COMENTARISTAS

lunes, 11 de junio de 2018

Caminante - Alexandra Bracken


Sinopsis
Etta Spencer no sabía que era una viajera hasta el día en que apareció a miles de kilómetros de su casa y a años de su época. Ahora se encuentra de nuevo a la deriva, sola, obligada a cuestionar todo lo que sabía sobre su vida y a elegir un camino que, quizás, acabe transformando su futuro. Nicholas pretende dar con Etta, pero un terrible error le aleja de su búsqueda y le conduce a descubrir un aterrador poder ancestral. Un poder que amenaza con destruir la línea temporal que les une.
______________________________________________

Segunda y última parte de Pasajera. Ya tenía ganas de que este libro cayera en mis manos para saber cómo cerraba la autora las tramas e historias que dejo abiertas al final del libro anterior.

Es un libro mucho más largo que el anterior con un bagaje de personajes que en muchas partes del libro me ha parecido que estaban jugando al gato y al ratón. Y también me ha parecido lento en muchos momentos, como que no estaba pasando gran cosa.

Pero, lo cierto, es que me ha gustado. Tanto la narración en general como la resolución final, dejando un cierre de bilogía muy acertado y con el que me quedo muy conforme.

El libro comienza justo en el momento en el que termina la primera parte, por lo que se hace imprescindible leerlos en el orden de publicación. Hacía ya bastante tiempo que había leído el primer libro y como tengo memoria de pez, algunas cosas no las recordaba muy bien, pero según fui avanzando en la lectura lo fui recordando todo.

Me ha gustado la trama que ha ideado la autora para estos libros. Los viajes en el tiempo siempre me han fascinado, intrigado y mareado a partes iguales. Pero en estos libros, Alexandra Bracken los solventa la mar de bien.

Caminante está narrado en tercera persona y en pasado. Tiene como puntos de referencia fundamentalmente a Etta y Nicholas para centrar la acción de la trama y para hacer el desarrollo de la misma.

Además de ellos dos, volvemos a encontrarnos con personajes que ya conocemos del libro anterior y alguno nuevo como es el caso de Li Min, que es una chica que intenta ayudar a Nicholas y Sophia en su parte del libro.

Hay misterio, aventura, amor, personajes carismáticos y muchos saltos en el tiempo y en distintos lugares. Así podremos conocer desde la Rusia de los zares (o algo parecido) a Cartago pasando por San Francisco el año del gran terremoto. Incluso vikingos de pura cepa podemos encontrar.

Y son estos viajes a las distintas épocas y lugares es lo que más me ha gustado del libro. La tensión romántica que dice una de las reseñas de las solapas yo no la he visto por ninguna parte en este libro. Si he visto a dos personajes que se buscan y que no terminan de encontrarse… o puede que sí, pero para saberlo con certeza tendréis que leer el libro.

La lectura de esta novela me ha llevado más de lo que creía porque, además de ser muy largo, lo he ido simultaneando con otros libros y porque en ciertas partes se me ha hecho muy lento.

Caminante es un cierre de bilogía muy bueno, con una lectura amena pero que se podría haber resumido en algunas partes para hacerla un poco más ágil.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

3 comentarios:

  1. Hola! Es un libro que he visto mucho por redes, que me llama la portada pero que la historia tampoco me dice demasiado. No tengo claro si llegaré a leerlo, de momento lo dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola! no creo que lea esta bilogía; creo que son demasiado largos y lentos para lo que me suele gustar. Besos!

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.