COMENTARISTAS

viernes, 13 de mayo de 2016

Besos de libro #100 La maldición de los Luján



Pero Alejandro no se quedó ahí, su índice avanzó hasta la mejilla de Sara y, poco a poco, los demás lo siguieron. Solo el pulgar se negó a continuar y prefirió deleitarse en la barbilla femenina. El rostro de Alejandro cada vez estaba más próximo al suyo y el sonido de sus palabras la apremió a cerrar los ojos. La cuerda que tenía detrás le sirvió de apoyo para ese cuerpo suyo que amenazaba con abandonarse al placer que sentía.
—O que estando cerca de ti… pueda pensar en otra cosa que no sea en rodearte con sus brazos…
Alejandro aprovechó para eliminar los pocos centímetros que todavía les separaban. Sara sintió en su pecho la tibieza protectora de la piel masculina. Ni el vestido ni la camisa fueron barreras para forjar aquel vínculo. Un leve roce en el pómulo indicó a Sara que los labios de Alejandro estaban próximos a los suyos. Entonces, deseó ardientemente que él pronunciase sus siguientes palabras.
—Que no entregara su alma a cambio de un beso tuyo.
¡Lo iba a hacer! ¡Iba a besarla! Y ella se moría por que lo hiciera. Esta vez no se giraría en el último momento. «Esta vez…,esta vez…», pero fue incapaz de seguir pensando. Todo su ser, racional e irracional, se concentró en la zona de su cuello que él acariciaba con su boca. Alejandro se estaba tomando su tiempo, recreándose con el sabor de la piel femenina que esperaba ardiente su siguiente beso. Sara sintió cada una de las delicadas pero abrasadoras caricias que se sucedieron hasta llegar al borde de su boca, y ya no pudo esperar más. Rodeó con sus brazos el cuello de su amante y, separando incitadoramente sus labios, esperó impaciente a recibir su premio prometido.
—Abre los ojos, Sara. Quiero que recuerdes que soy yo, y no otro, quien te va a besar.
Obediente, se topó de lleno con una mirada azul, oscurecida por el velo del deseo. ¿Cómo podría ella soñar siquiera que otro hombre pudiera hacerle sentir lo mismo que Alejandro?
El primer roce fue muy suave, casi como si le ofreciera una última oportunidad para rechazar su contacto, pero eso cambió en el momento en que comprobó que era bien recibido. Sus labios se adueñaron poco a poco de la piel que besaban, haciéndose cada vez más posesivos, buscando incisivamente la profundidad de su boca. Se sintió saboreada, como si fuera un manjar que él llevara mucho tiempo deseando probar. Todo su cuerpo se había convertido en un volcán a punto de estallar. El fuego la abrasaba por dentro y solo él tenía el poder de saciarlo. Su lengua buscó la de Alejandro y este reaccionó aprisionándola contra él. Poco a poco, la intensidad de aquel juego fue incrementándose y sus respiraciones se volvieron entrecortadas con cada beso.
Alejandro se perdió de nuevo en su cuello y Sara comprendió por qué las damiselas de las novelas se lo ofrecían tan gustosamente a los vampiros victorianos. El tacto húmedo de su lengua estimulaba cada poro de su piel, haciendo que deseara que aquel placer no cesase nunca. Anhelaba el contacto de esos labios que la estaban excitando cada vez más… Sin darse cuenta, clavó sus uñas en la espalda masculina y aquello pareció ser el detonante para que las manos de Alejandro se volvieran más posesivas: una bajó por su espalda, capturando sin pudor uno de sus glúteos, la otra se aferró a su pecho envolviéndolo con delicadeza. La descarga de placer que la invadió desmanteló cualquier protesta que ella hubiera podido objetar por aquel contacto tan íntimo. La situación se estaba volviendo demasiado ardiente. Su mente lo sabía. Su cuerpo lo deseaba.


La maldición de los LujánDitar de Luna
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

8 comentarios:

  1. Hola guapa!
    No he leído el libro, pero tengo muchas ganas de hacerlo, pues me atrae bastante y más con el beso que has puesto. Besotes

    ResponderEliminar
  2. Que beso tan intenso!! Me ha hecho gracia lo de que entiende que las damiselas se ofrecieran a los vampiros jajajaj
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. ay mi besuuucona!!
    te queda menos de un mes para tener que huir de mí y mis cariñitos jojojojojo
    un beesito

    ResponderEliminar
  4. Jeeeeesus! Bueno pues me lo apunto por si las moscas jajajaja

    ResponderEliminar
  5. ¡Holis! Un beso precioso, me encanta esta sección *-*
    Besoss :3

    ResponderEliminar
  6. Hola! Esta novela nos gustó muchísimo y la química que hay entre los protagonistas es increíble.

    Un besazo!! ^^

    ResponderEliminar
  7. Hola, una entrada muy original y un beso muy bueno ^^ ou yeah! voy a investigar acerca de esta novela,

    besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Neftis otro beso muy intenso y que promete mucho :) gracias por compartir.

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.