COMENTARISTAS

jueves, 28 de febrero de 2019

IMM (72) Febrero'19



Muy buenas. Ya hemos terminado con el mes de febrero. No sé a vosotros, pero a mí se me ha hecho muy largo para lo corto que es.


Hoy por ser el último día del mes, toca hacer recopilación de libros y demás que han llegado a casa. No me he portado muy mal del todo y solo me he comprado dos libros. Os los enseño con detalle.


Una luna para Tyler’ de Elena Garquin y ‘Montañeros. Una especia en extinción’ de J. de la Rosa (del que tenéis la entrevista en la entrada de ayer en el blog). Los dos son autopublicados. El segundo ya me lo he leído y no tardaré en subir la reseña al blog.


No me busques más’ de Mabel Díaz y ‘Siempre será invierno’ de Victoria Vílchez. Los dos publicados por Kiwi.


Negrasombra’ de Sebastien de Castle publicado por RBA-Molino y ‘La lista del corazón’ de Kasie West publicado por Puck (veremos la traducción de este).


Este mes también me he comprado una caja de 24 colores de rotuladores Lyra y dos Tombow grises además de esas gomas tan chulas.

Y eso es todo este mes. 
¿A que me he portado bien?
 ¿Qué tal vosotros? 
¿Alguno de estos libros os llama la atención?

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 27 de febrero de 2019

Entrevistando a... #9 J. de la Rosa


Este mes he tenido la oportunidad de entrevista para esta sección a J. de la Rosa que muy amablemente se ha prestado a responder este pequeño cuestionario. Os dejo con él. No os la perdáis que cuenta cosas muy interesante.

¿Quién es José de la Rosa?

Difícil pregunta, porque no suele coincidir como uno se ve a sí mismo y como lo ven los demás. Cuando me miro al espejo veo a un tipo bastante solitario e introvertido, que necesita 400 páginas para contar lo que piensa, y darle forma de aventura.  Esta forma un tanto exótica de relacionarme con los demás me ha permitido ser escritor y hasta ganar algún premio literario.

¿Escribes y/o trabajas?

Como la mayoría de los que nos dedicamos a esto, escribo y trabajo. A veces tengo la impresión de que tengo una doble vida, porque a ambas les dedico mucho tiempo. Eso a veces me cortocircuita un poco.  Pero si no escribo creo que me volvería un poco más loco, y si no trabajo no podría pagar mis facturas. Así que es cuestión de encontrar la armonía.

¿Cuándo empezó tu interés por los libros? Tanto como lector como escritor.

Hace tanto que no soy capaz de poner una fecha exacta. Fui un niño de libro en mano. Recuerdo que ya tenía el Fausto o La Cartuja de Parma en las manos cuando aún no había llegado a la adolescencia. Y antes me había devorado todos los Julio Verne y Emilio Salgari que había en casa.
Empezar a escribir relatos y poemas también lo hice desde muy pequeño. En Primaria gané algunos concursos de poesía con versos muy ripiosos que hoy me ponen la cara colorada. Por algún lado se empieza.

Como lector, ¿qué tipo de historia buscas cuando te acercas a un libro?

Quiero que me enseñen o me engañen. Soy un omnilector. Leo de todo. Cuando leo ensayos quiero que me aporten puntos de vista diferentes, que me sorprendan, que me enseñen. Cuando leo ficción necesito ser engañado, manipulado, que el escritor me lleve por territorios desconocidos, que haya sorpresas, en definitiva, que el hilo de Ariadna se corte en algún momento del recorrido y no sepa dónde me encuentro ni qué debo esperar.

¿Cuáles son tus aficiones? ¿Qué tipo de música te gusta?

Aparte de leer y escribir, me gusta mucho el deporte y lo practico a diario.  Lo siguiente sería cualquier actividad cultural: no me pierdo una exposición. El cine, el teatro. Y por supuesto la familia y los amigos. Salir con gente que quieres y te quiere es uno de los mejores placeres de la vida. Ir a bailar al menos una vez al mes, también.
Como en la lectura, soy muy ecléctico en cuanto a la música. En casa, mientras hago las faenas (sí, eso también forma parte de la vida) suelo poner ópera. Cuando escribo, depende del tono de la obra, pero siempre Pop actual. Cuando bailo, busco la música electrónica.

¿Cómo es el proceso de creación en tu caso? ¿Es antes la historia o son los personajes? ¿Desde que surge la idea para una historia sabes cómo va a acabar? ¿Planificas tus libros o vas improvisando sobre la marcha?

Lo habitual es que parta de un tema. Por ejemplo, con “Montañeros” me atraía esta dicotomía rural/urbano que hoy está en boca de muchos. Exponer los beneficios y problemas de ambos ambientes. Esa idea hay que convertirla no solo en una novela, sino en mi caso en una novela romántica. Lo siguiente es encontrar un conflictivo. En mi caso siempre trabajo con dos: uno amoroso y otro que sostenga la acción de la novela. A partir de ahí intento construir una historia, y lo último es encontrar unos personajes que sean capaces de enfrentarse a los conflictos y representar el tema central de la novela.
Lo planifico todo al detalle antes de ponerme a escribir. De hecho, suelo tardar el doble en planificar la obra que en narrarla. Solo cuando sé qué va a suceder en cada capítulo, en cada escena, y que todo tiene el orden que necesito, empiezo a teclear.
La inspiración me viene de mi entorno. De lo que leo, oigo o veo. Suelo tener muchas ideas a la vez y también suelo escribir varias novelas a la vez.

¿Tienes algún sitio, hora o manía a la hora de sentarte a escribir?

Tantas que te agotaría...jajaja. Escribo por la mañana muy temprano, a las 06.00 y repaso por la tarde cuando llego a casa. Mi espacio de trabajo debe estar en orden. El té a la temperatura correcta, en la taza correcta y con la marca de té correcta (si no queda no puedo escribir). ¿Sigo?... jajaja.


Últimamente te prodigas poco por congresos, encuentros o eventos típicos de literatura, ¿es posible que alguna vez podamos coincidir para poder charlas de tus libros (o de lo que encarte) y que me dediques tus libros?

Lo que más agradezco del oficio de escritor es la gente a la que he conocido. Y eso me lo han posibilitado los eventos literarios, firmas, clubes de lecturas, presentaciones, etc. Sin embargo, llegó un momento en que esta doble vida podía con mis fuerzas. Sobre todos los fines de semana que es cuando suelen organizarse. Cuando llevas tres años haciendo la maleta el viernes y volviendo a casa el domingo noche, cuando los amigos dejan de llamar porque siempre dices que no, cuando no sabes muy bien qué día es hoy... es que hay que parar. Por eso decidí dejar de ir a eventos. No ha sido fácil e incluso gente a quien quiero se ha molestado conmigo. Pero si digo sí a uno... ¿por qué decir no a los demás? Por ahora estoy cómodo así, pero hace años que aprendí que jamás se debe decir “de este agua no beberé”.

¿Qué se siente cuando entras en una librería y ves tus libros colocados en las estanterías para que la gente pueda comprarlo?

Una mezcla de pudor, orgullo y satisfacción. Es una sentimiento raro e increíble. Tiene una pega, y es que te acostumbras. Hay cosas a las que no deberíamos acostumbrarnos nunca.

¿Qué es lo más bonito que te han dicho de tus libros? ¿Y la crítica más negativa? ¿Te esperabas tan buena acogida?

Lo más bonito que han dicho de un libro mío es “solo una mente enferma puede escribir algo así”. Lo dijo un lector sobre “El diamante del Rey” y me gustó tanto porque el libro trata de una mente muy, muy enferma, así que lo clavó. Aparte de eso, que te lo cuento por anecdótico, suelen valorar bien mis obras.
En el lado negativo, una lectora me dijo que una de mis novelas estaba llena de erratas y faltas de ortografía. La busqué (a la lectora), la localicé, y le escribí dándole las gracias. Porque tenía razón. Yo había sido tan soberbio de subir la novela a Amazon sin corregir por una tercera persona, y para alguien con problemas de dislexia como yo, es una temeridad. Esta lectora me bajó los humos y me puso en mi sitio. Y eso es de agradecer. Tardé dos minutos en buscar a la mejor correctora y en arreglar el desaguisado.

De todos los libros que tienes publicados hasta la fecha, ¿hay algún favorito, una niña de tus ojos?

Lo políticamente correcto es decir que todos son iguales, como los hijos a unos padres, pero no es así. Mi preferencia por un libro u otro no tiene que ver con la calidad, ni siquiera con la historia. Más bien tiene que ver con las sensaciones que me ha provocado escribiendo. En ese caso mis favoritos son “Un lugar donde olvidarte” y “Bajo el Puente de los Vientos”.

¿Cómo conseguiste que te publicaran tu primer libro? ¿Fue duro el proceso de encontrar editorial que te diera el sí?

No fue difícil. En mi caso lo conseguí a la primera. Lo difícil es seguir publicando, porque se supone que debes mejorar con cada obra, y eso requiere mucha disciplina y un elevado nivel de auto exigencia.

Fuiste el ganador del I Premio Titania Novela Romántica con ‘Gigoló. El amor tiene un precio’, ¿te lo esperabas?

No. En absoluto. Era la primera vez que el sello iba a publicar un autor/a en nuestra lengua y la primera edición del Premio. Que eligieran a un señor con barbas estaba muy lejos de mis expectativas...jajaja. Cuando me lo comunicaron no me lo creía. De hecho, como tuve que guardar silencio un par de semanas hasta que la editorial lo hizo público, dudaba si era verdad o había sido un sueño. Hasta que no lo vi en la prensa no lo di por hecho.

Este mes vuelvas a autopublicar, en esta ocasión una primera parte de ¿bilogía, trilogía, saga? Cuéntanos un poquito de qué va.

Como te comentaba, suelo trabajar en más de una obra a la vez. La novela que tenía entre manos “No soy Lizzy Bennet”, es una historia bastante fuerte, y necesitaba descansar de ella un tiempo. De ahí que me diera un respiro con “Montaneros”. Serán cuatro entregas, cada una centrada en uno de los personajes masculinos de la familia Mountain.
La trama gira en torno a un conflicto que atraviesa las 4 entregas: el tío Rhett Mountain quiere explotar una mina de plata que ha encontrado en sus propiedades, lo que cambiará la forma de vida idílica de la montaña y del pueblo Great Peak. Sus sobrinos, Jedidiah, Carlisle y Chaz, deberán ingeniárselas para que esto no suceda, a la vez que conocen a unas mujeres muy especiales que acudirán a las cumbres por diferentes motivos. No puedo contar más.

Una cosa que siempre me pica la curiosidad es el tema de los nombres de los personajes. En tu caso, ¿cómo los bautizas? ¿De dónde surgen sus nombres?

Es algo que casi siempre hago al final, con la novela ya escrita. Mientras tanto se llaman ÉL y ELLA. No hay una explicación para esto, es otra más de mis manías.
Los nombres propios a veces vienen solos y otros son el resultado de una larga búsqueda. En el caso de los Mountain sucedió eso. Debían ser nombres que sonaran a montaña agreste, como Jedidiah.

Si llevaran al cine alguno de tus libros, ¿cuál sería? ¿Qué actores te gustaría que encarnaran a tus personajes?

Sería una idea estupenda...jajaja. Por vistosidad, “Bajo el Puente de los Vientos”. Es una novela que cuenta la Revolución Francesa en primera persona. En el papel de Isabel, la protagonista, pondría a Kirsten Dunst, que ya hizo un papel maravilloso en la película de Sofía Coppola, “María Antonieta”. En el del revolucionario Ethan, quizá a Michiel Huisman. Nada, vamos a buscar productor.


¿Alguno lo ves convertido en serie, ahora que están tan de moda las adaptaciones y que hay tantas plataformas que se lanzan a ello?

“Montañeros sería perfecto. No solo por la familia Mountain, sino por los variopinto de los personajes que viven en Great Peak, el pueblo donde se desarrolla la saga.

¿Tienes algún proyecto nuevo a la vista a parte de este nuevo que tienes recién publicado?

La saga Montañeros está prácticamente terminada e irá saliendo en los próximos meses. Una vez pulida retomaré “No soy Lizzy Bennet”. Y tengo en la cabeza una novela erótica muy especial. Por ahora hasta aquí puedo leer...jajaja.

¿Tienes personas de confianza a las que le das a leer en primicia tus libros para que te den opinión antes de mandarlos a ninguna editorial?

Siempre. Valoro mucho las opiniones de terceros y jamás he sacado una novela sin que haya sido leída al menos por tres personas. Suelo cambiar el perfil de estos lectores según la obra. Habitualmente son lectores de mis novelas, en los que tengo la confianza de que me dirán la verdad.

¿Cómo ves el panorama editorial ahora en España?

En plena transformación. Por un lado el sector editorial ha superado por ahora la crisis, está creciendo, al igual que los índices de lectura. Por otro, la autopublicación está generando nuevos modelos y está en plena efervescencia. Las cosas seguirán cambiando y creo que será en beneficio del lector.

Has publicado con Titania, Harlequin y autopublicado. ¿Qué te la llevado a la autopublicación habiéndolo hecho con editorial? ¿Qué experiencia es más gratificante para ti?

En mi opinión, las posibilidades de los autores hoy día son muy amplias y en mi caso quiero participar de ambas: autopublicación y editorial.
Mi experiencia con Harper Collins y con Titania es fabulosa. Las considero mis casas, mis editoriales. Por supuesto, volveré a publicar con ambas.

Déjenos usted todas sus redes sociales para que podamos acosarla bien.

Jajaja... por supuesto. Aquí van:
https://www.facebook.com/josedelarosa.v
https://www.instagram.com/josedelarosafr/
https://twitter.com/JosdelaRosav
https://www.pinterest.es/josdelarosa/

Para terminar la entrevista, ¿algún mensaje para tus seguidores/lectores?

Darles las gracias porque, sin lectores, lo que escribimos no sirve para nada. Un abrazo fuerte.

Muchas gracias por tu tiempo, y por ofrecerme la oportunidad de entrevistarte.

A ti. Siempre.

Libros del autor reseñados en el blog:

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

lunes, 25 de febrero de 2019

Sinopsis de Los reinos olvidados



Los reinos olvidados, segunda parte de Los cuatro reinos, de Paula Ramos está a punto de salir a la venta.
Aquí os dejo la sinopsis:
Ahora que el secreto ha sido desvelado,
Las tornas pueden haber cambiado.
Después de aquellos largos años,
Las amenazas que durante tantos siglos callaron,
Desde la tenebrosa oscuridad se alzaron.
La lucha de poder demuestra que nadie es quien dice ser.
El final ha llegado,
Esperemos que a ti no te hayan engañado.
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

Hecho en el cielo - Estefanía Jiménez


Sinopsis
¿Puede el juego egoísta e imprudente de dos seres superiores influir en la felicidad de las personas?
Las vidas de Celeste y el afamado actor Jake Smart ya eran bastante complicadas sin necesidad de que la sexy ángel Gabi y el granuja demonio Amon decidieran jugar con ellas.
Una apuesta y un deseo concedido como premio, ¿cómo no luchar por ganar aunque sea rompiendo las normas?
Desde que ángel y demonio firman su acuerdo, las vidas de los dos mortales se convierten en un torbellino de problemas, complicaciones y situaciones inverosímiles.
¿Estará su destino hecho en el Cielo?
_________________________________________

Por la portada este libro no me llamaba mucho, la verdad. Pero tenía este libro en casa desde hace algún tiempo y como voy a ir a un encuentro de literatura romántica en el que seguramente coincidiré con la autora, decidí darle una oportunidad y ver qué tal porque todavía no la conocía, literariamente hablando.

Hecho en el cielo me ha gustado, me ha enganchado desde el principio y me lo he leído muy rápido. Lo empiezas y cuando te quieres dar cuenta casi vas por la mitad. Está narrado en tercera persona y el pasado tanto la trama de Gabi y Amon como la de Celeste y Jake. Por cierto, Estefanía, como te gusta hacernos sufrir con el sufrimiento de los protagonistas. ¿Se les puede poner algo más en contra a estos personajes?

No sé cuál de las dos tramas paralelas me ha gustado más. Porque la del ángel y el demonio tiene su miga, aunque sea secundaria. Pero son ellos los que desencadenan todo lo que les pasa a Celeste y Jake. El juego que se traen estos dos entre manos tiene su chispa y tienen química entre ellos. Se nota que se gustan, pero lo esconden muy bien por estar en bandos distintos.

Por otro lado, tenemos a Celeste y Jake. A los dos les toca pasar por cosas que a nadie le gustaría. Porque si algo les puede salir mal, les saldrá peor. Qué pena me han dado en muchas partes del libro, con lo bonicos que son los dos y la buena pareja que hacen.

En muchas partes me ha resultado algo previsible, pero me ha gustado ir viendo la evolución y que se iban cumpliendo mis predicciones. En este caso no me ha molestado nada.

Me ha gustado también la forma de narrar de Estefanía Jiménez. Lo hace de forma muy amena, creando unos personajes con los que es fácil encariñarse.

Como os he comentado, se lee muy rápidamente y eso que es gordillo. Y como suele ser habitual en los libros de Kiwi, son fácilmente manejables y muy cómodos de leer porque son ‘blanditos’.

Hecho en el cielo ha sido una lectura que me ha sorprendido para bien, que me ha gustado con sus dos historias paralelas. Es ameno y fácil de leer ya que engancha desde el primer momento.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

viernes, 22 de febrero de 2019

Besos de libro #230 Cuando encontré tus alas



Dio un paso más sin dejar de observarme con expresión ardiente, de manera
que quedamos totalmente pegados. Casi olvidé cómo respirar.
—Voy a besarte —anunció de repente.
Quise gritar.
—¿Por qué?
—Porque me preocupa que las palabras no sean suficientes para que me creas. Y necesito que lo hagas.
Ni siquiera pude contestar. Me limité a coger aire y lo siguiente que supe fue
que los ojos se me cerraron cuando mi boca recibió la presión de la de Lucas. Contuve un jadeo. Me quedé quieta, sintiendo sus labios moverse lentamente sobre los míos, dejándome libertad para decidir qué quería hacer a continuación.
¿Que qué quería? Pues creo que en ese momento quería muchas cosas. Quería
huir de allí. Quería discutir con él. Quería separarlo de mí, quería que siguiera y quería no sentir lo que estaba sintiendo al notar su aliento enredándose con el mío… Eso era lo que más quería de todo.
Lucas decidió interpretar el hecho de que no me apartara como una señal para seguir adelante. Subió sus manos por mi espalda hasta cubrirla por completo y conseguir pegarme a él. Me sentía diminuta al lado de su cuerpo, cuya calidez traspasaba la tela que nos separaba. Se me escapó un gemido al sentir la excitación de Lucas pulsar contra mi vientre, y él aprovechó la oportunidad para enterrar su lengua en mi boca y reencontrarse con mi sabor.
Su lengua se movía de un modo que había olvidado. Y si lo había olvidado era
porque tal vez nunca me había besado así. Con fuerza, con alivio, con magia. La que conseguía borrar todo lo malo que nos rodeaba y me permitía perderme en aquel momento.
Poco a poco me fui dejando llevar y, mientras lo hacía, fui encontrando señales de que aquel Lucas que me besaba era el mismo al que tanto había querido en el pasado. Un sinfín de recuerdos empezaron a descargarse en mi cerebro, como si hubieran estado escondidos en una nube de almacenamiento virtual. Mi cuerpo se llenó de sensaciones que me pinchaban el pecho como un puñado de alfileres, y entendí que solo podría ignorarlas si seguía entregándome a lo que estábamos haciendo.
El beso continuó; húmedo, lento, hambriento. Lucas siempre había sabido besar. Pero con el paso de los años había aprendido a hacerlo sin prisa, con una devoción que conseguía confundirme.
Cuando noté su mano metiéndose debajo de mi blusa para sentir mi piel, me
estremecí y decidí parar. En el fondo no me arrepentía tanto de haberlo besado, pero no quería darle vía libre y que hiciese conmigo lo que le diera la gana. No quería que creyera que tenía unos derechos que no le habían sido concedidos.
Al separarnos, vi que el brillo de sus ojos se apagaba lentamente al procesar mi expresión abrumada. Mi respiración se encontraba acelerada, así que intenté calmarme un poco y no descontrolarme. Di un paso atrás, tratando de recuperar parte de mi espacio vital.

Cuando encontré tus alasAlejandra Beneyto

 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg

miércoles, 20 de febrero de 2019

Seb Damon 3 14 - Martin McCoy


Sinopsis
¿Imaginas vivir una historia digna del cine negro en una ciudad de la Luna? Tal vez te cueste imaginarlo, pero puedes leerlo. Cuando a un policía le echan del cuerpo, su primera opción es hacerse detective privado. Siempre ha sido así y, en el año 2048, sigue siéndolo. Da igual que vivas en una ciudad subterránea en la Luna con más de cien mil almas. Un brutal asesinato ha quedado sin resolver y la familia de la víctima quiere encontrar al culpable. Para ello contratan a Seb Damon, un detective privado novato que acaba de salir de la cárcel tras ser expulsado de la policía. Una historia a medio camino entre la novela negra y la ciencia ficción. Un viaje por lo peor del ser humano en la piel de un detective diferente. Una investigación trepidante en un mundo que no existe. Todavía.
___________________________________________

Si no me llegan a regalar este libro no lo hubiera leído. Esto es así, tengo que confesarlo y ser sincera porque la ciencia ficción no es lo mío y la portada no me decía gran cosa. Pero me lo regalo mi pata izquierda, Analí Sangar, hasta dedicado por el autor. Ella es así de maravillosa.

Hay que darle la oportunidad a los autopublicados que nos podemos encontrar auténticas joyitas. Como el caso que os estoy comentando. Por cierto, cuando leí el título por primera vez al ver 3 14 dije para mis adentros, 'anda el número π' y resulta que sí que es pero no por el número sino por otras razones.

Y el caso es que el libro me ha gustado porque más allá de la ciencia ficción este libro es una novela negra. Ambientada en una ciudad en la luna en un futuro más o menos cercano pero una novela negra, al fin y al cabo.

Seb Damon es nuestro protagonista, un policía al que han echado de cuerpo, por cosas de su vida que no os voy a contar para que os leáis el libro, que se mete a detective como forma de vida. Porque de algo hay que comer. Y todo esto no es ningún spoiler porque es lo que cuenta la sinopsis. El caso es que a Seb lo contratan para encontrar al culpable o los culpables de un asesinato con el que la policía está en punto muerto. Y allá que va él a intentar resolverlo.

El libro, para ser tan cortito, está muy bien desarrollado. No deja la sensación de que falte algo ni en la trama del mismo ni en la ambientación. El autor, Martin McCoy, nos da unas nociones básicas para situarnos sin aburrir de cómo es la vida en el año 2048 y de cómo es la ciudad de la luna en la que vive.

Está narrado en primera persona y en pasado por Seb. Y lo hace con ironía y mucha chispa, justo con es el personaje. Es el primer libro tanto del personaje como del autor. Espero poder leer más aventuras de este nuestro Seb porque creo que puede dar para mucho.

Tengo que comentar también que me he encontrado algunas erratas y alguna que otra falta de ortografía que se pueden y deben corregir para que el libro sea más redondo. Supongo que es la novatada que ha pagado el autor. Pero para el segundo libro (si lo hay) esto hay que solucionarlo, ¿vale, Martin?

Seb Damon 3 14 ha sido una grata sorpresa, una novela negra al más puro estilo de las películas de los años veinte. Y eso sin tener que descubrir al asesino porque lo sabemos prácticamente desde el principio.

¿Lo conocíais?
¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? 
Contadme
 photo 34fd7a51-3c8a-424f-aaaf-16546c7ad2a6_zpsdaed94d2.jpg