COMENTARISTAS

miércoles, 17 de octubre de 2018

Siempre hemos sido nosotros - Patricia Bonet


Sinopsis
«Ella. Yo. Nosotros. Juntos. Suena muy bien, ¿verdad?»
Marcos siempre ha sido muchas cosas, pero nunca un cobarde.
Hasta esa noche.
Huyó sin importarle lo que dejaba detrás. O eso es lo que piensa Eva. Han pasado tres años, debe volver a su casa, con su familia, con sus amigos y con ella. Él está preparado, lleva deseándolo mucho tiempo. Eva no lo está en absoluto, juró no volver a acercarse a él. El problema es que, cuando lo tiene cerca, el corazón siempre gana a la cabeza.
¿Conseguirá Marcos acercarse de nuevo? ¿Conseguirá Eva mantenerse alejada?
______________________________________________

Después de ver este libro durante un tiempo en las redes sociales y viendo lo simpática que es su autora, me picó la curiosidad y decidí darle una oportunidad a ver qué tan estaba.

Y no puedo estar más contenta porque la historia me ha gustado mucho. En principio, me planteé esta lectura para llevarla en el bus en el trayecto de mi casa al trabajo, pero una vez que la empecé ya no la pude dejar y al llegar a casa, en lugar de ponerme con otro libro que también tenía empezado continué con este.

Siempre hemos sido nosotros está narrado en primera persona y en presente (con lo poco que me gusta y cada vez me lo encuentro más a menudo) por nuestros dos protagonistas, Marcos y Eva.


A modo de flashbacks vamos conociendo la historia de los dos personajes hasta llegar al presente y avanzar hasta el desenlace.

Los dos protagonistas me han gustado. Lo mismo que el resto de personajes. En esta novela no hay uno solo que pueda decir: ‘este me cae mal’ porque todos tienen su punto.

La historia no es nada nuevo, pero me ha encantado. Ver como unos buenos amigos que están enamorados desde siempre luchan por esconder lo que sienten el uno por el otro, los celos, los acercamientos y los alejamientos, como se tiran los trastos a la cabeza, pero no pueden vivir separados me ha gustado mucho.

Es una historia que se lee prácticamente sola. Una vez empezada, te metes dentro para vivir con ellos todo el desarrollo. Es sencilla pero bien contada, sin errores ni erratas (por lo menos que yo haya notado) y eso es de agradecer. Desde luego hay libros autoeditados que merecen mucho la pena. Y este es uno de ellos, por el mimo, el cuidado y el amor que le ha puesto Patricia Bonet a su novela.

Siempre hemos sido nosotros ha sido una sorpresa muy grata con la que me he topado. Un libro que me ha dado muy buenos ratos de lectura y con el que me lo he pasado muy bien. Estaré al pendiente de lo que vaya publicando la autora.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 15 de octubre de 2018

La joya de Meggernie - Kate Danon


Sinopsis
Tras el ataque a Meggernie, el hogar de Willow MacGregor, el único camino que le queda por delante a la joven es el de la venganza. Si para ello debe colarse en la fortaleza de su enemigo y hacerse pasar por quien no es, no dudará en seguir los dictados de su corazón.
Para Ewan Campbell, aceptar a un enclenque muchacho en su castillo, uno que además pretende unirse a su tropa de soldados, es una auténtica aberración. Sin embargo, el orgulloso laird del clan Campbell descubrirá que una simple mirada basta para que sus convicciones y sus más arraigadas creencias se tambaleen.
Sumidos en un desconcierto total de emociones, ambos se darán cuenta de que el amor se encuentra donde menos se lo esperan, y que su corazón solo se enciende ante el roce de una única piel...
______________________________________________

Que me gustan las novelas de ambientación medieval no es ningún secreto. Y si hay highlanders de por medio, mejor que mejor. Así que cuando me lo recomendaron no me lo pensé mucho y le metí mano en cuanto tuve un hueco.

Y el caso es que la historia engancha y se lee muy rápido. El punto del misterio que ha impreso la autora a la trama hace que quieras seguir leyendo para desentrañar quién es la persona que está detrás de todo esto.

Pero este misterio es parte secundaria y lo que da pie a que se desarrolle la historia principal que no es otra que la de nuestros dos protagonistas. Y con esto he tenido algunos problemillas para creérmela porque la base en la que se sustenta no me ha gustado.

Me explico. Cuando Willow conoce a Ewan, lo hace disfrazada de muchacho, pero aun así Ewan se siente atraído y esto lo martiriza. Y la única forma que tiene de gestionar estos sentimientos es cargar en contra de Will. La trata mal, le habla mal y la desprecia continuamente. Y Willow le tiene miedo, aunque luego es echada para adelante y le planta cara, pero le tiene miedo. No creo que estas sean las bases más adecuadas para comenzar una historia de amor.


Y no me vale el argumento de que se desarrolla en el siglo XIV. Entiendo perfectamente el calvario y el infierno que pasa Ewan cuando piensa que se siente atraído por un chico. Lo que eso supone para su hombría y más aún en sus circunstancias de recién estrenado puesto de laird que tiene que consolidar.

Pero no me entra en la cabeza que Willow, acostumbrada como ha estado toda su vida a ser una princesita malcriada y consentida le permita todos los malos modos que le permite y que encima se enamore de él.

Bien es cierto que cuando la historia de amor de ellos dos se encauza y va por otros derroteros es bonita y está llena de escenas muy emocionantes.

La joya de Meggernie está narrado en tercera persona y en pasado lo que nos permite conocer los puntos de vista, principalmente de nuestros dos protagonistas, pero también de otros personajes secundarios para poder hacernos una idea general de la novela.

La ambientación está muy bien lograda, consiguiendo que durante la lectura vivamos en la Highlands las aventuras de los personajes. Ha conseguido que aumente mis ganas de visitar aquellas tierras, por si no tenía ya. Y la narración está muy bien cuidada. Me ha gustado la forma de escribir de la autora, porque es el primer libro que leo suyo, pero no será el último ya que tengo pendiente conocer la historia de Malcom en breve.

La joya de Meggernie ha sido una lectura que me ha gustado, que he disfrutado, a pesar de los ‘peros’ que le he pueso, sobre todo de mitad del libro hacia delante y que me deja con ganas de seguir viviendo aventuras con los personajes, la época y los lugares que Kate Danon se ha inventado para esta novela.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

sábado, 13 de octubre de 2018

Crónica de un viaje a Pilas



Hace una semana estábamos en el II Encuentro de Literatura Romántica de Pilas. Sí, he vuelto a repetir, ya que el año pasado me lo pasé genial, así que este año no podía faltar. Y como en el año anterior, este también fui acompañada por mi pata para estos eventos que es Analí Sangar, que si no la conocéis es una autora que escribe a las mil maravillas, que tiene dos libros publicados que están reseñados en el blog.

Pero vamos a lo que vamos. Os quería contar no solo lo que fue el encuentro en sí con sus mesas y las firmas de los autores, porque llegar hasta Pilas parece que se ha convertido en una odisea para nosotras cada vez que vamos.

Os cuento. El viaje desde Almería a Sevilla en tren ya es una odisea en sí, con trasbordo en Granada a un autobús porque las obras del AVE todavía no han finalizado (y no se sabe cuándo lo harán) para llegar a Granada. El caso es que allí todos los viajeros se tienen que montar en el autobús hasta Antequera, donde hay que volver a montarse en un tren hasta Sevilla. Este viajecillo son cinco horillas (más o menos y si no lleva retraso el tren) de nada. Ironía modo on.

Al llegar a la estación de autobuses de Sevilla, para coger el que nos llevaría a Pilas, nos enteramos de que el último había salido muchas horas antes y que ya no había. En ese momento tuvimos un deja-vù con el año pasado, porque nos pasó algo parecido, solo que en aquel caso fue culpa de Renfe. Íbamos tan confiadas porque Analí había llamado por teléfono a la compañía para asegurarse que teníamos combinación hasta Pilas.

¿Conocéis el blablacar? Pues en ese momento fue cuando nosotras conocimos a BlablaFran. ¡Madre mía cómo hablaba este hombre! Y os preguntaréis, ¿quién es este Fran? Pues es un señor… Sí, vamos a dejarlo en señor, que nos escuchó preguntar por el autobús y se ofreció a llevarnos y dejarnos en la puerta del hostal en que nos hospedábamos en 35 minutos y por el módico precio de 60€. Como no nos quedaba más alternativa, después de agotar todas las posibilidades, aceptamos el amable ofrecimiento.

El viaje en ese coche desde Plaza de Armas hasta el hostal fue lo más surrealista que os podáis imaginar, con este señor pendiente del gps del móvil y hablando con nosotras que íbamos las dos atrás. A una rotonda creo que le dimos tres vueltas seguidas a mucha velocidad. Se perdió varias veces, y un viaje que nos aseguró que sería de poco más de media hora, se convirtió en más de una. Cuando llegamos no nos lo podíamos creer. Y llegamos gracias a la amabilidad de unos chicos que nos guiaron con su coche hasta el sitio en cuestión, porque este perla no sabía ni dónde estaba el volante de su coche. Lo que nos reímos en ese coche de los nervios que llevábamos, y del cabreo también porque nos engañaron con el horario de los autobuses, no tiene precio. Pero llegamos. No puedo asegurar que Fran haya salido de Pilas o que aún siga dando vueltas por allí buscando como llegar a Sevilla.

El sábado por la mañana habíamos quedado con Sara Halley, Marien F. Sabariego y Bea Ortega, que llegaban esa misma mañana, y nos fuimos a recoger nuestras acreditaciones. Este año la bolsa que nos dieron de regalo iba bien cargada, con dos libros: uno de Suma de letras y otro de PlazaJanés, además de marcapáginas y más cosillas.

El programa de las mesas os lo dejo en la foto:


La presentación y el café con Lola P. Nieva nos lo perdimos porque estábamos desayunando y se nos hizo un poco tarde. Y es una pena porque nos comentaron que estuvo muy bien.

Fue en la Casa de cultura, lugar donde tuvieron lugar todos los eventos del sábado, donde pudimos reencontrarnos con Elena Garquin y Calista Sweet y poder saludar a más gente. Elena, ya sabes que me encanta comentar, debatir y charlar largo y tendido contigo. Y mucho más leer tus libros, así que miedos fuera.


¿Vosotros sabéis el gustazo que es estar presente en las mesas y poderlas comentar con autoras de las que lo has leído todo? Eso no tiene precio.

Las mesas estuvieron muy interesantes todas, en las que se debatieron muchos temas, incluso más de los que había propuestos. Y en alguna, incluso, con un poco de polémica por diferentes puntos de vista. Y entre una y otra había sorteo de libros. Creo que todos los asistentes nos fuimos de allí con algún premio.

Este año no me he traído ningún libro firmando porque de las autoras que iban y que tengo los libros ya los tengo dedicados.

Después de la mesa de firmas de las autoras, teníamos la cena que entraba también en los eventos del encuentro. Una cena con mucha comida y muy rica en un sitio muy chulo y en muy buena compañía.

Fue un fin de semana de risas, confidencias, charlas muy interesantes, de poder reencontrarse con gente que solo puedes ver en este tipo de eventos y de pasárselo muy bien. Chapó por la organización porque le ha salido todo de lujo y si hay un III Encuentro, allí que intentaremos ir.

Y ahora, le cedo la palabra a Analí, que os quiere comentar unas cosillas.

¿Hola? ¡¿Hola?!
Neftis, ¿estás ahí?

En fin… espero que me perdones esta intromisión, pero me gustaría añadir a tu crónica algunas anécdotas, si no importantes, al menos simpáticas. Te prometo que intentaré ser breve.

Has hablado de nuestra odisea para llegar al hostal, aunque se te ha olvidado comentar que entramos introduciendo un código de seguridad como si fuese la mansión de Batman. Sí, nadie nos esperaba en recepción a esas horas; claro que la visita turística que Fran nos hizo por Sevilla quizá tenga la culpa de esto, no estoy segura. De lo que Fran no es culpable es de las extremas temperaturas de la habitación. A ver, ¿cómo es posible que la primera noche durmiésemos en el centro de la tierra y la segunda en el Polo Norte? Y no, no había reguladores de temperatura ni interruptor de apagado y encendido, a excepción del de la lámpara del techo. Pues eso, que un bikini y un plumón no nos habrían venido nada mal, y juro que no exagero.

Ahora voy a la noche de la cena, esa fantástica noche. Neftis no ha dicho que tras esta nos fuimos a tomarnos una última copa en muy grata compañía, y no penséis mal: Calista, Sara, Marien y Bea nos acompañaban. Pues bien, mientras buscábamos un sitio donde ponerle la guinda a la noche, nos topamos con un chico con el torso desnudo (que sepamos solo eso, porque la vista no nos alcanzaba a más) en el interior de un coche. El pobre no se echó a llorar del susto que le dimos de milagro, aunque me atrevería a afirmar que bloqueó las puertas por precaución; y eso que desconocía nuestra afición por la romántica adulta, que si no…. Pero es que no imagináis la cara que se le quedó cuando seis pares de ojos cayeron sobre él. Para haberlo grabado de no considerarse un delito.

Pasada la calle del chico del torso, por fin llegamos al pub, y, joder, hasta había un famoso en la puerta; o tal vez fuera algún familiar suyo, no nos quedó claro. El caso es que terminamos sentadas en una mesita alta, al aire libre, en el bar que había justo al lado. Ese fue para mí el momento cumbre, aderezado con risas, confidencias y bromas compartidas; a Neftis incluso llegó a salírsele la bebida por la nariz cuando alguien hizo referencia al Mocito Feliz, no digo más.

No puedo omitir revelar que nuestra aventura finalizó por la persecución a la que nos sometió un grillo o una cucaracha. A día de hoy sigue siendo una incógnita, pese a que nos hizo saltar como canguros. ¡Menudas cagonas estamos hechas!
Son estos momentos, además de otros que Neftis ha referido, los que se atesoran en la memoria y, pasen los años que pasen, siempre te sacan una sonrisa. Así que… hasta el año que viene, Pilas.

Gracias por cederme un espacio en tu blog para contar una de nuestras muchas historias compartidas.

I love you, y lo sabes.

Si habéis llegado hasta aquí gracias y enhorabuena, menudo aguante porque vaya testamento que nos ha salido. Espero que os lo hayáis pasado tan bien leyéndolo como nosotras escribiéndolo y viviéndolo. Esperemos que el año que viene, más y mejor, pero sin BlablaFran.

PD: Las fotos (menos la de los libros con la bolsa de las acreditaciones, que es mía) las he cogido de acá y allá, que me perdonen sus dueñas :P

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 12 de octubre de 2018

Besos de libro # 213 Destinos divididos



-Estoy cansado de todo –dijo-. Estoy siempre cansado. –Dejó escapar otro profundo suspiro-. Sobre todo, estoy cansado de no estar cerca de ti.
Me relajé, me eché hacia atrás para apoyarme en él, en esa pared de calor que me cubría la espalda. El me colocó las manos en las caderas y metió los dedos bajo el borde de mi camisa, lo justo para aliviar mi dolor. «Que vengan los malditos escarabajos venenosos», pensé mientras me besaba el cuello, justo detrás de la oreja.
No serviría más que para alimentar mi dolor, y era consciente de ello. Su destino no le permitía elegirme, y aunque no fuera el caso, sospechaba que la intensidad de su tristeza no le permitiría elegir nada de nada. Pero estaba harta de medir tanto mis acciones.
Me besó en el punto en el que el cuello se unía al hombro y se rezagó allí para saborear mi piel, que probablemente estaba salada de sudor. Levante la mano y enterré los dedos en su pelo para sujetarlo contra mí por un momento, y después giré el cuello para que nuestras bocas se encontraran. Nuestros dientes chocaron, lo que en circunstancias normales nos habría arrancado alguna carcajada, pero ninguno de los dos estaba para risas. Le tiré del pelo, y él me apretó las caderas tan fuerte que casi rebasó el límite del dolor agradable.
Me había enterrado en la rabia después de la destrucción de la nave de la travesía y después de que desapareciera el espejismo que nos unía a los dos. Ahora quería enterrarme en el deseo, revolverme contra su cuerpo, aferrarme a él allá donde mis manos encontraban un agarre. «Quiéreme –le decía cada uno de mis gestos-. Elígeme. Quiéreme.»
Llegamos dando tumbos a una de las habitaciones y dando tumbos nos quitamos los zapatos. Corrí una cortina para ocultar aquel espacio abierto al patio, aunque en realidad no me importaba que nos viera alguien, no me importaba que nos interrumpieran, solo quería tomar, tomar y tomar todo lo que él me diera, sabiendo que quizá fuera la última vez que le permitiera hacerlo.

Destinos divididosVeronica Roth

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 10 de octubre de 2018

Mentes poderosas - Alexandra Bracken


Sinopsis
Cuando Ruby despierta en su décimo cumpleaños, algo en ella ha cambiado. Algo lo suficientemente alarmante como para que sus padres la encierren en el garaje y llamen inmediatamente a la policía buscando ayuda. Ha sucedido. Un fenómeno inexplicable le ha arrancado de la vida que siempre ha conocido, y la ha repudiado a Thurmond, el escalofriante campo de rehabilitación del gobierno donde se destinan a los supervivientes. Ruby no ha sucumbido a la misteriosa enfermedad que ha aniquilado a la mayoría de niños de Estados Unidos, pero ella y los demás prisioneros se han convertido en algo mucho peor: porque han desarrollado poderosas habilidades mentales que no pueden controlar.
____________________________________________________

Llevaba con ganas de leer este libro desde casi que se publicó, pero ha sido a raíz del estreno de la película en el cine que me he decidido, por fin, a leerlo. Y solo me arrepiento de una cosa y es no haberlo hecho antes.

Mentes peligrosas es la primera parte de una trilogía escrita por Alexandra Bracken. Ya había leído anteriormente de esta autora la bilogía de Pasajera, los dos libros están reseñados en el blog. Y me gustaron, pero, sobre todo la segunda parte, se me hizo un poco lenta y demasiado densa. Para mi gusto debería haber resumido algunas partes algo mas y hubiera quedado más redondo Caminante.

Pero todo eso ya os lo conté en la reseña. Ahora toca hablar de Mentes poderosas. En sus primeros capítulos me ha resultado un poco lento también, pero tiene su explicación y es que tiene que narrarnos este mundo distópico (más o menos) que se ha sacado Alexandra Bracken de la manga.

En esta historia los EEUU están cercados y aislados del mundo por una enfermedad que ha asolado a los más jóvenes. Enfermedad que los mata o los convierte en una especie de X-Men con poderes de distintos tipos y grados. Y para combatir esto, no se les ocurre otra cosa que meterlos en campos de concentración (o rehabilitación, como los llaman ellos) separados por colores dependiendo de sus habilidades.


El libro está narrado en su totalidad por Ruby, nuestra protagonista, en primera persona y en pasado. A Ruby la conoceremos desde que es una niña pequeña cuando entra en el campo y la iremos viendo crecer y desarrollar sus habilidades. Me ha gustado este personaje porque, a pesar de las dudas que tiene sobre ella misma, es luchadora y defensora de quien cree que lo necesita.

También me ha gustado especialmente Liam, que es un personaje que se aleja de los que están de moda malotes y resabiados. Liam es justo lo contrario, un buenazo demasiado confiado después de todo lo que le ha tocado vivir.

A partir de que Ruby se tope con Zu, Chubs y Liam es cuando me ha enganchado realmente a la lectura. La comunidad que forman los cuatro, como se van conociendo y compenetrando y la amistad que va surgiendo me ha gustado. Además, es a partir de aquí que empieza realmente la acción. Y donde empezamos a enterarnos los lectores de las cosas que han ido pasando en el tiempo que Ruby ha estado en el campo de rehabilitación.

Está dividido en 31 capítulos. Algunos son bastante largos, pero en este caso no me ha importado dejarlos a medias cuando no podía seguir leyendo (normalmente no me gusta dejar un libro hasta haber terminado un capítulo) porque me podía el ansia de saber lo que iba a pasar en el capítulo siguiente.

La narración es fluida y llena de diálogos y, aunque solo tenemos el punto de vista de Ruby no se hace pesado. Pero también tengo que reconocer que me hubiera gustado un segundo narrador para tener dos puntos de vista y una opinión más generalizada de la historia que con solo la narración de Ruby.

No sé por qué, pero lo de cierto personaje lo vi venir poco a poco y no me sorprendió cuando se comprobó que lo que pensaba de este personaje era justo lo que me había parecido. No me ha molestado en absoluto, pero sí que me ha tenido un poco en vilo por cómo iban a salir nuestros protagonistas de esto. Sé que no estoy diciendo mucho, pero es que no quiero contar ningún spoiler.


El final del libro lo esperaba un poco peor de lo que me he encontrado, sobre todo leyendo los últimos capítulos. Pero aun así me deja un poco chof y mucha curiosidad de cara a los dos siguiente.

Mentes peligrosas es un libro que me ha gustado mucho, que me deja con muchas ganas del segundo (que caerá en breve), que me ha tenido y enganchada a la trama en todo momento.

Y ahora la película. Porque después de terminar el libro me fui al cine a verla. Fui a verla unos días después de terminar el libro para tenerlo fresquito y poder comparar bien. En líneas generales me ha parecido una adaptación muy buena. Han resumido cosas y otras las han cambiado porque una parte de la trama la han omitido para no hacer la película excesivamente larga, pero me han parecido buenos cambios.

No he tenido sorpresas con la película porque ya sabía lo que iba a pasar ya que, como digo, es bastante fiel al libro. Y una cosa que me ha gustado mucho es que le han dado más ritmo. En el libro, sobre todo en los primeros capítulos en los que se nos explica cómo están las cosas en este nuevo mundo, es todo más pausado y se puede hacer un poco más lento. Pero en la película Ruby nos lo cuenta a modo de resumen mientras vemos sus primeros años en el campo de rehabilitación. La parte del campamento del huidizo también está muy cambiada, pero es que en el libro es casi la mitad y eso la hubiera alargado mucho más y eso que dura sus dos horas.


Tanto el final del libro como el de la película me dejan con muchas ganas de seguir leyendo los otros dos libros de la trilogía y eso que no es un final impactante como pueden ser otros libros. Pero te deja con la duda de cómo van a seguir y que va a ser de ciertos personajes.

Los actores me han gustado mucho. No puedo decir que me los imaginara de otra forma porque ya había visto el casting cuando empecé el libro, por lo menos de Ruby y los tres chicos que buscan con ella el campamento.

Ha sido una sorpresa encontrar a personajes conocidos de otras películas o series como Gwendoline Christie, que seguro que así no caéis en quién es, pero si os digo que interpreta a Brienne de Tarth en la serie ‘Juego de tronos’ fijo que sabéis quién es.

Espero que no cancelen las películas restantes, como pasó con La quinta ola, porque me gustaría terminar de ver la trilogía en el cine.

¿Conocíais el libro?
¿Lo habéis leído? ¿Y la película?
¿Os llaman la atención?
Contadme

Otros libros de la autora:

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

martes, 9 de octubre de 2018

Los cuatro reinos - Paula Ramos


Sinopsis
Siempre se ha creído en la magia.
Sin embargo la realidad es muy distinta a lo que creen que saben algunos: hadas, brujas, vampiros todos son absurdos cuentos de niños.
Si conocieran la verdad oculta y protegida tras esas invenciones, huirían sin dilaciones.
Este libro ha caído en tus manos. Con él se te abrirán las puertas a un mundo totalmente desconocido.
¿Serás lo suficientemente valiente para conocer la verdad?
¿O serás sensato y lo dejarás atrás?
Si finalmente te atreves, ¿Qué lado escogerás: el bien o mal?
_______________________________________________

No sabéis lo contenta que estoy de haber participado en el book-tour de este libro. Que su autora, Paula Ramos, me diera esta oportunidad siempre se lo agradeceré porque el libro me ha gustado mucho.


A mí me tocó publicar el día 19 de septiembre un fragmento de la misma para ir abriendo boca. Aunque en el banner pone ‘Leyendo sola’ (que es el link de mi blog) es Nadie está solo, que es como realmente se llama (es una historia muy larga que os contaré otro día el porqué de estos dos nombres).

Lo primero de todo me llegó una carta muy misteriosa invitándome a un baile que era un enigma puro. Además, Los cuatro reinos está en las redes sociales. Tiene blog, en el que podréis hacer el test de a qué corte pertenecéis. O qué personajes sois es otro test que está dentro del book-tour. Os dejo el book-trailer del libro por aquí:



Pero vamos a hablar de lo que es realmente importante. Que no es otra cosa que esta nueva historia que nos ha regalado Paula Ramos. En esta ocasión tenemos una historia de fantasía pura y dura con reminiscencias a muchas otras que he podido leer anteriormente con guiños a sagas como La caída de los reinos o la propia ACOTAR.

Los cuatro reinos es la primera parte de una bilogía, como viene siendo habitual en las historias de la autora. Esperemos que la segunda parte no se haga mucho de rogar porque el final de este libro… pero ya llegaremos a esa parte.

El libro no tiene unos protagonistas predefinidos sino más bien es una novela coral con personajes fuertes y con mucho carácter en casi todos los casos.

La novela arranca en una noche de Halloween o Samhain con una pareja de amigas recorriendo las calles de una ciudad para luego saltar a un mundo de fantasía en el que conoceremos a nuestros personajes. 

Entre ellos está Alethia que es la princesa de la Corte de la Luz. Junto a ella conoceremos a Giselle que es su mejor amiga, pero es una simple humana en un mundo lleno de magia y además es su sirvienta.

En la Corte de la Oscuridad tenemos a Axel, que es el príncipe heredero. A su alrededor están sus mejores amigos que son Duncan y Nahuel. Y también está Tiara que es la hermanastra del príncipe y el personaje que más me ha gustado por su carácter, su fuerza y por hacer todo lo posible por conseguir aquello que quiere y desea.

El libro está narrado en tercera persona y en pasado por lo que tendremos muchos focos de acción y podremos enterarnos muy bien de todo lo que está pasando. Claro que Paula Ramos nos ha preparado giros en la trama para que no sea una lectura tranquila sino de esas que una vez has empezado es muy difícil de dejar de lado. De hecho, el libro lo empecé un sábado por la noche y para el domingo a media tarde ya llevaba bastante más de medio libro. No lo acabé ese mismo día porque tuve cosas que hacer pero que no me duró más de dos días. Y eso que es un libro más bien gordito.

El final de esta primera parte es apoteósico y deja con la boca abierta en espera de la resolución de las tramas en la segunda, y última parte ya que se queda todo en el aire y de qué manera. Ya sabía que no sería un final ‘cerrado’ porque conociendo a la autora no se puede esperar otra cosa, pero no hasta este punto. 


Hasta la fecha, he leído todos los libros que tiene Paula publicados y tengo que decir que este del que estamos hablando, Los cuatro reinos, ha sido el que más me ha gustado con diferencia. Se nota la evolución de Paula tanto en la forma de narrar como en el planteamiento de las tramas. Si no me equivoco este ya es su quinto libro publicado y eso se nota.

Pero (siempre hay un pero, ¿verdad?) también me gustaría comentar otra cosa y que es me he encontrado con algunas erratas y faltas ortográficas. Hay muchos laísmos en el libro y, además, faltan muchos guiones de diálogos que pueden llevar a confusión a lo largo de la lectura. Estas cosillas son elementos que me hacen bajar la puntuación al libro y que se solucionarían fácilmente.

Dicho lo cual solo me queda recomendar la lectura de Los cuatro reinos ya que es un libro que le gustará a todo el que disfrute con historias de fantasía con magia, intrigas, alianzas, amor, odios, amistades y enemistades y muchos, muchos secretos.  Y me quedo con muchas ganas de la segunda parte para saber cómo sigue y como se concluye esta historia.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
Otros libros de la autora en el blog:

Caminos cruzados
El despertar
Firmado, Abril
Cartas para Abril

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 8 de octubre de 2018

Como el hielo - Jennifer L. Armentrout


Sinopsis
Para Sydney, estar enamorada de Kyler no es nada nuevo. Han sido mejores amigos desde que él la empujó en el patio del colegio y ella le obligó a comerse un pastel de barro… Y fue poco después cuando empezó a sentir algo por él. Entonces, ¿cuál es el problema? Kyler es el chico más guapo de la facultad. Nunca sale con una chica más de un mes seguido, y ya que es su último año en la universidad, Syd no quiere arriesgar su amistad declarándole su amor.
Kyler siempre ha sabido que Syd está totalmente fuera de su alcance. Ella es perfecta. Lo es todo para él. Sin embargo, siempre ha intentado ocultar sus sentimientos por ella. Después de todo, Kyler es el chico impulsivo que toma malas decisiones, y Sid siempre será la única chica que no puede tener.
Pero cuando quedan atrapados en una estación de esquí por una tormenta de nieve, no hay nada que impida que sus sentimientos al rojo vivo salgan a la superficie. ¿Podrá su amistad sobrevivir a la atracción? O mejor aún, ¿Podrán sobrevivir ellos? Porque, mientras la nieve cae, alguien está acosándolos, y ese inocente viaje podría cambiar su vida en más de un sentido.
_____________________________________________________

Dos sentadas (o tumbadas porque me lo leí tumbada en mi cama) me ha durado este libro. No es muy largo tampoco, pero es que me enganchó desde el primer capítulo.

Y es que le tenía muchas ganas a este libro de una de mis autoras preferidas. En cuanto me pude hacer con él lo metí en mi lista de lecturas prioritarias y lo colé en mis pendientes para leer cuanto antes. Porque esta autora nunca me defrauda y siempre me aporta buenas lecturas.

Puede que no sea el mejor libro de la autora porque no es el que más me ha gustado, pero me ha entretenido y ha cumplido las expectativas que tenía con él.


Como el hielo es la historia de dos amigos de toda la vida, mejores amigos, que están enamorados el uno del otro, pero ellos no lo saben y se lo ocultan como mejor sabe cada uno. Está dividido en 25 capítulos y narrado a dos voces tanto por Sydney como por Kyler en pasado.

El estilo narrativo de este libro es el típico de la autora. No me esperaba sorpresas, por lo que me he encontrado con un libro entretenido y refrescante ya que lo leí en plena ola de calor. Encontrarte con una ventisca, una tormenta de nieve de las que hacen época, cuando el calor aprieta ayuda a soportar las temperaturas extremas del verano que tan poco me gustan.

Como os podréis imaginar, me ha gustado mucho la ambientación de este libro. El ambiente helado del pueblo al que van nuestros protagonistas para pasar las vacaciones de invierno antes de navidad contrasta con el calor que desprenden ellos.


A pesar de que me ha gustado bastante la historia, hay cosas que no me han terminado de cuadrar. Como por ejemplo las justificaciones de Kyler para ser como es. Aun así, el libro termina lleno de post-its con escenas que me han gustado.

Lo he valorado, tanto en Goodreads como aquí en el blog, con un 3/5 pero es en realidad 3.5 porque me ha gustado, pero tiene ciertas lagunas. Y me quedo con ganas de leer la historia de los amigos de la pareja protagonista. Espero que la editorial también publique este libro.

Como el hielo ha sido una lectura amena, refrescante y acalorada, intensa y adictiva que me ha tenido enganchada el tiempo que he tenido el libro entre manos.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
Otros libros de la autora:

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 5 de octubre de 2018

Besos de libro #212 Si solo fuera un cuento de hadas (III)



Levanto la cabeza para buscar sus ojos y él, a su vez, baja la barbilla. Su aliento se mezcla con el mío y nuestras miradas se enredan. Con la yema de los dedos recorre la curva de mi cuello hasta llegar a mi mentón. Su tacto es tan delicioso que me provoca un escalofrío.
—Te mereces a alguien que vea lo preciosa que eres, no solo por fuera, Alice Queen, sino también por dentro —murmura, con los ojos empañados—. Que adore tu valentía y tu perseverancia, que disipe tus miedos y que no desee otra cosa que hacerte sonreír. Mi hermano ha visto todo eso en ti —prosigue—, igual que lo veo yo. Él… En realidad, yo…
Sus párpados caen y una arruga aparece en su frente.
—Jay —le llamo, con suavidad—. No tienes de qué preocuparte.
En mi opinión, su expresión torturada resulta algo exagerada, pero saber que soy algo más que la chica a la que tiene que buscarle un novio me provoca un vergonzoso placer.
Sus párpados se abren y clava sus ojos grises en mí, más turbios que hace un momento, cargados con lo que juraría que no es otra cosa que deseo. Sus dedos continúan deslizándose por mi piel. Traza la curva de mis labios con el pulgar, mientras que el resto llega hasta la línea del nacimiento de mi cabello y se hunde en él.
—Está claro que no debería haber bebido. —Estoy a punto de reírme cuando abre la boca para agregar—: Voy a besarte, Ali.
Sus labios se posan sobre los míos con suavidad, muy lentamente, de tal manera que en un primer instante creo que me lo estoy imaginando. No sé si se trata de cautela o miedo, pero Jay apenas si roza mi boca con leves toques, uno tras otro. No obstante, cada caricia se traduce en una descarga que me recorre de pies a cabeza.
—Serás mi perdición —farfulla, mientras sus manos sujetan mi rostro.
Su lengua se cuela en mi boca con la misma delicadeza que ha empleado hasta ahora y, al encontrarse con la mía, un débil gemido asciende por su garganta. El beso se vuelve más intenso de forma paulatina, hasta que Jay ataca mis labios con ferocidad, devorándome de manera minuciosa, bebiendo de mí, respirando a través de mí, como si se estuviera ahogando y yo fuera lo único que pudiera salvarlo.
Mi cuerpo tiembla y casi parece estar deshaciéndose en este beso. Los ruidos de la ciudad han desaparecido y solo quedan nuestras respiraciones agitadas. No percibo más que el sabor de Jay en mi boca y la sensación de que mis mejillas arden bajo las palmas de sus manos. Esa llama muy pronto se extiende por todo mi cuerpo. No tengo ni idea de si lo que estoy sintiendo es fruto de la magia; tal vez sea así como besan los seres como él y sea esto lo que provocan. Pero tengo que recordarme que ya he besado antes a Jay y, aunque resultó increíble, ahora es como si me estuviera perdiendo en él.
—Y yo seré la tuya —gruñe, arrastrándome hasta que termino sentada a horcajadas sobre él.
Sí, tal vez lo sea, pero soy incapaz de parar.

Si solo fuera un cuento de hadasVictoria Vílchez
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg