COMENTARISTAS

miércoles, 20 de febrero de 2019

Seb Damon 3 14 - Martin McCoy


Sinopsis
¿Imaginas vivir una historia digna del cine negro en una ciudad de la Luna? Tal vez te cueste imaginarlo, pero puedes leerlo. Cuando a un policía le echan del cuerpo, su primera opción es hacerse detective privado. Siempre ha sido así y, en el año 2048, sigue siéndolo. Da igual que vivas en una ciudad subterránea en la Luna con más de cien mil almas. Un brutal asesinato ha quedado sin resolver y la familia de la víctima quiere encontrar al culpable. Para ello contratan a Seb Damon, un detective privado novato que acaba de salir de la cárcel tras ser expulsado de la policía. Una historia a medio camino entre la novela negra y la ciencia ficción. Un viaje por lo peor del ser humano en la piel de un detective diferente. Una investigación trepidante en un mundo que no existe. Todavía.
___________________________________________

Si no me llegan a regalar este libro no lo hubiera leído. Esto es así, tengo que confesarlo y ser sincera porque la ciencia ficción no es lo mío y la portada no me decía gran cosa. Pero me lo regalo mi pata izquierda, Analí Sangar, hasta dedicado por el autor. Ella es así de maravillosa.

Hay que darle la oportunidad a los autopublicados que nos podemos encontrar auténticas joyitas. Como el caso que os estoy comentando. Por cierto, cuando leí el título por primera vez al ver 3 14 dije para mis adentros, 'anda el número π' y resulta que sí que es pero no por el número sino por otras razones.

Y el caso es que el libro me ha gustado porque más allá de la ciencia ficción este libro es una novela negra. Ambientada en una ciudad en la luna en un futuro más o menos cercano pero una novela negra, al fin y al cabo.

Seb Damon es nuestro protagonista, un policía al que han echado de cuerpo, por cosas de su vida que no os voy a contar para que os leáis el libro, que se mete a detective como forma de vida. Porque de algo hay que comer. Y todo esto no es ningún spoiler porque es lo que cuenta la sinopsis. El caso es que a Seb lo contratan para encontrar al culpable o los culpables de un asesinato con el que la policía está en punto muerto. Y allá que va él a intentar resolverlo.

El libro, para ser tan cortito, está muy bien desarrollado. No deja la sensación de que falte algo ni en la trama del mismo ni en la ambientación. El autor, Martin McCoy, nos da unas nociones básicas para situarnos sin aburrir de cómo es la vida en el año 2048 y de cómo es la ciudad de la luna en la que vive.

Está narrado en primera persona y en pasado por Seb. Y lo hace con ironía y mucha chispa, justo con es el personaje. Es el primer libro tanto del personaje como del autor. Espero poder leer más aventuras de este nuestro Seb porque creo que puede dar para mucho.

Tengo que comentar también que me he encontrado algunas erratas y alguna que otra falta de ortografía que se pueden y deben corregir para que el libro sea más redondo. Supongo que es la novatada que ha pagado el autor. Pero para el segundo libro (si lo hay) esto hay que solucionarlo, ¿vale, Martin?

Seb Damon 3 14 ha sido una grata sorpresa, una novela negra al más puro estilo de las películas de los años veinte. Y eso sin tener que descubrir al asesino porque lo sabemos prácticamente desde el principio.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? 
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 18 de febrero de 2019

Dime si fue un engaño - Nieves Hidalgo


Sinopsis
A causa de una traición, Phillip Villiers se convierte en el temido capitán de Le Missionnaire, quien solo consigue olvidar su pasado en la corte france­sa poniéndose al mando de hombres a los que poco les importa la vida o la muerte. Un día recibe una carta que le despierta un sentimiento que creyó arrinconado: el odio hacia la mujer que lo vendió, que destrozó su corazón y que convirtió su existencia en un infierno.
Chantal-Marie Boissier solo vive para vengarse del hombre que la chantajeó vilmente y que la abocó a la perdición privándola de un futuro junto al hombre al que amaba. Para ello no vacila en engañar, espiar e incluso asociarse con personas de dudosa moral.
En medio de las intrigas de la corte de Luis XIV, ambos deberán decidir si continúan enfrentados o le dan una nueva oportunidad al amor.
______________________________________________

Como os conté en la reseña de El ángel negro, tenía este libro por casa desde hace bastante tiempo por casa y me dieron ganas de leer. Al ser ‘segunda parte’ de este libro decidí releerlo ya que hacía mucho tiempo que lo leí y había cosas de las que no me acordaba (pocas, la verdad, después de la relectura).

Pensaba que sería la historia del hermano de Miguel, pero para mi sorpresa no ha sido así. Se trata de la novela de François, Fran para los amigos, que es el amigo de Miguel, capitán de otro de los barcos piratas. Y en este caso no se desarrolla en el Caribe como el anterior sino en la Francia del siglo XVII.

Dime si fue un engaño está narrado en tercera persona y en pasado teniendo en cuenta el punto de vista tanto de Fran o Phillip (que es su verdadero nombre) como de Chantal.

