COMENTARISTAS

viernes, 7 de marzo de 2014

Besos de libro #8 Obsidian



–Yo creo que piensas en mí todo el tiempo. Sin parar.

–Estás mal de la cabeza. –Me apreté contra la pared. Casi no podía respirar.

–Seguro que hasta sueñas conmigo. –Bajó la vista hacia mis labios y sentí que se despegaban–. Seguro que escribes mi nombre en tus libretas, una y otra vez, rodeado por un corazoncito.

Me reí.

–En tus sueños, Daemon. Eres la última persona a la que…

Daemon me besó.

No hubo espacio para la duda. Sus labios estaban sobre los míos y dejé de respirar. Se estremeció y de su garganta salió un sonido que era mitad quejido mitad gruñido. Sentí escalofríos de placer y el pánico me invadió al ver que me besaba con más intensidad, separándome los labios. Ya no pude pensar en nada más. Me aparté de la pared y sellé el minúsculo espacio que quedaba libre entre nosotros apretándome contra él y enterrando los dedos en su pelo; era tan suave y sedoso… Sentí que me encendía y que el corazón me iba a explotar. El abanico de emociones que experimentaba era enloquecedor. Me asustaba y me excitaba a la vez.

Me rodeó las caderas con sus manos y me levantó como si estuviera hecha de aire. Enredé mis piernas en su cintura y nos movimos hacia la derecha, tirando una lámpara por el camino. Ni pensé en eso. Una luz estalló en algún lugar de la casa. El televisor se encendía y se apagaba sin parar. Nuestros labios no se despegaron en ningún momento; no teníamos suficiente. Nos estábamos devorando; nos ahogábamos el uno en el otro.

Hacía meses que lo esperábamos y vaya si había merecido la pena. Y yo quería más.

Bajé los brazos y tiré de su camiseta, pero estaba atrapada debajo de mis piernas. Me contorneé para poder poner los pies en el suelo. Conseguí llegar hasta su camiseta y tirar de ella. Daemon se apartó un instante para que pudiera pasársela por la cabeza y lanzarla a un lado.

Sus manos se deslizaron por mi cabeza y me atrajeron de nuevo a sus labios. Se oyó un chasquido en la casa. Algo pasó con la electricidad y empezó a oler a quemado. Pero todo me daba igual. Comenzamos a movernos hacia atrás. Me puso las manos por debajo de la camiseta y me recorrió la piel con ellas. Sentí que la sangre me bombeaba a gran velocidad. Mis manos hicieron lo mismo. Tenía los abdominales duros y firmes; muy marcados.

Y en ese momento mi camiseta acabó en el suelo, junto a la suya. Estábamos piel contra piel. La suya parecía vibrar, llena de energía. Le recorrí el torso con las manos hasta llegar al botón de los tejanos. Con las piernas toqué el sofá y acabamos cayéndonos sobre él en un remolino de piernas y manos. No dejábamos de explorarnos; nuestras caderas se tocaban. Creo que susurré su nombre y entonces sentí que me abrazaba con más fuerza, apretándome contra su pecho y recorriendo el espacio que quedaba entre mis piernas con las manos. Estaba sumergida en un mar de sensaciones primitivas.

–Eres tan bonita… –musitó contra mis labios hinchados. Y entonces empezó a besarme de un modo que no dejaba espacio al entendimiento. Allí solo había deseo y sensaciones, nada más. Le rodeé las caderas con las piernas y lo atraje más hacia mí, diciéndole lo que quería con mis suaves quejidos.

Nuestros besos se volvieron más espaciados y tiernos. Parecía que estuviéramos conociéndonos a un nivel más íntimo. Estaba agitada y confusa. Me había pillado con la guardia bajada, pero aun así mi cuerpo me pedía más que besos y caricias. Y yo sabía que él también quería más. Su cuerpo se agitaba igual que el mío. Era fácil perderse en él; perderse en la conexión que teníamos. El mundo, el universo, dejó de existir.

ObsidianJennifer L Armentrout

 photo Firma_zpsc3999d07.jpg

7 comentarios:

  1. todavía no he llegadoooooooo xD Besitoss

    ResponderEliminar
  2. Ese momento fue precioso *_*
    Nunca me cansaré de leerlo

    Un beso!^^

    ResponderEliminar
  3. Mátame, pero odio a Daemon, ¡¡no lo soporto!! Creo que soy la única xD
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! :D

    Me encanta ese momento <3 Son tan monos *-*

    ¡Un besito! ^^

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! :D
    ¡Me encanta esta escena!gracias por compartirla. ¡¡Adoro esta saga!!

    Un besito ^-^

    ResponderEliminar
  6. Este libro es maravilloso y el beso *-*
    Un beso!

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.