COMENTARISTAS

domingo, 20 de enero de 2013

El hobbit (la película)




Esta vez he ido al cine a ver la película SIN leer el libro.

Lo primero que me pasa por la cabeza de la película es “que larga es”. Había momentos en los que ya no sabía cómo ponerme y eso que los asientos del cine son cómodos. Y lo segundo es el vértigo que voy a sufrir a partir de ahora con tanto desfiladero, gruta, vuelo en águilas y todo el tiempo cayendo al vacío. 

Al margen de la longitud en tiempo (y en entregas), no está mal del todo con esos paisajes, los escenarios tan bonitos, los elfos tan estirados, los horcos tan… tan… feos y asquerosos. Las actuaciones de los actores están muy bien logradas.

Cuando vi El señor de los anillos iba con los deberes hechos y me había leído los libros. Pero las películas tenían vida propia, sobre todo Las dos torres. Esa batalla del abismo de Helm que en la película dura tres cuartos de hora y en el libro es una parte de un capitulo… 

Todo esto viene a cuento, nunca mejor dicho, a que el haber leído los libros no garantiza las sorpresas del espectador porque puedes ir con el libro recién leído y el señor Peter Jackson haces sus cambios de guion quitando por aquí, poniendo por allí, inventando un poco y suprimiendo otro tanto que al final te puedes encontrar con cualquier cosa. Aunque, y hablo de El señor de los anillos, la línea argumental principal no la toque. 

Dicho lo cual no sé si leer el libro o no para saber por dónde van a ir los tiros, las flechas en este caso, grosso modo en las siguientes entregas. Ya me lo pensare o puede que me pase por la wikipedia y termino antes.

Hablando de la película propiamente dicha tengo que reconocer que, aparte de lo larguísima que es de lo que ya me he quejado, está muy bien. Tiene una calidad de imagen estupenda y he visto la normal y corriente, nada de 3D ni de digital.

Me ha hecho ilusión reencontrar a algunos personajes de El señor de los anillos como Gandalf, Galadriel o Elrond pero he echado mucho de menos a Aragorn, mi personaje favorito de la trilogía.  Mención aparte para Kili, el enano más guapo de esta compañía.

Es refrescante, para la memoria, ver el camino que va recorriendo esta compañía y que años después recorrerá otra compañía aunque primero vimos la segunda y ahora vemos la primera. Y si no es el mismo es muy parecido.


Hay que ver lo complicado que era Tolkien y lo que les hace correr y recorrer a todos sus personajes con la solución tan sencilla que da Pepe Céspedes en uno de sus monólogos (a partir del minuto 4 en el video). Pero claro, entonces la historia hubiera sido otra.



video



Ahora bien, yo me pregunto ¿era necesario hacer tres películas de un solo libro? ¿En serio no se podía resumir todo en una? Claro que parte del trabajo de localizaciones, escenarios y parte del reparto ya lo tenía hecho de las tres películas anteriores.

La pregunta inquietante que se me ocurres es: ¿cuánto durara la versión extendida que seguramente sacara cuando salga la película en DVD se a esta le falta muy poco para las tres horas?

Y ya para terminar espero que Martin Freeman termine pronto con el rodaje de estas películas y vuelva para hacer de Watson en la serie Sherlock que nos dejaron con el final del último episodio de la segunda temporada de los nervios y sin uñas.





1 comentario:

  1. Sacar 3 películas de un libro en este caso lo veo horrible. Me pareció larga, incluso cómica o debería decir en algún aspecto, no en todos ridícula... (sin tener que serlo :S)

    Yo sí que leí el libro hace años, y no me gustó la película :(

    bss

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.