Los dos son de carácter fuerte. Phillip siempre ha sido así, pero a Chantal no le ha quedado más remedio que sacarlo por las circunstancias que le tocan vivir.


Este libro no está falto de misterio, amor, intriga, amistad, traiciones como en los libros de Nieves Hidalgo. La autora les tiene el tranquillo tomado a las novelas historias que escribe para, con unas pocas descripciones de la época, nos metamos de lleno en la historia y sin ser necesario la clase de historia.

Los protagonistas tienen chispa. Hay química entre ellos. Esto ayuda a que la lectura sea rápida. También ayuda que los capítulos no son muy largos y el hecho de querer seguir leyendo para ver que está pasando.

Que los libros de Nieves Hidalgo me gustan no es ningún secreto. Ya he leído unos cuantos y sé que sus historias me van a hacer pasar un rato agradable y entretenido y que me van a ayudar a desconectar, aunque algunas veces me hagan estar hasta las tantas de la noche leyendo y a otro día no sea persona. Pero estos son los gajes del lector empedernido.

Este libro me ha durado muy poco porque desde el principio me metí en la historia y quería seguir avanzando en ella.

Me ha gustado la historia, lo que pasa y cómo pasa a lo largo del libro y que nos vayamos enterando de lo que acaeció en el pasado a modo de flashbacks. La ambientación también es un aliciente para que este libro sea ameno y de fácil lectura. Me han emocionado muchas escenas de Phillip con cierto personajillo que aparece por aquí. Me hubiera gustado alguna más, también hay que decirlo porque tienen muchísima química.

Y otro aliciente para leer este libro son Pierre y Virginia que vuelven a aparecer aquí. Son una pareja muy bonita. La amistad de Pierre con Phillip no tiene precio y la podemos ver a lo largo de las páginas.

Solo me queda pedirle a Nieves Hidalgo que nos escriba una tercera parte con las aventuras y la historia de amor que se merece para Diego de Torres. Nieves, ¿no te da pena el pobrecillo con todo lo que ha pasado y que no tenga su final como se merece?

Dime si fue un engaño es una estupenda novela romántica historia en la que se conjugan el amor, la intriga, la amistad, las traiciones y muchas cosas más con la inconfundible pluma de la autora que nos tiene acostumbrados a novelas con mucha pasión.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

Otras entradas de la autora:
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 15 de febrero de 2019

Besos de libro #229 Como el hielo



Al principio no sabía si me estaba besando para que dejara de llorar o si habría algún otro mensaje. Una forma un poco extraña de hacerlo, pero funcionó. Dejé de llorar, porque dejé de pensar. Kyler me estaba besando. Después de tantos años preguntándome cómo sería y de desear que llegara ese momento, y por fin me estaba besando.
Y fue un beso tan dulce y tierno que se me metió dentro y me robó el aliento, y después el corazón. Pero Kyler siempre había tenido mi corazón.
Me rozó los labios una vez, y otra. Respiré hondo y le posé las manos en la cintura. Dejó escapar un sonido grave que me resonó por todo el cuerpo, provocándome un montón de escalofríos que me resbalaron por la piel. Me besó con más fuerza, y abandonó mis mejillas para enterrarme las manos en el pelo. Inclinó la boca al mismo tiempo que me echaba la cabeza hacia atrás y me mordió el labio inferior para conseguir que abriera la boca.
Se me desbocó el corazón tan rápido que pensé que se me iba a salir del pecho. Me agarré a la suave tela de su sudadera y se me escapó un gemido cuando me acarició la lengua con la suya. El beso cada vez era más intenso; nadie me había besado de esa forma, como si se muriera por mi sabor. Todo me daba vueltas. Sentí un dolor en mi interior, nacía en mi corazón y se extendía por todo mi cuerpo como el más dulce de los incendios.
Kyler se retiró y volvió a cogerme las mejillas con las manos. Me rozó los labios al hablar.
—¿Lo entiendes ahora?
Abrí los ojos, casi no podía respirar.
—¿Entender el qué?
Inclinó la cabeza y alineó nuestros labios una vez más.
—A ti.
—¿A mí?
Me estremecí cuando se rozaron nuestros labios.
—Esto es lo que tú mereces. —Me besó el labio inferior, y entonces pensé que debía de haberme golpeado la cabeza contra algo y estaba soñando, porque aquello no podía ser real—. Y esto —añadió dejando resbalar las manos hasta mis hombros. Me estrechó contra su cuerpo hasta que estuve tan pegada a él que podía notar hasta el último de sus centímetros—. Tú no mereces lo que querías en la galería, nena.
Me paseó la lengua por los labios entreabiertos y yo lo besé como había soñado hacerlo durante tantos años. Rugió agarrándose a mis caderas. Cuando volvió a levantar la cabeza, estaba jadeando.
—¿Y qué más merezco?
Esbozó una sonrisa de medio lado.
—Todo, nena, lo mereces todo.

Como el hieloJennifer L. Armentrout

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg