COMENTARISTAS

jueves, 14 de febrero de 2013

La muerte no es un juego de niños - Alan Bradley





Sinopsis



Inglaterra, 1950. Flavia de Luce tiene once años y tres pasiones: los venenos, molestar a sus hermanas mayores y resolver misterios. Hace un tiempo ayudó a la policía con un asesinato, pero desde entonces su único consuelo son los experimentos que realiza en su laboratorio, ubicado en un ala deshabitada de la mansión en la que vive con su excéntrica familia. Así pues, cuando aparece una furgoneta anunciando un espectáculo de títeres, Flavia es la primera en meter la nariz en el asunto. El día de la función, aunque el lleno total hace prever un gran éxito, un trágico accidente lo enturbia todo. Aunque… ¿Seguro que se trata de un accidente? Sin perder un segundo, Flavia se monta en Gladys, su fiel bicicleta, y pedalea a la caza de las pistas que le permitan resolver este nuevo enigma. ¿Podrá una niña enfrentarse sola a los peligros que le acechan en el camino hacia la verdad?

En La muerte no es un juego de niños, Alan Bradley, uno de los genios de la narrativa detectivesca, vuelve a sumergirnos en una ingeniosa y apasionante historia de misterio de la mano de la investigadora más singular, sarcástica e inolvidable del panorama narrativo actual.

«Los comentarios frívolos nunca me han gustado demasiado, sobre todo cuando los hacen otros y, más concretamente, me importan un pimiento cuando proceden de un adulto. La experiencia me dice que los chistes en boca de alguien lo suficientemente mayor como para actuar con madurez, a menudo no son más que un disfraz para algo bastante peor.»

___________________________________________


Este segundo libro de las aventuras de Flavia de Luce sigue en la línea del anterior Flavia de los extraños talentos.
 
En las primeras páginas descubrimos a Flavia fantaseando con su propio entierro en el cementerio, lo que nos puede dar una idea de la soledad de esta niña y de lo que hace por no estar en su casa.

Es un libro muy ameno narrado en primera persona por la misma Flavia.

A sus once años de edad ya es más lista y espabilada que muchos de las personas mayores que la rodean. Es inteligente, avispada, sagaz y muy valiente porque aunque hay situaciones en las que siente miedo le puede más su curiosidad y no es echa atrás. Tiene un humor acido e irónico que no llegan a entender en su entorno. Pero no deja de ser una niña un tanto especial ya que se siente despreciada por sus hermanas, ignorada por su padre (que está todo el día con la nariz metida en su colección de sellos) y avasallada por su tía Felicity (que hace aparición en este libro). Y ella misma también se odia algunas veces aunque sea por unos segundos cuando se descubre taimada y mentirosilla para conseguir sus objetivos y sonsacar información al personal. La única persona que siente un poco de cariño por ella es Dogger pero depende de sus estados de ánimo y de la lucidez de su mente cambiante resultado de un trauma que no sabemos ocurrido durante la II Guerra Mundial.

Con este panorama no es difícil imaginar por que Flavia prefiere la soledad y la reclusión en su laboratorio rodeada de sus preciados libros de química y sus revistas científicas buscando venenos con los que vengarse de sus enemigos. Y que resolver misterios y muertes sea para ella como un juego para un niño “normal”.

Para acabar dejo dos pensamientos de la propia Flavia que pueden resumir su filosofía de vida:
 
Creo firmemente que los venenos fueron puestos en la Tierra para ser descubiertos, y para que aquellos que, aunque tenemos la inteligencia, no tenemos suficiente fuerza física, podamos hacer buen uso de ellos...

El cerebro y la moral no van unidos. A mí, por ejemplo, a veces me consideran muy lista y, sin embargo, la mayor parte de las veces, mi cerebro está diseñando nuevas e interesantes formas de causar una muerte repentina, nauseabunda, dolorosa y agónica a mis enemigos.


2 comentarios:

  1. Aún no he leído el primero, pero sois muchos los que decís que es una lectura más que recomendable. Habrá que leerlo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. No sabía que era el segundo de Flavia!!!
    Pues tengo el primero pendiente en la estantería =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.