.

Zenit de Sasha Alsberg y Lindsay Cummings y La oradora de Tracy Chee, los dos publicados por Océano Gran Travesía han caído en mis manos y tienen una pinta increíble.

Destinos divididos de Veronica Roth, Hechicero de Sebastien de Castell y Oro y ceniza de Pierce Brown los tres de RBA/Molino. A los tres les tengo muchas ganas y puede que caigan a lo largo de julio. Han sido los últimos en llegar, pero no serán los últimos en leer.

Rompiendo el juego de Tania López me llegó por parte de la editorial Kiwi.

Hasta que te rindas de Victoria Vílchez, también de Kiwi, me lo compré en la Feria del libro de Madrid. Ya está leído y me ha gustado mucho.

La llamada del crepúsculo de Sarah Lark de Ediciones B me llegó de parte del Club de embajadoras de Sarah Lark. Y Trono de cristal de Sarah J. Maas publicado por Alfaguara México. Después de leer la trilogía de ACOTAR quiero leer esta nueva saga.

Princesa de ceniza de Laura Sebastian lo publicará Montena el próximo mes de septiembre. Ya lo he leído y me ha gustado. Tengo pendiente de publicar la reseña.

Llévame a la luna de Elena Garquin autopublicado por ella misma. Me ha encantado esta nueva historia de Elena.

Ese funko de Daenerys lo compré a principios de mayo y me ha llegado este. Y es una monada.

La camiseta y la taza las he hecho por encargo con esas ilustraciones tan preciosas de Charlie Bowater como buena seguidora de la saga que soy.

Y esto es todo por este mes que me parece que no es poco. 
¿Qué tal vosotros? 
¿Cuál os llama más la atención?
¿Habéis leído alguno?

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 29 de junio de 2018

Feria del libro Madrid'18



Muy buenas a todos. Ya casi estamos acabando el mes, ya ha llegado el tan querido calor (no por mí, os lo aseguro), el verano ya está aquí y hoy os quiero contar como empecé el mes y mis vacaciones de junio. Que no fue de otra forma que en la feria del libro de Madrid.

Hacía dos años que no podía ir por unos motivos o por otros y este año he vuelto y me lo he pasado en grande. Eso sí, mis hombros salieron un poco resentidos por ello, pero no hay sarna con gusto no pica.

El día 1 de junio lo empecé con madrugón para poder coger el tren con destino a Madrid. Son unas cuantas horillas en las que me dio tiempo de terminar ’13 razones para enamorarte’ de Alice Kellen, libro que me llevaba para las firmas.


Porque me llevé muchos libros en mi maleta, más que ropa y casi todos volvieron firmados. Incluso me hice en el bullet un calendario de las firmas a las que quería asistir como bien podéis ver en la imagen. ¿Veis la cantidad de libros que hay apuntados? Todos los que están coloreados están firmados.

Ese viernes por la tarde, previo paso por Primark de Gran Vía donde me compré una mochila divina de la muerte (entre otras muchas cosas), la amiga con la que fui y yo nos dirigimos al Retiro para las primeras firmas.

Y la primera fue María Martínez con sus dos últimos libros. Los demás los tengo firmados de otra vez que pude coincidir con ella. Fue un encanto y me dejó muy asombrada porque se acordaba de mí y de mi sección ‘Besos de libro’ del blog. Que encanto de mujer.


La siguiente fue Gema Bonnín, que me firmó la bilogía de Arena roja que tiene publicada con Nocturna porque los otros libros no los tengo… todavía.


Una autora a la que tenía muchas ganas de conocer era Victoria Álvarez. Desde que publicó ‘Tu nombre después de la lluvia’, libro con el que me enganchó a sus historias, me he ido leyendo todo lo que ha publicado. Solo me falta por leer ‘La ciudad de las sombras’, que es una especie de spin-off de la trilogía Dreaming spires, pero, como le dije a ella misma, hasta que no esté la trilogía publicada al completo no la empiezo que se cómo le gusta dejar los finales y luego las esperas se hacen muy largas.

Esta chica es un encantó y me alegró mucho conocerla. Espero poder coincidir más con ella y con todas las que conocí ese fin de semana en la feria en realidad.

Con ella terminaba mis firmas del viernes. Después de eso me fui al hotel a dejar mis libros, que pesaban un quintal, y a cenar.

El sábado 2 de junio amaneció un día estupendo. Después de desayunar me fui a la cola de la primera firma del sábado. Que no era otra que la de Victoria Vílchez. No me llevé todos sus libros a Madrid porque no me cabían en la maleta, pero me llevé 8 y todos me los firmó más dos del último que compré allí mismo y que también me los dedicó. Victoria ya sé que gastaste mucho bolígrafo conmigo, lo siento. La próxima vez te regalo uno para que me dediques los que me quedan y los que están por venir porque estoy segura de que habrá más ocasiones. Esa que está de espaldas a la foto es una servidora de ustedes.


Después de Victoria me fui a la firma de Lola P. Nieva que me dedicó su último libro, ‘La perla de agua’. Espero poder coincidir otra vez con ella en octubre en Pilas.

A otra firma que le tenía muchas ganas era a la de Alice Kellen. Me llevé todos los libros que tengo, pero solo me pudo firmar cuatro y porque una amiga venía conmigo y me firmó dos a mí y dos a ella después de más de tres horas de cola y de que la pobre tuviera que seguir firmando en un banco después de que cerraran las casetas a mediodía. En realidad, esta fue la única cola que hice porque todas las demás no superaron la media hora de espera. Y en esta hasta me quemé con el sol.


Después de comer se nubló y empezó a llover una cosa loca. Con unos truenos y de una forma que nos pusimos sopa. Pero no por eso nos fuimos al hotel, no. Porque todavía me quedaba la firma de Eva García Sáenz de Urturi, que me dedicó ‘El silencio de la ciudad blanca’. Y ya de paso le pregunté para cuando el tercero y ya tenemos fecha para principios de octubre.




Con esta autora terminaba mi lista de firmas oficiales porque había quedado con Silvia Sancho con la que estuve hablando un rato muy agradable que se me hizo demasiado corto. Y como no podía ser de otra forma también me dedicó su libro. Muchas gracias Silvia por todo, de verdad.





Mi botín de libros firmados ha sido enorme este año como podéis apreciar en las fotos, por lo que no puedo estar más contenta. Me hice fotos con todas las autoras que me firmaron, pero soy muy tímida y me da mucha vergüenza enseñarlas por aquí, así que me las guardo para mí. En la foto de la izquierda están los libros firmados el viernes y en la de la derecha los del sábado.

A parte de las firmas, pude conocer (aunque muy brevemente) a Estefanía de Mis libros y otras historias que me gustan, a Chibiaka. vi a Eva, La reina lectora y poco más. Me hubiera gustado quedar con más gente, pero las colas y las firmas me reclamaban. Otro año que vaya intentaré hacerlo de otra forma.

Y también estuve presente en alguna que otra actividad de las que organizaron para la LitConMadrid pero muy poco rato porque empezó a diluviar y tuve que buscar refugio.

Mi fin de semana en la feria dio para mucho, pero no para todo lo que me hubiera gustado. Estoy muy contenta de haber podido regresar y ya estoy pensando en el año que viene volver a repetir.

¿Vosotros habéis pasado por la feria este año?

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 27 de junio de 2018

P.D. Me gustas - Kasie West


Sinopsis
Firmado, sellado, entregado…
Para distraerse en clase de Química, Lily escribe en la mesa un fragmento de la letra de una de sus canciones favoritas. Al día siguiente, descubre que alguien escribió la continuación de la letra de la canción, y que además le había dejado un mensaje. ¡Qué intriga!
Pronto, Lily y su misterioso amigo por correspondencia empiezan a intercambiar cartas enteras en las que comparten secretos, se recomiendan grupos de música y se sinceran el uno con el otro. Lily empieza a enamorarse. Pero ¿quién es él? Mientras intenta resolver el misterio y hace todo lo posible por compaginar el instituto, las amistades, los flechazos y su alocada familia, descubre que a veces es imposible poner por escrito los asuntos del corazón.
________________________________________

Este es el segundo libro que leo de la autora y el segundo que me ha gustado y eso que ha tardado en engancharme. El primero fue La distancia entre tú y yo y lo disfruté muchísimo.

Es un libro cortito que se lee prácticamente solo y en el que conoceremos a Lily y su familia alocada. Y será precisamente ella la que nos narre la historia. Porque está contado en primera persona y en pasado. Toda la novela está vista desde el punto de vista de Lily y, quizás, eso es algo que no me ha terminado de convencer porque me ha faltado una parte contada desde otro punto de vista. Aunque pensándolo bien, hubiera perdido un poco de la gracia que tiene y que radica en el hecho de averiguar quién es el amigo por correspondencia de Lily primero y después si él sabe a quién le está escribiendo.

Pero me estoy liando y no os he contado de lo que trata el libro. Y no es otra cosa que Lily se encuentra intercambiando cartas con un chico con el que comparte la mesa en la clase de química. Cada uno la tiene a una hora distinta y de ahí que puedan escribirse entre ellos.

Es una historia muy sencilla pero contada de forma muy amena. Es cierto que hay muchas cosas que se ven venir, como quién es ese chico. No tuve ninguna duda de quién era prácticamente desde el principio. Pero no me ha molestado esto, más bien me ha gustado mucho porque son dos personajes que encajan muy bien y que tienen mucha química.

Son capítulos muy cortos que hacen que se lea muy rápido el libro y que ayudan a avanzar en las páginas.

Lo que no me ha convencido ha sido el final, que ha sido demasiado rápido. Ya me paso igual con el libro anterior. Me hubiera gustado algo más de desarrollo en esta parte o un epílogo para cerrar mejor el libro. 

Pero ver cómo va evolucionando la historia de Lily con este chico misterioso con el que se escribe y ver cómo es su relación con Cade, el chico más popular del instituto, me ha gustado mucho. Las puyas constantes que se lanzan y la relación tan tirante que tienen me ha encantado.

P.D. Me gustas es un libro que tenía muchas ganas de leer y que ha cumplido con las expectativas que tenía con él. Está claro, clarísimo que seguiré leyendo lo que publiquen por estos lares de esta autora porque sus historias son frescas, amenas, divertidas y los personajes que crea tienen mucha química entre ellos.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 25 de junio de 2018

Simplemente Sara - Susanna Herrero


Sinopsis
Sara ya tiene veinticuatro años. Y tanto sus saltos, como sus caídas y sus decisiones la han llevado a ser lo que es: simplemente Sara.
____________________________________________

Cuarta y última parte de esta saga. Por fin he podido saber el desenlace de las aventuras de Sara desde que la conocí con nueve años. Han sido cuatro libros muy intensos en los que he ido viendo crecer a sus protagonistas.

Como en los libros anteriores, la mayor parte de la narración recae en Sara, pero también tendrán capítulos Pearl, Adam, Daniel y Oliver. Me gusta que se le dé voz a más de un personaje en los libros para así poder tener una visión más global de la historia y que no quede sesgada como podría suceder al dar solo un punto de vista.

Ha habido momentos, a lo largo de los cuatro libros, en los que Sara me ha desesperado un poquito porque la he visto demasiado egocéntrica, muy pendiente de ella misma y poco en los demás. Y eso que la relación que la une con Adam y Oliver para ella es lo más importante del mundo. Y sigo sin entender la rivalidad o el distanciamiento que tiene con su hermano Daniel a pesar de ser su mellizo, que por lo que dicen esas cosas unen mucho.

Este cuarto libro arranca justo a continuación de cuando termina el tercero. Y no es de extrañar ya que la autora en los agradecimientos cuenta que esta historia no la concibió como una tetralogía sino como uno solo pero que le salía tan largo y el libro sería tan gordo que decidió dividirlo.


Me ha alegrado enormemente empezar a leer estos libros cuando ya estaban los cuatro publicados y ya los tenía en mi poder porque las esperas entre libro y libro de la saga me matan y ya tengo bastante con esperar la tercera parte de Una llama entre cenizas y la sexta, y ultima, de La caída de los reinos. Que mira que me están haciendo sufrir por este tema tanto Montena como SM.

Pero vamos al libro que me disperso. Creo que esta cuarta parte es la más corta de los cuatro libros. También me ha resultado muy fácil de leer. Pero como ya comenté en la reseña de Las decisiones de Sara (el tercero), tengo la sensación de que muchas cosas las podría haber resumido la autora y podría no haberles dado tantas vueltas y le podría haber salido una trilogía muy apañada. Por ejemplo, la de veces que tropiezan Sara y Oliver en la misma piedra puede llegar a cansar un poco y eso que son tan listos como superdotados que son los dos.

Porque para esa superinteligencia que tienen los dos, el más listo me ha parecido Adam que siempre está al quite y que ve las cosas antes que nadie. De verdad, no sabéis lo difícil que es explicar lo que quiero decir sin decir ningún spoiler. Quien haya leído los libros seguro que me entiende.

Con respecto a los personajes, tengo que decir que mi favorito es Oliver, aunque algunas veces sea el más ciego y el más obtuso que cuando se le mete una idea en la cabeza, por muy errónea que sea, no hay quien se la saque.

El personaje que menos me ha gustado ha sido Pearl. No ha hecho nada que se merezca esto, pero es el que menos me ha llegado. Will va y viene, aunque en esta parte aparezca poquito. Y uno de los personajes que más me ha gustado ha sido Daniel. Y no tiene el protagonismo que se merece a lo largo de los libros. Tenía que decirlo, Susanna.

Sin ser una historia con un misterio o una trama enrevesada, porque lo que nos cuenta es la vida de un grupo de amigos desde que se conocen en el colegio hasta su vida adulta, Susanna Herrero ha sabido mantener el ritmo narrativo de manera que nos tiene enganchados a estas vivencias por las que hace pasar a estos chicos.

Me gustaría volver a comentar el tema de la maquetación del libro, ya que tiene muchas erratas de palabras que se separan en una letra y esto puede sacar algunas veces de la lectura.

Simplemente Sara es un cierre de saga muy bueno, dejando cada cosa en su sitio y con una forma de narrar amena para que las paginas se pasen volando y cuando queramos darnos cuenta hayamos terminado con la lectura.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
Otras reseñas de la autora:
Los saltos de Sara
Las caídas de Sara
Las decisiones de Sara
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 22 de junio de 2018

Besos de libro #199 ¡Piratas! (I)



—Ni lo penséis —le advirtió el capitán leyéndole la mente.
Ella no lo escuchó. Tomó impulso sobre sus hombros, pero, de algún modo, él se mantuvo firme. Y como no se hundió en el agua, el rostro de Wilhelmina descendió sobre el del capitán y sus labios chocaron en un beso involuntario.
Asustada, sorprendida por lo que acababa de suceder, trató de escabullirse, pero él la sostuvo y le impidió escapar. Su mirada era inescrutable; su cuerpo emanaba una fuerza que hizo vibrar el de Wilhelmina.
—Lo siento —se disculpó ella—, no era mi intención, yo no…
No pudo terminar, porque el capitán Blackhawk la estrechó entre sus brazos y la besó. Al principio fue solo el roce de unos labios, cálidos y suaves contra su boca. Con los ojos abiertos, Wilhelmina permitió que él la acariciara como ningún otro hombre había hecho jamás. En el fuerte Charles, el capitán Aarhus se había impuesto sobre sus deseos, pero el capitán Blackhawk la tentaba, la invitaba a dejarse llevar. Wilhelmina cerró los párpados y se perdió en aquel beso. En los labios que se movían sobre los suyos, en las manos que le acariciaban el cuerpo. Cuando sintió su lengua tratando de introducirse en su boca, se agitó por la sorpresa y abrió de nuevo los ojos, pero él le mostró el placer que podía sentirse en un beso profundo, ávido y lleno de una pasión que la envolvía por completo.
Se abandonó y se pegó a él tanto como le fue posible. Sus manos le rozaron el pelo, sus pechos se aplastaron contra el torso del capitán y su sangre vibró acelerada cuando lo acarició como nunca había acariciado a un hombre. Aquel beso era mágico, lo más asombroso que había experimentado en toda su vida, una verdadera revelación que debería durar para siempre.
Pero no lo hizo. Sin saber muy bien cómo, se encontró a una brazada de distancia. Blackhawk no solo había roto el beso, la había lanzado lejos, bien lejos de él. Y el vacío y la extrañeza que sintió en aquel momento la dejaron temblando, como si se estuviera bañando en unas aguas gélidas, y no cálidas como las del mar Caribe.
Él la miró como si fuera el ser más abyecto sobre la faz de la Tierra antes de espetar:
—No volváis a besarme jamás.
Mientras la sorpresa se tornaba en ira dentro de Wilhelmina, y antes de que tuviera oportunidad de responder, oyeron la voz de alarma del señor Blackpool.
—¡Tiburón a babor! ¡Tiburón a babor!


¡Piratas!Laura Esparza
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 20 de junio de 2018

Amor se escribe con H - Andrea Longarela




Sinopsis
Eva sueña con conocer a un caballero que la venga a buscar en un corcel blanco y la bese siempre con los ojos cerrados, como ha visto infinidad de veces en las películas. El problema es que la realidad nunca es como la ficción, y tiene que conformarse con sexo una vez por semana y deshojar margaritas. Pero no solo de Eva va esta novela. También están Carla, su hermana, que ni siquiera se atreve a mirarse en el espejo, y mucho menos a reconocer que siente algo por un mejor amigo; Gina, que busca llenar sus vacíos bajo un cuerpo… o dos, y María, que desearía ir a un concierto de rock y liarse con el batería, pero no se atreve… Si crees que el amor tiene muchas caras, que existen muchas maneras de manifestarlo, de disfrutarlo y de vivirlo, esta historia es para ti.
________________________________________________

Este es para mí el primer libro que leo de la autora que tanto he visto por las redes sociales. No ha sido mala esta primera aproximación, pero tampoco ha sido lo que me esperaba porque es muy malo ir con unas determinadas expectativas. No digo ni altas ni bajas, pero yo me esperaba cosas que no se han cumplido.

Quizás lo he encontrado demasiado reincidente y repetitivo en algunos casos y con un poco de síntesis hubiera estado mejor, por lo menos para mí que es mi opinión personal. Es como si fuera un libro de wattpad porque le da muchas vueltas a lo mismo muchas veces.

No me ha terminado de convencer las partes de Eva que cuenta de sus amigas. ¿Cómo sabe ella lo que están pasando o lo que sienten de primera mano si ella ni está presente en lo que nos cuenta que hacen cuando no están con ella?

Es cierto que sus historias son interesantes y que me han gustado pero que las cuente ella… no me ha terminado de cuadrar.

Porque la historia está narrada en su totalidad por Eva y en pasado (gracias a dios, que llevo una sucesión de lecturas en presente que ya tocaba cambio al pasado).

Eva es un personaje que me ha gustado mucho porque es muy extrovertida, no tiene filtro a la hora de hablar (y así le va) y siempre se mete en unos jardines de los que no sabe salir precisamente por su forma de ser. Pero también tiene cosas que no me han terminado de convencer como que vaya detrás de Hache como un perrito faldero la mayoría de las veces.

Pero no me ha gustado la historia de ‘amor’ con Hache porque no le he visto dualidad. A Hache lo veo demasiado perro del hortelano. Y que, de primeras, cuando se conocen como se conocen, la forma que tiene de tratarla hasta que ella le para los pies tampoco me ha gustado mucho que digamos. Porque tampoco he llegado a ver química entre ellos dos.

Es cierto es que un libro, que para lo largo que es, se lee muy rápido y que engancha porque tanto la historia principal como las secundarias están interesantes, pero, repito, se podría haber resumido un poco y, para mi gusto, habría quedado mejor.

Había leído en reseñas por la blogosfera que era un libro divertido con el que pasar un buen rato y, si bien es cierto que tiene un par de puntos, la mayoría de la trama es bastante seria y los temas que trata no son para reírse.

Amor se escribe con H es un libro de lectura fácil y amena pero que no ha resultado lo que yo pensaba y que no me ha llegado como esperaba.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 18 de junio de 2018

La chica invisible - Blue Jeans


Sinopsis
Aurora Ríos es invisible para casi todos. Los acontecimientos del pasado han hecho que se aísle del mundo y que apenas se relacione. A sus diecisiete años, no tiene amigos y está harta de que los habitantes de aquel pueblo hablen a su espalda. Una noche de mayo, su madre no la encuentra en casa cuando regresa del trabajo. No es lo habitual. Aurora aparece muerta a la mañana siguiente en el vestuario de su instituto, el Rubén Darío. Tiene un golpe en la cabeza y han dejado una brújula junto a su cuerpo. ¿Quién es el responsable de aquel terrible suceso? Julia Plaza, compañera de clase de la chica invisible, está obsesionada con encontrar la respuesta. Su gran inteligencia y su memoria prodigiosa le sirven para realizar el cubo de Rubik en cincuenta segundos o ser invencible jugando al ajedrez. Pero ¿podrá ayudar a sus padres en la resolución de aquel enigma? Su madre, Aitana, es la forense del caso y su padre, Miguel Ángel, el sargento de la Policía Judicial de la Guardia Civil encargado de la investigación. Julia, junto a su inseparable amigo Emilio, un chico muy particular con una mirada inquietante, tratará de hacer todo lo que esté en su mano para que el asesinato de Aurora Ríos no quede impune.
______________________________________________

Hacía tiempo que no leía nada de Blue Jeans y cuando cayó en mis manos una galerada de este libro que se publicaba en abril y todos los accesorios con los que venía (véase la foto), me dio mucha curiosidad y lo empecé.

Leyendo la sinopsis, el libro tiene una pinta increíble con un misterio a resolver, un asesinato dentro de un instituto y todo lo que se forma alrededor de esto. Y, la verdad es que el autor lo ha hecho muy bien con este libro porque logra que sospechemos de casi todos los personajes como el asesino de Aurora. Ha jugado tan bien al despiste con los personajes que logar que el lector se sienta dentro de la investigación queriendo descubrir las pistas que va soltando aquí y allí para armar el puzle y dar con el asesino.

La chica invisible está narrado en tercera persona y en estricto presente. Este tiempo en la narración no es precisamente mi favorito. No sé por qué es exactamente, llamémoslo X, pero no es con el que más cómoda me encuentro en la lectura de un libro y es una de las causas de que no puntúe más alto el libro.

Otra cosa que tampoco me ha llegado a convencer es la retransmisión en directo de la historia. Me explico. Desde que el libro comienza hasta que acaba con la resolución final, la historia avanza casi minuto a minuto en el tiempo que dura la investigación policial y todos los sucesos que tienen lugar. Puede que muchas de estas cosas podrían haberse resumido porque algunas partes se me han hecho un poco cuesta arriba.

La chica invisible está narrado al más puro estilo Blue Jeans con la historia central en presente, dando saltos en el tiempo y explicando en estos flash-backs cosas relevantes para enterarnos y comprender el porqué de muchas cosas de las que están pasando.

La chica invisible ha sido un libro que me ha enganchado y que me ha tenido recabando pistas a lo largo de toda la lectura y que a pesar de los peros que os he comentado me ha gustado. Y ese epilogo, Blue, mira que te gusta hacernos morir con los finales de tus libros. Ahora nos toca esperar al siguiente, ¿no? Chico malo.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 15 de junio de 2018

Besos de libro #198 Desafiando las normas (I)


—¿Un beso? —Se dio la vuelta y se encontró con su rostro risueño a solo unos centímetros del suyo.
—Sí, cada vez que digas una de esas palabras tan feas, tendrás que darme un beso.
—No puedo darte un beso así como así.
—¿Así como así? Esto es un pago. Una transacción entre dos personas que han llegado a un acuerdo.
—Yo no he llegado a ningún acuerdo contigo —replicó nerviosa. Una leve sonrisa se empeñaba en dibujarse en sus labios.
Eric entornó los ojos. Deslizó la mirada hasta su boca y el corazón de ella empezó a botar en su pecho.
—Tienes cinco segundos para darme un beso. Si no te lo daré yo.
—No lo harás —se rio turbada.
—Sí que lo haré.
Spencer no tenía ni idea de cuánto tiempo permanecieron así, mirándose, perdidos el uno en el otro. Una burbujeante corriente de electricidad corría entre ellos. Se aclaró la garganta, de repente seca.
—Vale, está bien —concedió.
Ladeó un poco la cabeza y sus miradas no perdieron el contacto en ningún momento. Muy despacio se alzó de puntillas hasta alcanzar su mandíbula y depositó un beso en su mejilla. Sus labios presionaron su piel y en ellos notó la barbita que le comenzaba a crecer. Se apartó igual de despacio y lo miró a los ojos. Sus pupilas estaban tan dilatadas que el marrón casi había desaparecido y apenas respiraba. Vio cómo las comisuras de sus labios se curvaban al tiempo que se ponía derecho. Se quedó callado un momento, sin dejar de mirarla hasta que finalmente soltó un suspiro y dio un paso atrás.
—Tengo que irme o llegaré tarde. ¿Nos vemos luego?
—Sí, nos vemos más tarde.

Desafiando las normasMaría Martínez 
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg