COMENTARISTAS

viernes, 26 de mayo de 2017

Besos de libro #149 Más que un verano (I)



—Quiero besarte, Aria —se sinceró él, con la voz ronca y mucho más grave que hace un momento.
Pasó una mano tras su nuca y con la otra buscó apoyo en la roca.
A Aria, demasiado consciente de lo que iba a suceder, su propio cuerpo le traicionó. Sus labios se entreabrieron y elevó la barbilla, y sus piernas decidieron enredarse en las de Max. Eso fue, sin duda, más de lo que el quarterback podía resistir. Atacó su boca con voracidad, con todo el ansia que había estado acumulando desde que se encontraran días atrás, y en su pecho vibró un gruñido de satisfacción al saborear por fin la calidez de su lengua. Era aún mejor de lo que esperaba, mejor que nada de lo que hubiera experimentado antes.
Ese pensamiento le sorprendió —¡tan solo se estaban besando!— y, sin embargo, no era capaz de detenerse. Ahora que la había probado, quería más, muchísimo más.
Aria apenas lograba procesar lo que estaba sucediendo. Percibía los labios de Max deslizándose contra los suyos y su lengua acariciando cada rincón de su boca. La sensación era tan brutal que resultaba imposible no rendirse a ella. Se abandonó a la exigencia de su boca y a su propia necesidad, amoldándose a su pecho y ladeando incluso la cabeza para profundizar en aquel ardiente beso.


Más que un veranoVictoria Vílchez
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 24 de mayo de 2017

Antes de que digas te quiero - Victoria Vílchez


Sinopsis
Lucía no había vuelto a pensar en Asher, el vecino que le robó su primer beso cuando vivía en Londres con su familia, pero cuando viaja hasta allí para visitar a sus padres y se lo encuentra frente a su antigua casa, los recuerdos no tardan en regresar. Sin embargo, Lucía va a darse cuenta muy pronto de que Asher oculta mucho más de lo que muestra, y que puede que no quede nada del chico tímido y de mirada triste que conoció tiempo atrás. Entre canciones y cuentos de hadas, ambos se verán arrastrados por una complicidad que creían olvidada y por más pasión de la jamás hayan llegado a sentir por nadie. Pero, en ocasiones, volver al pasado trae consigo recuerdos demasiado dolorosos. ¿Quién se arriesgaría a enamorarse si todo lo que te ha traído el amor hasta ahora ha sido sufrimiento?
_______________________________________

¿Os he comentado alguna vez lo que más me gusta de los libros de Kiwi de sus ediciones, aparte de las portadas tan bonitas que tienen? ¿No? Pues es que son unos libros que se leen muy fácilmente, son blanditos y tiernos, casi no pesan (por lo que se pueden llevar a cualquier parte) y son comodísimos.

Esta es la tercera historia de la serie ‘Antes de’ que nos presenta Victoria Vílchez. En este caso nos toca conocer en más profundidad a Lucía, la prima de Jota. Y conoceremos a Asher, el chico de los ojos tristes.


Antes de que digas te quiero está narrado en su mayor parte por Lucía y en pasado aunque también hay algunos capítulos salpicados contados por Asher pero que hacen que la historia en torno a él sea más misteriosa si cabe.

A la mayoría de los personajes ya los conocíamos de los libros anteriores, por eso es muy importante leer en orden la serie para no perdernos nada ni comernos ningún spoiler.

Este libro me ha gustado más que la historia de Jota y Becca por varias razones. La primera es que durante la lectura he vuelto a pasear por Londres después de mi visita el paasdo noviembre. Es como si acompañara a los personajes en sus andanzas por allí.

Otra razón es que Asher me ha gustado más que Jota. Si leísteis mi reseña de Antes de que decidas dejarme, sabréis que no terminé de entender a Jota, no me terminó de convencer. Y, aunque Asher se pueda asemejar un poco a Jota con sus idas y venidas, me ha llegado más y me ha gustado mucho más. Ya me advirtió Victoria no recuerdo si por instagram por twitter o por qué red social que Asher era adictivo y cuánta razón tenía.

A todo esto, no os he contado que me había apuntado a la lectura conjunta que organizó Victoria Vílchez en su FB. Sí, me apunte pero ya sabía yo de antemano que no iba a seguir las tandas de lectura. En las dos primeras comenté pero luego ya fui por libre hasta acabar el libro. Saltándomela a la torera con premeditación y alevosía.

Me ha gustado la relación que se crea entre ellos dos y eso que Lucía se deja llevar en muchas ocasiones sin plantarse ante lo que le preocupa o lo que quiere saber. Y es este punto lo que no me ha terminado de convencer de ella, que deja pasar todo eso por estar con él.

Una cosa que no me ha gustado del libro, por ponerme quisquillosa, es la cantidad de veces que usa la autora la expresión 'no era que' que se repite a lo largo de todo el libro bastante.

Me ha gustado poder volver a Londres, aunque haya sido de forma figurada en este libro; me ha gustado la historia con la parte de misterio en torno a Asher (aunque algo me barruntaba por las pistas que va soltando Victoria en boca de Lucía y del propio Asher a lo largo de la historia); los personajes secundarios, que no es que tengan mucho recorrido pero, por ejemplo, Tony es muy gracioso. O Rob, ese rompecorazones en potencia. Y luego hay escenas que te dejan toda loca, como el primer encontronazo que tienen Lucía y Asher en el camerino o esa ducha...

Antes de que digas te quiero es un libro que me ha gustado mucho, con el que he disfrutado, que no podía parar de leer y que me ha durado dos ratos. Muy recomendable para quien ya haya leído los libros anteriores de la saga y para los incondicionales de Victoria.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
Otras reseñas de la autora:
(Serie 'Antes de' 1 y 2) Antes de que digas adiós/Dime que bailarás conmigo
(Serie 'Antes de' 3) Antes de que decidas dejarme
Fuego y espinas
(Quiéreme 1) No me quieres, no te quiero
(Quiéreme 2) Si me dejas quererte
(Una estación contigo 1) Más que un verano


 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 22 de mayo de 2017

Nunca digas siempre - Jennifer L. Armentrout


Sinopsis
Ella aprendió que el silencio era su mejor arma. Él juró que siempre la protegería. Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forjar un vínculo indestructible. O eso creían ellos. Porque sus caminos se separaron abruptamente hace cuatro años. Mallory y Rider llevan todo ese tiempo tratando de superar las terribles experiencias vividas en un hogar de acogida. Intentando construir un futuro. Tratando de olvidar. Pero ahora, justo cuando creían estar dejando el pasado atrás, Mallory y Rider acaban de reencontrarse en el instituto y descubren que el intenso vínculo de infancia sigue ahí… al igual que las heridas. Enfrentados a la fuerza de sus sentimientos, Mallory y Rider deben decidir si seguir aferrados a las mismas armas que les ayudaron en el pasado o arriesgarse a construir algo nuevo en un futuro incierto. Un relato luminoso sobre una joven valiente que lucha por expresar su verdad desde un refugio de silencio. Quédate a escuchar la voz de Mallory. No te arrepentirás.
_______________________________________________

Este libro estuve a punto de comprármelo en italiano cuando me enteré que Puck lo publicaba en español. Me alegré un montón porque, aunque entiendo bastante bien el italiano, siempre se me escapan cosillas. Y así, en español, no me iba a pasar.

La portada no me gusta mucho que digamos, con lo bonita que es la original podrían haberla respetado. Porque, además, esa chica de la portada no representa a la protagonista, que es pelirroja.

Dicho lo cual, vayamos a la historia en sí. Nunca digas siempre está narrado en primera persona por Mallory, nuestra protagonista, y en pasado. Será ella la que nos conduzca a través de esta historia tan dura en ciertos momentos que nos ha planteado Jennifer L. Armentrout para la ocasión.


Será precisamente con las palabras de Mallory, esas que tanto trabajo le cuesta decir delante de la gente, y más si no es conocida, cuando conoceremos a Rider y la evolución que tendrán ambos a lo largo de las páginas y cómo será la historia de ellos dos además de ese pasado que tienen en común.

No es, de los libros que he leído hasta la fecha de Jennifer L. Armentrout, mi favorito pero me ha gustado bastante. Algunos momentos son muy emotivos y otros bastante duros. Pero la historia en líneas generales es muy bonita y me ha gustado bastante.

Con los personajes secundarios he tenido mis más y mis menos. Tanto los amigos de Mallory como los de Rider me han gustado y me lo he pasado bien con ellos porque eran los que daban un punto de humor en la historia tan seria y tan intensa.

Pero los que no me han terminado de cuadrar han sido los padres adoptivos de Mallory. Me han parecido demasiado controladores y muy poco permisivos. Que vale que las circunstancias de Mallory son especiales y muy singulares pero no creo que el que estén todo el día encima de ella dirigiéndole la vida como lo hacen sea lo más favorable para su caso.

Paige también me ha gustado dentro de su papel. Es una chica directa y clara que lucha por lo que quiere. Y que dice las cosas a la cara como son. Es justo lo contrario que Mallory y cuando, en cierto punto del libro, se encara con ella y le canta las cuarenta, tiene mucha razón en casi todo lo que le dice. Otra cosa los motivos por los que se las dice.

Nunca digas siempre es un libro que me ha gustado, con el que me he reído, me he emocionado y he sufrido y que le recomiendo a todos los seguidores de la autora.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 19 de mayo de 2017

Besos de libro #148 Tiempo de promesas (II)



Jimena rodeó el cuello del conde con los brazos para sostenerse, apretando su cuerpo joven contra cada protuberancia y sintiendo que un calor abrasador comenzaba a deshacerle las entrañas ante aquella dulce humedad que mordisqueaba sus labios.
Fue cuando él decidió que la delicadeza se había acabado, con un gruñido encendido, cercó su cintura y la mantuvo inmóvil, pidiendo paso con una profunda embestida de su lengua.
Los ojos de Jimena se abrieron desmesurados por la sorpresa, instantes antes de que un lánguido gemido se le escapara. Tenía la espalda arqueada y los pechos comprimidos, no había ni una sola porción de piel que no estuviera pegada al cuerpo de su prometido. Aquello no era un beso, era un acoso y derribo en toda regla. Un asedio sin paliativos por el que perdió sus temores, su confusión y parte de su alma.
Un desconocido instinto despertó para decirle que podía dejarse llevar por él. Abrió la boca lentamente, acogiendo en su interior la exquisita rugosidad de aquella lengua y moviendo la suya con timidez.
El hombre pareció muy complacido por aquella reacción. La apretó con más fuerza. Quería prolongar en instante hasta el infinito, pero el sentido común de Jimena regresó  de golpe.
No tuvo dificultad en apartarle para poder recuperar un ritmo adecuado de respiración. Aturdida, desconcertada y demasiado consternada como para comprender lo que acababa de sucederle, se tocó los labios, como si así pudiera borrar todo rastro de aquel beso.
-¿Qué habéis hecho? –exclamó, a un paso de echarse a llorar por su debilidad.
-Sosiégate. –El conde apoyó una mano en su mejilla, creyendo que los escalofríos se debían al miedo-. No pretendía asustarte.
-Entonces, ¿qué pretendíais?
-Exactamente lo que he conseguido. –Deslizó la boca hasta su oído. Jimena escuchó su respiración agitada y espesa-. Ahora sé, sin ninguna duda, que no te desagrado. Jimena, mi preciosa Jimena… Cuánto he ansiado tenerte así, dulce y dispuesta –musitó, tomando su rostro para obligarla a mirarle-. A partir de este momento, nada un nadie logrará separarnos.
Rozó de nuevo sus labios, pero ella se apartó. Si no lo hacía, el cuerpo la traicionaría, y  la mente… ¿En qué andaba su mente para permitirle actuar de ese modo? ¡Tenía que decir algo que rompiera el hechizo! ¡Rápido!
-Vuestra barba. Es muy áspera.
-Eso tiene fácil arreglo.
No. aquella no había sido la frase más adecuada. Jimena inclinó la cabeza y retrocedió.
-Pero haréis pensado que soy una…
-Una mujer. Sin más adornos –la interrumpió él, con un susurro lleno de intensidad-. Mía.
-Vuestro comportamiento ha sido inapropiado –le regañó, con tan poca convicción que provocó una carcajada-. Me habéis arrancado un… beso.
-¡¡Martín!!! ¡Don Hernán y sus hermanos nos esperan! ¿Se puede saber que estás haciendo ahí arriba?
El sueño en el que Jimena había estado flotando desapareció, para estamparla contra el suelo de la realidad al escuchar aquella voz. Demasiado confundida y perpleja como para reaccionar adecuadamente, miró hacia el patio de armas para ver a un hombre que hacia señas al que había creído su prometido.
-¿Martín? –preguntó-. ¡¿Martín?!
El respondió con una leve inclinación de cabeza. Le vio alejarse para acudir a la llamada, pero todavía pudo escuchar con claridad sus últimas palabras.
-Me propongo arrancarte mucho más que un beso, niña. Tenlo presente.


Tiempo de promesasElena Garquin

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 17 de mayo de 2017

Palabras que nunca te dije - María Martínez


Sinopsis
«Existe un amor por el que merece la pena esperar y luchar».
Sara está a punto de cumplir los treinta y ya ha perdido la esperanza y la ilusión en un matrimonio que va a la deriva. Ha pasado demasiado tiempo ignorando su vida y sabe que no es feliz. Ya no existe la chica que perseguía sus sueños y en su lugar hay una mujer a la que apenas logra comprender.
Lo que Sara no sabe es que un suceso inesperado sacudirá su pequeño mundo por completo. Cuando Christina, su mejor amiga, le pida que viaje hasta un tranquilo pueblo de La Provenza para hacerse cargo de las reformas de un bonito Château que pretende convertir en un hotel.
Han pasado siete meses desde que los demonios de Jayden lo llevaron hasta Tullia y aún no ha conseguido enfrentarse a ellos. Mientras trata de recomponer su presente y asumir un doloroso pasado, se gana la vida haciendo chapuzas para los vecinos del pueblo. Amable, divertido, y con una personalidad encantadora, se ha convertido en ese amigo al que todos recurren para solucionar sus problemas.
Una casualidad, o puede que el destino, une las vidas de Sara y Jayden. Dos almas rotas que, sin darse cuenta, empiezan a necesitarse para sobrevivir.
Comienza el verano y, entre campos de lavanda, estrellas fugaces y luciérnagas, ambos descubrirán que, quizá, merezcan una segunda oportunidad.
__________________________________________

Pon un Jayden en tu vida, así se podría resumir este libro. Desde que salió a la venta este libro hasta que me he decidido a empezarlo le he estado largas porque quería cogerlo cuando tuviera tiempo para poder dedicarme en exclusiva a este libro. Y después de tanta espera, de ver tantas reseñas buenas que ponían los dientes largos y de que la gente comentara lo que le había gustado iba con un poco de miedo por las expectativas tan grandes.

Al final cayó en plena Semana Santa y he ido cargando con él por todas las calles de mi ciudad pero no me ha importado porque rato que tenía, rato que le dedicaba. 



Palabras que nunca te dije ha sido un libro que me ha gustado mucho y eso que los primeros capítulos en los que conocemos a Sara y como es su vida me pusieron un poco nerviosa por ella, porque no reaccionaba ante situaciones que harían saltar de rabia pero ella se la comía para sus adentros y callaba y aguantaba. Collin, su marido, no me ha caído bien en ningún momento, lo cual es lógico en la historia. Ya está, no digo más.

El que me hubiera gustado conocer un poco mejor es al hermano de Sara, Luis, que me parece un personaje que tendría para su propia historia. Y Christina también me ha gustado.

Pero llegamos al meollo del asunto. Y el meollo tiene nombre y apellido: Jayden Dixon. Este hombre es amor puro. Me ha gustado desde el primer momento que aparece. Es un personaje que viene arrastrando sus propios demonios pero que no se deja vencer por ellos. Siempre con una sonrisa en la cara y ayudando a los demás. De verdad, un encanto y de los que no existen en la vida real.

Así que Sara por cosas del destino, de su amiga o empujada por su hermano se planta en Tullia y allí... 

Palabras que nunca te dije está narrado en tercera persona y en pasado pero siempre teniendo en cuenta el punto de vista de nuestros dos protagonistas. Así que los conoceremos casi de primera mano. Veremos cómo van evolucionando, como se enfrentan a la restauración del châteou que me ha recordado un poco a la película 'Esta casa es una ruina' y como se van acercando poco a poco. Porque aunque la parte principal del libro transcurre en un mes, esto se va cociendo poco a poco.

Entre los dos hay una química que se nota en cada conversación y en cada acercamiento. Y cuando discuten de comics es muy gracioso. Pero en esto estoy con Sara, no entiendo porque hay que elegir entre Marvel o DC cuando te puedes quedar con los dos.

Otra cosa que me ha gustado del libro (que me ha gustado todo, tendríais que ver como tengo el libro de pos-its), es imaginar los paisajes y los escenarios, que si nos damos una vuelta por el tablero de Pinterest de la autora tenemos fotos para imaginarnos la historia sin duda alguna. En realidad, el libro es un pos-its en si desde que aparece Jayden en escena.

Y los personajes que habitan en este pueblo de la Provenza tampoco tienen desperdicio. Todos cumplen su función y son adorables y encantadores.


Palabras que nunca te dije ha sido una lectura que he disfrutado incluso en los capítulos finales con el sufrimiento que me hizo pasar María Martínez. Me ha parecido un libro muy completo con una historia muy asentada y meditada y la más seria y madura de la autora y, como podréis comprobar por la reseña, me ha encantado y casi que me ha sabido a poco y eso que no es precisamente corto.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 15 de mayo de 2017

Los ritos del agua - Eva Gª. Sáenz de Urturi


Sinopsis
Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce.
1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado cántabro. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor.
2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.
________________________________________________

Al terminar de leer El silencio de la ciudad blanca pregunté por twitter a la autora si tendríamos más aventuras de Unai López de Ayala, alias Kraken y aquí estamos con la segunda parte de la trilogía de El silencio de la ciudad blanca. Antes que nada quiero comentar que es imprescindible leer el primer libro para leer este segundo porque aunque la trama de los dobles crímenes queda totalmente cerrada, las referencias a los hechos ocurridos son constantes y se perderían detalles y quedarían bastantes cosas sin explicar.

Dicho lo cual, vamos con la reseña que me va a costar escribirla y deciros cuanto me ha gustado este libro sin explicar nada de lo que ocurre. Pero esta es una reseña sin spoilers, lo prometo.

Los ritos del agua empieza en el mismo punto donde dejamos a Unai y demás personajes en El silencio de la ciudad blanca. Ya desde las primeras páginas vemos que va a ser una lectura trepidante y, como me paso con el primer libro, me engancho ya desde la primera página. Y volvemos a encontrarnos con el mismo elenco del primer libro y tendremos también algunas incorporaciones nuevas.


Los ritos del agua está narrado en su mayor parte por nuestro Unai, que será el que nos conduzca en esta nueva investigación. Pero también tendremos capítulos en flashback que están narrados en tercera persona. Y todos ellos en pasado.

Mezclando pasado y presente iremos viendo cómo se entrelaza la historia que nos plantea Eva Gª Sáenz de Urturi en esta nueva andadura para Unai alias Kraken y la gente que tiene alrededor. Esta vez es todo mucho más personal y gira más en torno a su persona. Está lleno de giros y plot-twist al final de algunos capítulos que hacen que dejar aparcado el libro sea muy difícil pero también tiene ciertas coletillas de 'y esto hizo que...' adelantando hechos que no me han terminado de gustar porque no me gusta que me digan por adelantado lo que va a pasar o puede pasar.

Como ya paso con El silencio... volvemos a darnos una vuelta por Vitoria y si ya tenía ganas con el primer libro de conocer esta ciudad con este segundo me han dado más ganas todavía. Y, además, también vamos a conocer sitios de Cantabria que seguro que son muy interesantes de conocer.

A mitad de libro tuve mis sospechas con quien sería el asesino y lo mantuve casi hasta el final pero Eva Gª Sáenz ha sabido engañarme muy bien porque cuando ya deja caer la duda y destapa la pista definitiva fue una sorpresa más para seguir leyendo y tener confirmación. Sabe jugar al despiste de maravilla y consigue que no veamos lo que tenemos delante todo el tiempo.

A título personal tengo que decirle a la autora que las últimas cincuenta páginas con su epílogo me han hecho sufrir lo que no está escrito. Esto se lo guardo y  no se lo perdono.

Me ha gustado la evolución de los personajes, de las tramas rodeadas del halo de misterio de los ritos y la mitología celta hasta llegar a enlazarse, como resuelve, los giros, las sorpresas... Y ahora no nos queda más que esperar la tercera parte de las aventuras de Unai López de Ayala y saber con qué nos sorprenderá la autora.

Los ritos del agua ha sido una lectura compulsiva, que engancha de principio a fin con tramas muy bien desarrolladas y enlazadas y con unos personajes muy carismáticos. Un libro muy, muy recomendable.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 12 de mayo de 2017

Besos de libro #147 La razón eres tú



-Puedes confiar en mí. Lo sabes, ¿verdad?
Apoyó los codos en las rodillas, sujetándose la cabeza entre las manos, y se presionó las sienes. Su malestar era obvio.
-Es que… no sabría por dónde empezar.
-Empieza por donde te apetezca, no te agobies.
-Ya estoy agobiado y aún ni he empezado –habló muy bajito, como para sí mismo. Entonces pude ver en sus labios la fina curva de una sonrisa infeliz.
Él me había ayudado en el pasado estando a mi lado y era el momento de devolvérsela, así que puse mi palma sobre su espalda y la froté para que se tranquilizara. Lo que le ocurría no podía ser tan malo. Se tensó un momento; su cuerpo quedó totalmente paralizado por mi contacto, pero yo ignoré esa reacción y seguí acariciándole la espalda, quería transmitirle tranquilidad.
De pronto se incorporó dándome un susto de muerte, cogió mi cara entre sus manos y, mirándome a los ojos me besó. Fue un beso tierno, cargado de dudas y miedo. Un beso suave y cálido. Un beso dulce y sencillo. Un simple roce de labios. No había desesperación en aquel beso, tampoco connotaciones sexuales. Sus labios ejercieron una mínima presión sobre los míos y… duró un instante. Al retirarse me observó. Había timidez en su mirada, también preocupación y… algo más. ¿Una pregunta implícita?, ¿miedo a un rechazo?, ¿remordimientos? No lo analicé mucho, no pensé demasiado en las consecuencias, no me importó que fuera hermano de quien era. Solo sé que todos mis sentidos reaccionaron a ese beso de una forma irracional y cada una de mis células despertó de su estado de letargo.
Entonces me descubrí a mí misma desando que aquel beso hubiera durado más. Le conocía de siempre, lo sé. Lo consideraba mi amigo, también lo sé. Pero era guapísimo y eso complicaba mucho las cosas. Además, lo que nunca, jamás, hubiera imaginado, es que ese roce de labios me provocaría mariposas en el estómago. De manera que, sin pensarlo dos veces, me apreté contra él y le besé. Quería volver a experimentar esa maravillosa sensación.
El respondió a mi beso y lo hicimos más profundo. Entreabrimos nuestros labios y rozamos nuestras lenguas; al principio tímidamente, permitiendo que se conocieran, después con más confianza. Exploramos nuestras bocas y nos mordimos los labios apasionadamente. Acariciamos nuestros cuerpos, aumentando el calor del momento, y descubrimos la excitación que nos provocaba tocarnos.

La razón eres túAnalí Sangar

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 10 de mayo de 2017

El conjuro - Mariah Evans


Sinopsis
Siglo XXI
Anaís, británica y lectora empedernida de novela romántica, acaba de dejar su relación con Jacob por una infidelidad de este. Para animarla, su amiga Jane la lleva una noche de fiesta. Ya con unas copas de más, acaban en un tarot haciendo un conjuro de amor para Anaís, a fin de atraer a su alma gemela.
Siglo XVIII
Neilan es un escocés que huye de los casacas rojas tras sobrevivir a la batalla de Inverness. En su huida cae de su caballo, agotado, y encuentra a una misteriosa mujer que le ofrece un cambio de vida. Desesperado, bebe de una mágica poción sin saber que va a despertar en el siglo XXI, en el jardín de Anaís, aturdido y confuso.
El primer encuentro entre ambos será caótico. ¿Quién no saldría huyendo si se encontrase a un escocés armado con una espada?
Tras los primeros malentendidos comprenden lo que ha sucedido. Neilan permanecerá 27 días en nuestra época, mientras duren los efectos del conjuro, y la convivencia con una chica del siglo XXI no será tarea fácil. Con todo, juntos emprenderán un viaje que cambiará sus vidas, dándose cuenta de que están hechos el uno para el otro y conscientes de que su tiempo juntos se agota.
¿Qué pasará una vez que la magia del conjuro se disipe? ¿Logrará el amor traspasar las barreras del tiempo?
___________________________________________

Con este libro tengo sentimientos encontrados porque me ha gustado pero he tenido dos problemas fundamentales con él y uno de ellos es bastante serio.

La historia de El conjuro me ha gustado bastante en líneas generales. Me ha recordado algo a Outlander solo que al revés. Me ha hecho gracia algunas de las situaciones que se crean por esta situación tan peculiar.


Los personajes también me han gustado y he simpatizado con ellos. Neilan me ha parecido un tío muy espabilado que pillaba las cosas demasiado rápido y que para ser un highlander del siglo XVIII dejado de buenas a primeras en pleno siglo XXI se adapta demasiado rápido y prácticamente sin problemas. Y Analí es una chica trabajadora, que acaba de pasar por una ruptura y que se siente sola. Es fuerte e independiente.

La historia me ha gustado mucho con los puntos de humor generados a raíz de las situaciones en las que se encuentra Neilan debido a su desubicación temporal.

Pero uno de los problemas que he tenido con este libro es precisamente con la forma de hablar de los personajes que dentro de una misma conversación pasan del usted al tú sin saber si se tutean o no porque en una frase se hablan de usted en la siguiente de tú y la siguiente vuelta al usted. Y no es un recurso de la autora para hacernos ver que hay confianza entre ellos. Otra cosa que no me ha terminado de cuadrar ha sido la repetición de frases y expresiones a lo largo de todo el libro.

Pero el problema fundamental que he tenido con este libro ha sido el final que me ha dejado muy fría. No me ha gustado nada la resolución del conjuro y del viaje en el tiempo de nuestro protagonista y esto hace que le baje la puntuación porque la historia daba para otro final mucho más acorde con el libro, por lo menos para mi gusto y que, creo, nos habría dejado con un mejor sabor de boca porque sé que a más de una persona le ha pasado lo que a mí. De verdad que no me esperaba ese final y no me ha convencido.

El conjuro ha sido una historia bonita, que he disfrutado en su casi totalidad hasta llegar a ese final. Es un libro que se lee fácil y rápido con una ambientación y unos paisajes de encanto y lleno de escenas adorables.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 8 de mayo de 2017

Querido hermanastro - Penelope Ward


Sinopsis
La vida de Greta se pondrá patas arriba cuando Elec, hijo de su padrastro, se muda a vivir con ellos. Elec es un inadaptado, un engreído dispuesto a atormentarla…
Greta no lo soporta. Le fastidia que la tome con ella porque no quiere estar allí, le fastidia que traiga chicas a su habitación, pero lo que más le fastidia es cómo reacciona su cuerpo cuando lo tiene delante…
Al principio pensó que lo único bueno que tenía eran sus abdominales perfectos y sus tatuajes; que no había nada más que un físico, pero se engañaba, había más, mucho más, y se le escapaba de las manos… Una noche, las cosas empezaron a cambiar entre ellos y llegaron a un punto crítico.
¿Cómo hacer frente a estos sentimientos? ¿Podría Elec romperle el corazón? Greta tenía que tomar una decisión… Y esta determinación podría cambiar sus vidas para siempre.
___________________________________________

¿Por dónde empiezo? Por el principio sería lo correcto y el principio es decir que el libro no me ha gustado. Se lee rápido, eso es cierto, pero la historia no hay por dónde cogerla.

Este libro está lleno de topicazos como por ejemplo chico malote que está de vuelta de todo y es muy experimentado aunque sea un adolescente y chica buena e inocente.

Cuando se conocen el empieza a comportarse como un verdadero capullo y la trata muy mal. ¿Y que hace ella? Ni más ni menos que babearle. Topicazo.

Cuanto peor la trata más se arrastra ella y más va detrás de el. Hasta Elec se lo dice y le dice también que tenga un poquito más amor propio y que se respete más. Pero como Elec es tan sexy y está tan bueno se le perdona todo y no pasa nada. Nótese el retintín

Pero es que Elec es el perro del hortelano aparte de ser un gilipo**as integral. Ya en el primer capítulo me dio la sensación de que me iba a sangrar la úlcera con estos dos y no me he equivocado mucho.

La historia se resume en que se pelean, bueno en realidad, Elec suelta por su boca lo que le parece y ella le hace ojitos. Todo el libro así. Cuando Greta se busca un ligue Elec se dedica a echarle abajo la cita. Ni come ni deja comer.

Querido hermanastro está dividido en dos parte. En la primera los protagonistas son adolescentes y es cuando se conocen y en la segunda han pasado unos años y sus vidas han cambiado considerablemente pero siguen siendo lo mismo de idiotas los dos. Los capítulos en los que está dividido son cortitos lo que hace que se lea más rápido, eso y que tampoco hay mucha chicha de dónde tirar.

En la segunda parte será cuando nos enteremos del porqué del carácter de Elec y resulta de ser, oh sorpresa, otro tópico. Podría seguir contando que no me ha gustado del libro pero mejor no seguir haciendo sangre.

Querido hermanastro ha sido una lectura que no he disfrutado pero que he leído rápido porque es una lectura rápida pero casi sin consistencia.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 5 de mayo de 2017

Besos de libro #146 La leyenda de tierra firme (II)



Se oyó sonido de pasos en cubierta.
—Bajemos al camarote —susurró él contra sus labios. No quería que ese momento se estropeara con miradas indiscretas.
La tomó de la mano hasta la escalera de descenso. Una parada para besarse, y otra más, tomando su rostro entre las manos. Bajaron a trompicones, tropezando con los escalones, intentando prolongar aquel beso infinito que no se cortaba ni cuando se separaban los labios. Darrell manipuló con esfuerzo la cerradura de su camarote. Paraba, se reía nervioso y volvía a trastear mientras le daba ligeros mordiscos en el labio. La cerradura se resistía mientras él miraba alternativamente al pomo y a los labios de Ariel. Al fin cedió y entraron como un huracán, besándose contra la pared mientras con el pie cerraba la puerta. Reinaba una suave oscuridad solo rota por las luces nocturnas que penetraban por el ojo de buey. No encendieron las lámparas. Nada que los distrajera, que los devolviera a la realidad de socios de trabajo, de promesas de nunca juntos. Nada que los alejara de aquel mítico viaje a sus deseos más íntimos.
La inmediación de sus cuerpos inflamó aún más sus deseos por Ariel. Introdujo de nuevo la mano bajo la camisa, ahora sí, con una ansiedad desconocida, hasta abarcar con ella la pulpa caliente de su seno. El contacto de aquel pecho le produjo una descarga eléctrica entre las piernas. Un tirón invisible que hizo perentorio seguir con su cometido. Mientras, Ariel le recorría la espalda con las palmas de las manos, que se deslizaban bajo su camiseta para sentir la textura de su piel. Eran manos temblorosas, que subían y bajaban hasta traspasar la frontera de su cinturón y asir el óvalo perfecto de sus glúteos. Aquel contacto cálido fue una señal. El deseo tanto tiempo reprimido estalló al instante, confundió su mente e hizo que un interminable escalofrío recorriera toda la superficie de su piel.
Enredados, cayeron sobre la litera inferior. Cuidado con la cabeza. De sus pieles de desprendía el olor del deseo, un aroma salado de ostras que los volvía locos y que ellos husmearon con voracidad. Mientras Darrell le arrancaba la camisa, le mordía el torso, la piel del vientre, le lamía los costados, Ariel le ofrecía su cuerpo, incapaz de hacer otra cosa que recibir placer. Recibir las tórridas sensaciones que le provocaba aquel contacto carnal.
Su cabeza se nubló. Desaparecieron sus pensamientos, su vida, solo un enorme deseo por aquel hombre lo ocupaba todo. Por dentro y por fuera, como una comezón. Rodaron uno sobre el otro en aquella cama angosta, imposible de espacio, y sus ropas cayeron al suelo en un ejercicio malabarístico, incapaz de explicar después de aquella noche. El cuerpo de Darrell se descubrió fuerte, como ella ya había atisbado, con el pecho cubierto por un ligero vello castaño solo en los pectorales y en un oscuro cordón desde el ombligo. Los cabellos de Ariel se desparramaban sobre la cama, transformando las sábanas blanquísimas en un mar oscuro y embravecido. Él la atrajo más hacía sí, como si fuera posible traspasar la barrera de su piel. No pudo evitar separarse por un instante, apoyar las manos en la cama y estirar los brazos para verla. Así, desnuda sobre el lecho, con las manos ocultas bajo su pelo, era todo un espectáculo. Las sábanas estaban arrugadas y la manta se enrollaba bajo sus riñones.
—Dios —dijo él con una voz ronca y profunda—. Eres tan hermosa y te deseo tanto.


La leyenda de tierra firmeJ. de la Rosa
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 3 de mayo de 2017

El guardián de los sueños - Sherrilyn Kenyon


Sinopsis
Tras siglos de tortura, soledad y sufrimiento Cratus ve, por fin, una oportunidad de vengarse de los dioses que le condenaron por mostrar clemencia… y no piensa desaprovecharla.
La decimoséptima novela de los CAZADORES OSCUROS
El hijo de la guerra y el odio, Cratus, pasó la eternidad luchando para los dioses que le dieron la vida. Él era la muerte misma, y cualquiera que se interpusiera en su camino era aniquilado... hasta el día en que se opuso a Zeus y fue condenado al exilio. Pero ahora un antiguo enemigo ha sido liberado, y solo Cratus puede acabar con él.
Como cazadora de sueños, Delphine ha dedicado su vida a proteger a los humanos de los depredadores que acechan nuestro inconsciente. Pero ahora su misión es otra muy diferente: tiene que convencer a Cratus de que luche en las filas del Olimpo. Pero seis mil años de castigo son difíciles de olvidar y Cratus ya ha tomado una decisión: luchará contra Zeus y consumará al fin su venganza.
El tiempo se agota. Si Delphine no consigue atraer a Cratus hacia su causa, la humanidad será exterminada y el mundo tal como lo conocemos dejará de existir.
Somos los Dolophoni. Feroces e inexorables. Siervos de las Furias.
Somos la mano derecha de la justicia.
Y nadie está por encima de nosotros.
__________________________________________

Otro mes más sigo con la lectura de la saga Cazadores oscuros de Sherrilyn Kenyon que estamos llevando a cabo en el Club de lectura de las Librófilas. Durante el mes de abril nos tocó conocer a Cratus, un personaje castigado y sufrido como no podría ser de otra forma si está dentro del elenco que forma parte de esta saga.

El guardián de los sueños está narrado en tercera persona y en pasado como es habitual en la saga. Lo que no es habitual es que se quede el final totalmente abierto. En otros libros se han quedado cosas en suspenso para luego seguir con esa parte de la trama a lo largo de la saga pero este libro queda totalmente en el aire y esto me ha sorprendido bastante.

En cuanto a los personajes, tanto Cratus como Delphine me han gustado mucho. Son personajes coherentes que actúan según dicta su conciencia. Me ha sorprendido que siendo Cratus tan poderoso como nos enteramos que es que se deje castigar como lo hace al principio del libro y que se convierta en el personaje que conocemos y con el que le toca lidiar a nuestra chica.

Y también me gusta volver a encontrar a personajes ya conocidos de libros anteriores. Hay libros dentro de la saga que se podrían leer solos y no se perdería gran cosa pero este no es uno de ellos. Es imprescindible haber leído por lo menos el anterior a este. Pero, creo yo, sin llevar el recorrido de toda la saga podrían perderse muchas cosas, que no se comprendiera bien y no se disfrutarían igual.

La historia en sí también me ha gustado porque se abren nuevas ramas dentro de este mundo que ha creado Sherrilyn Kenyon. Durante toda la lectura estás con la mosca detrás de la oreja por las alianzas que se forman y por las posibles traiciones. Y, además, está lleno de giros y revelaciones para hacer que no perdamos de vista ni una de las palabras que tiene la novela.

Otra cosa que me ha llamado la atención es que en este libro conocemos por fin a Zeus. Hasta ahora se le ha mencionado a lo largo de los libros pero nunca había tenido presencia activa. Y en este la tiene y cómo.

El guardián de los sueños es un libro que se lee fácil y rápido ya que la historia engancha y es difícil aparcar la lectura y que deja con muchas ganas de seguir con el siguiente libro.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme



Reseñas anteriores:
Reseñas de 2016
Atrapando un sueño
Aquerón  
El silencio de la noche 
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg