COMENTARISTAS

viernes, 23 de agosto de 2019

Besos de libro #254 Escorpio odia a Virgo



—Y yo insistiría en que cambiáramos de tema.
—Y yo en que no lo hiciéramos.
—Bueno, pues entonces… —dijo Percy, que se puso también de rodillas y colocó las manos en el pecho de Cal—, tendría que obligarte.
Cal levantó la ceja.
—¿Empujándome hasta echarme de tu casa?
Percy dejó caer las manos desde donde las tenía hasta las rodillas de Cal y, entonces, se acercó a él y le besó.
Cuando sus bocas chocaron, lo hicieron en medio de un fogonazo de electricidad. Cal separó los labios para aceptar a Percy, que gimió en el beso al ver que la mano que vagaba hacia su cadera se quedaba ahí y no le apartaba.
Percy quería más. Más de esa barba de tres días que le raspaba la mandíbula. Levantó la mano, que hasta ese momento había estado en la rodilla de Cal, y la llevó hasta su cabeza, empujándole con suavidad hacia él hasta que sus pechos estuvieron pegados. El roce del algodón de la camiseta contra sus pezones desnudos provocó un latigazo de deseo que hizo que su polla se endureciera de forma inmediata. Cuando la lengua de Cal se unió a la suya, una ola de placer invadió a Percy de pies a cabeza haciendo que todo su cuerpo temblara.
Cal sabía a ponche, a crema de limón y a un millón de pullas esperando ser soltadas. Y ahora le acariciaba, pasándole el pulgar por el brazo, por el hombro, hasta llegar a su pelo y enredar allí sus dedos, haciendo que Percy gimiera en voz alta. Entonces se apartó, tenía las mejillas sonrojadas y los labios hinchados, y no había rastro de su sonrisa, pero su mirada analítica estaba ahí, estudiándole.
Percy entró en pánico. ¿Qué había hecho? Vale, Cal había estado tan interesado en el beso como él, pero esto no iba a durar. Tendrían un rollo y luego todo se acabaría. Sería como volver a repetir su historia con Josh.
Así que, apretando los labios, salió del paso lo mejor que pudo; se encogió de hombros, se rio y soltó:
—Eso ha sido para que te calles.
Cal se pasó la lengua por el labio inferior.
—Pues te has tomado tu tiempo callándome.


Escorpio odia a VirgoAnyta Sunday

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

2 comentarios:

  1. hola,
    me ha gustado este fragmento, no he leido el libro ni tampoco el anterior.. a ver si me animo
    Besotessssssssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Hola ^^

    Te odio ahora mismo jajajaj porque quiero esperar a tener todos para releerlos, pero me ha entrado un mono...

    ResponderEliminar

Los comentarios aparecerán después de la moderación. Déjame uno para saber qué te ha parecido la entrada. Gracias por tu contribución con la que cree este blog. Por favor, no hagas SPAM ni pongas enlaces a tu blog. Si me dejas un comentario te lo devuelvo en el tuyo. Nadie está solo no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios, tampoco de los enlaces externos que puedan dejar.