COMENTARISTAS

miércoles, 13 de marzo de 2013

El sr. Penumbra y su librería 24 horas abierta - Robin Sloan







Sinopsis 


La crisis económica obliga a Clay Jannon a dejar atrás su vida como diseñador de páginas web en San Francisco y las casualidades, la curiosidad más absoluta, y la habilidad de subir escaleras como si fuera un mono, le llevan a empezar su nuevo trabajo en la librería permanentemente abierta del señor Penumbra. Después de unos días trabajando, Clay se da cuenta de que la librería es un lugar mucho más extravagante de lo que su nombre indica. Solo hay unos cuantos clientes, pero van continuamente y nunca compran nada. Lo que hacen es llevarse libros prestados, ejemplares misteriosos que se encuentran en los lugares más recónditos de la librería, todo de acuerdo a un trato especial que mantienen con Penumbra. Clay concluye que la tienda no es más que una tapadera para otro negocio y su curiosidad pronto le lleva a ponerse a analizar el complejo comportamiento de los clientes y a arrastrar a sus amigos para que le ayuden a descubrir que es lo que realmente pasa en la librería. Sin embargo, cuando le llevan sus descubrimientos al Sr. Penumbra, acaban por descubrir que los secretos se extienden mucho mas allá de las paredes de la librería La librería permanentemente abierta del señor Penumbra es exactamente lo que su nombre indica: un lugar en el que entras y del que no querrás salir, un gabinete de las maravillas contemporáneo, que le dará al lector curioso una descarga de energía, sin que importe la hora del día.

Una divertida y excitante novela sobre una conspiración global, encriptación de códigos, visualización de datos de alta tecnología, amores de juventud, travesuras y aventuras y el secreto de la vida eterna… que sucede en una pequeña librería de San Francisco.
 


____________________________________________




Una librería de viejo con servicio de biblioteca para unos clientes un tanto especiales, unos libros misteriosos que no están a la venta y que encierran otro misterio a su vez, un libro de fantasía juvenil, un dependiente en turno de noche que se aburre y un dueño de la librería que no suelta prenda de lo que pasa allí. Con estos ingredientes tenemos  una novela de poco más de 260 páginas que se lee en un salto pero que no ha terminado de engancharme porque el narrador, que es el protagonista (Clay Jannon) lo hace de forma un tanto aburrida, yéndose de un lado a otro de forma algo errática y un poco monótona.

Siendo Clay Jannon programador informático reconvertido en dependiente de librería por culpa de la crisis (en esta librería no hay crisis) no podía faltar la crítica o comparación o como se le quiera llamar de los libros en papel y su evolución a los digitales, con sus pros y sus contras y con personajes a favor en contra de los detractores más conservadores que lo ven como un sacrilegio. Y esto es lo que estamos viendo día a día en el mundo editorial e, incluso, al nivel del lector de la calle.


En resumen, el argumento planteado no está mal pero la forma de desarrollarlo no me ha gustado del todo. Y el epílogo lo eliminaría entero. El ultimo capitulo termina muy bien cómo termina para dar todas las explicaciones del epílogo final. Para mi gusto sobra entero.
 

Este libro es una novedad para abril que me llamo la atención en cuanto lo vi pero no podemos fiarnos de las portadas ni de las sinopsis porque estamos expuestos a decepciones.
 

4 comentarios:

  1. Yo también le había echado un ojo, pero si a ti no te ha convencido... Sabes que me fío mucho de ti, así que por ahora no lo apunto. Estaré atento a ver si aparecen más reseñas.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Mira que me parecía interesante! Pues nada, leyendo tu reseña creo que lo dejo pasar.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Pues tenía buenísima pinta...

    Besotes

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.