COMENTARISTAS

miércoles, 19 de febrero de 2020

Conquistando a Lord Wesley - Elizabeth Urian


Sinopsis
La astucia y perseverancia de una mujer enamorada no conoce límites. Noelle Montague se enamoró en India de un apuesto Wesley Catesby. Cuando ve que, después de diversos encuentros, no consigue ser correspondida como desea, elabora un ambicioso plan para lograrlo. Es joven, astuta y luchadora, por lo que se instala en Minstrell Valley con una única misión: enamorarlo. Wesley Catesby no es un hombre con un empleo corriente. Se instala en Minstrel Valley para pasar desapercibido. No contaba con la aparición de una joven ya conocida que se muestra muy insistente en su afán por cruzarse en su camino una y otra vez. No obstante, el pasado de Wesley hace acto de presencia de la peor manera. ¿Logrará Noelle su tan ansiado deseo?
_______________________________________________

Por noveno mes consecutivo he vuelto a visitar este pueblecito de Minstrel Valley que se me hace cada vez más familiar y al que vuelvo todos los meses con una sonrisa. El trabajo que están haciendo estas escritoras, coordinándose tan bien para contarnos las historias tiene mucho mérito, ya que los flecos que unas dejan en el aire son otras las que los tejen.


En este caso tenemos la historia de Noelle, una de las alumnas de la escuela. Sabremos por qué está en la escuela y que la lleva hasta allí. Y también conoceremos a Wesley, un joven vecino del pueblo y por el que Noelle bebe los vientos.

Pero en esta ocasión, las autoras han decido que la mayor parte de la trama del libro no transcurra en Minstrel Valley y nos llevan de viaje por la India y por Francia teniendo París como destino final del viaje.

Conquistando a Lord Wesley es, hasta la fecha, el libro que más se separa de los que he leído de la serie. Y me ha gustado el cambio de registro porque Minstrel Valley me gusta mucho y sus habitantes son adorables (casi todos) pero también me gusta viajar y que me lleven a otros países.

Como el resto de libros de la serie, este está narrado en tercera persona y en pasado teniendo en cuenta el punto de vista de nuestros protagonistas. Los capítulos no son muy largos y el libro en sí tampoco por lo que me lo he podido leer en muy poco tiempo. Además, la trama engancha ayudada con un punto de misterio que hace que sea difícil soltarlo hasta haberlo acabado.

En este libro aparecen por primera vez, -y espero que en los que quedan hagan alguna que otra aparición, aunque sea esporádica-, dos personajes nuevos que me han gustado mucho. Se trata de Étienne y Pascal. Sobre todo, este último con su sarcasmo e ironía cuando se trataba de la situación de Wesley con Noelle.

La relación que se va desarrollando a lo largo del viaje de nuestros protagonistas va creciendo y la vamos viendo progresar. Porque no son recién conocidos, sino que ya tienen un pasado. Me ha gustado cómo van pasando las cosas y cómo se van enamorando o, más bien, admitiendo en uno de los casos ese amor porque ya estaban enamorados los dos.

Conquistando a Lord Wesley ha sido una lectura amena y entretenida que me ha tenido enganchada desde el principio hasta el final de este viaje de nuestros protagonistas fuera de Minstrel Valley.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
Otros libros de la serie:

Un conde sin corazón -Nuria Rivera
Un mes para seducir a uan dama - Diane Howards
Un pretendiente para la señorita Bowler - Ana F. Malory
La accidentada boda de Lord Mersett - Alexandra Black

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 17 de febrero de 2020

Más que amigos - Ella Fields


Sinopsis
A veces, lo que deseas está más cerca de lo que crees Peggy Newland y Dash Thane han sido inseparables desde que nacieron. Ella es una chica dulce que sueña con vivir su primer amor antes de acabar el instituto; él, un chico rebelde e impulsivo que hará lo necesario para protegerla de cualquiera. Sin embargo, su amistad empieza a tambalearse cuando Byron, uno de los deportistas más populares del instituto, y Peggy empiezan a salir juntos. ¿Pero una noche lo puede cambiar todo? Tras un beso inesperado, Dash y Peggy deberán descubrir lo que realmente sienten el uno por el otro y lo que quieren de verdad. ¿Serán capaces de arriesgar lo que tienen por convertirse en algo más que amigos?
_____________________________________________________

Cuando vi este libro en las novedades de la editorial me llamó mucho la atención porque las historias de amigos de toda la vida que terminan enamorándose siempre me han llamado la atención. La portada con tanto rosa no me llamaba especialmente pero el argumento en sí, sí que me tiraba así que hice con él en cuanto pude.

Pero no ha sido lo que me esperaba y no es que fuera con las expectativas muy altas que digamos. Me explico. En este libro nos cuentan la historia de dos amigos, chico y chica, de toda la vida; mejores amigos que lo hacen todo juntos y los dos están enamorados entre sí pero no se han dado cuenta. Y cuando lo hacen no quieren dar el paso para no perder la amistad que tienen.

Hasta aquí todo bien. El problema que he tenido con este libro, uno de ellos, es que los protagonistas no me han caído bien.

El carácter de Dash es una pesadilla. Es un niñato malcriado, acostumbrado a salirse con la suya y hacer lo que le da la gana. Además, es machista, posesivo, egoísta y tiene muy mal carácter. Un ficha, vaya.

Peggy es todo lo contrario. Es una chica buena, dócil, que no alza la voz y que se deja llevar. Hasta que decide, por cosas del libro, soltarse la melena.


La relación entre ellos se va enrareciendo a lo largo del libro, volviéndose un poquito tóxica en ciertos momentos. En esto me ha recordado un poco a After y no me gustó nada este libro. Lo tenéis reseñado en el blog por si queréis echarle un ojo a lo que opino de él. 

Otra cosa que me ha sacado más de una vez de la lectura ha sido la forma en que está escrito. Que, en realidad, no sé si es que la autora lo escribió así o es problema de traducción. El caso es que hay frases dentro de los diálogos que no me terminaban de cuadrar y que me ha costado entender.

Más que amigos está narrado en primera persona y en pasado por los dos protagonistas. Tanto Peggy como Dash dan voz a lo que les está pasando y nos lo cuentan ellos mismos en primera persona y en pasado. Los capítulos no son muy largos y el libro tampoco se entretiene en dar muchas vueltas, por lo que esto hace que se lea rápido. La verdad es que engancha, pero la historia no me ha llegado.

Más que amigos es un dramón adolescente con el que no he empatizado porque los problemas que nos cuentan sus protagonistas me han parecido muy banales y superficiales. Es una lectura ligera y rápida que no ha llegado a ser lo que esperaba de ella, con la que no he simpatizado principalmente por el carácter de los protagonistas.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 14 de febrero de 2020

Besos de libro #275 Cómplices (II)


Estás muy seguro de tu triunfo, ¿no?
—Llevo muchos años planeando este golpe.
—¿Y yo entraba dentro de tus planes? —inquirió ella con una mueca.
—Eres una pieza fundamental. —Julen inspiró hondo—. En mis planes… y en mis anhelos.
Entonces se concedió el capricho que llevaba tanto tiempo reprimiendo. La besó, un beso de verdad, deteniendo los labios sobre los suyos el tiempo justo para amoldarlos, forzándola con roces deliciosos a abrir la boca para poder penetrarla con la lengua en barridos lentos que ella acompasó con los suyos.
Lo que empezó como una tentativa caliente no tardó en convertirse en lava de volcán derritiendo sus cuerpos. Sus lenguas se entrelazaron en una lucha frenética, mientras bailaban uno sobre el otro al son de un deseo que ninguno de los dos sabía cómo había conseguido florecer hasta el extremo de convertirse en una selva.
Julen metió la mano debajo del jersey de Sofía y le acarició el torso con roces impacientes, suaves pero desesperados, hasta alcanzar su sujetador, el cual rozó con la yema de los dedos hasta que el pezón se endureció contra el encaje, lo que produjo que su erección llegara a un extremo casi doloroso. Hundió la cabeza en su clavícula, hambriento por saborear su piel.
—Maldita sea, Sofía —murmuró con voz ronca—. Eres peligrosa en un grado que jamás pude predecir, ¡y yo lo predigo todo!
—¡Cállate! —jadeó ella—. Eres tú el que ha aparecido para complicarme la vida.


CómplicesEstefanía Jiménez
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg