COMENTARISTAS

miércoles, 12 de diciembre de 2018

La costa de alabastro - Victoria Álvarez


Sinopsis
Una enfermera llega a una mansión ruinosa en la costa normanda para cuidar de la joven Sophie Clairmont, una niña inteligente y un tanto especial, durante los últimos meses de su vida. La Segunda Guerra Mundial acaba de terminar y las huellas de la ocupación nazi son visibles por todas partes, pero no son solo los soldados alemanes los que todavía parecen rondar por Monjoie. La difunta madre de la niña, tan perfecta y querida, hace sentir su presencia en las vidas de todos. Y cuando la pragmática enfermera llegue para cuidar a Sophie irá descubriendo que el retraído señor Clairmont también está abrumado por sus propios fantasmas.
____________________________________________________

Que me gusta como escribe Victoria Álvarez no es ninguna sorpresa y en cuanto vi este libro en la librería me hice con él. Esta va a ser una reseña corta porque el libro es muy cortito y podría contar más de la cuenta.

La costa de alabastro es una novela corta en un ambiente asfixiante ya que toda la trama (o gran parte de ella) transcurre en una casa aislada y en estado ruinoso en mitad de una tormenta de nieve que les deja incomunicados.

Nuestra protagonista es una enfermera que viaja a esta casa a cuidar de una niña enferma terminal un poco particular. Es un libro corto sin capítulos. Toda la historia que nos cuenta la enfermera está narrada del tirón en las 150 páginas que dura esta novela. Está narrado en su totalidad por Lia en primera persona y en pasado.

Se nota la mano de la autora. El ambiente es opresivo y angustioso. Las situaciones extrañas están a la orden del día. Los fantasmas pululan por el relato como Pedro por su casa.

No puedo dejar de pensar que este libro me recuerda mucho a ‘Una vuelta de tuerca de Henry James. Llega un momento en que todo se vuelve un poco una locura y no se sabe lo que está pasando.

La costa de alabastro es un libro que está muy bien hilado y, a pesar de ser tan corto, no deja cabos sueltos, es una historia muy completa en tan pocas páginas. Es un libro ideal para aquellos a los que les gustan las historias de misterio con toques sobrenaturales, con algún sustillo que otro y con personajes decadentes y depresivos.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

Otros libros de la autora:
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 10 de diciembre de 2018

Cielo infinito - Katharine McGee


Sinopsis
Bienvenidos de nuevo a la ciudad de Nueva York, en el año 2119. En la glamurosa supertorre de mil plantas que se alza en el corazón de Manhattan, millones de personas llevan una vida en la que los escándalos son los protagonistas. Leda, Watt, Rylin, Avery y Calliope pugnan por evitar que salgan a la luz sus mayores secretos, que amenazan con destruirlo todo y empujar sus idílicas existencias al vacío.
________________________________________________

Otra trilogía que he podido terminar. Cielo infinito es la tercera parte de El piso mil, un libro que me sorprendió.

Como en los libros anteriores, Cielo infinito está dividido en capítulos que están vistos cada uno de ellos por un personaje. Me han gustado los capítulos de Leda y Watt los que más y los que menos me han gustado han sido los de Calliope. Este personaje no me ha gustado mucho, ya le tomé manía en el libro anterior y en este no ha mejorado mi opinión sobre ella.

Después del final del libro anterior tenía ganas de saber cómo continuaba esta historia y como iba a resolver la autora todas las tramas y, aunque me hubiera gustado algo más de cierta pareja de personajes en el tramo final, me ha parecido un buen cierre de trilogía.


Todo el libro está narrado en tercera persona y en pasado, cada capítulo narrado desde el punto de vista de ciertos personajes.

Es el libro más gordo de los tres y aun así se lee fácil y rápido. A pesar de esto, me ha parecido que hay muchas partes que son de relleno y que se podrían haber ahorrado. Por ejemplo, muchas de las cosas que le pasan a Calliope, manías mías a parte por este personaje.

La evolución de los personajes desde el primer libro a este ha sido grande. En el primero a Leda le tenía mucha manía y sin embargo ahora es de mis favoritos junto a WattUn personaje que ha pasado muy desapercibido y que me hubiera gustado con más presencia ha sido Atlas. Tengo la impresión de que no se le ha sacado todo el jugo que podría y que ha sido el gran desconocido de la trilogía.

Rylin y Cord también me ha gustado, tiene mucha química como pareja ya desde el primer libro y todos los rifirrafes que tienen a lo largo de la trilogía le han dado mucha vidilla a esta lectura.

Cielo infinito es un cierre de trilogía muy bueno. Estos libros me han gustado y enganchado y se los recomiendo a todo el mundo al que le gusta el salseo, los misterios al más puro estilo Gossip girl en un edificio de mil plantas de corte muy futurista.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

Otros libros de la autora:
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 7 de diciembre de 2018

Besos de libro #220 Una corte de alas y ruina



—Esto es Velaris —expliqué—. La Ciudad de la Luz de las Estrellas.
Tragó con fuerza.
—Y tú eres la alta lady de la Corte Noche.
—En realidad lo es.
Mi sangre se detuvo ante la voz que venía desde detrás de mí.
Por el perfume que me golpeó, me despertó. Mis amigos empezaron a sonreír.
Me di la vuelta.
Rhysand se apoyó contra el arco que daba a la sala de estar, los brazos cruzados, las alas ocultas a la vista, vestido con sus habituales e inmaculados pantalones y chaqueta negra.
Y cuando esos ojos violeta se encontraron con los míos, cuando esa media sonrisa familiar se desvaneció
Mi cara se contrajo. Un gemido quebrado salió de mi boca.
Rhys se movió de inmediato, pero mis piernas ya se habían doblado. La alfombra del vestíbulo amortiguó el impacto cuando caí de rodillas.
Me tapé la cara con las manos mientras todo el mes pasado se desplomaba sobre mí.
Rhys se arrodilló, nuestras rodillas tocándose.
Suavemente, me apartó las manos de la cara. Tomó mis mejillas entre las suyas y secó mis lágrimas.
No me importaba que tuviéramos público delante cuando levanté la cabeza y vi la alegría, la preocupación y el amor que brillaban en esos ojos notables.
Y a Rhys tampoco le importó cuando murmuró:
—Mi amor. —Y me besó.
Apenas hundí las manos en su cabello, él me alzó en sus brazos y se puso de pie con un suave movimiento. Aparté mi boca de la suya a la vez que miraba a un Lucien pálido y Rhysand les hablaba a nuestros compañeros sin siquiera mirarlos.
—Buscad otro lugar donde podáis aguardar un rato.

Una corte de alas y ruinaSarah J. Maas
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg